EL NOMBRE DEL VIENTO: VIAJES, ACCIÓN, MÚSICA, AMOR Y MAGIA

Con un silencio triple, así es como da comienzo el prologo que introduce El Nombre del Viento de Patrick Rothfuss y así es como quiero empezar yo mi nueva entrada de Blog: dedicándole un profundo silencio porque realmente lo vale.
Sabes que un libro es bueno cuando, desde la segunda frase, ya te ha envuelto como una manta y te aisla del mundo que te rodea;  es en ese preciso momento cuando sabes que te va a enganchar y no te va a soltar y te introduce en sus páginas con un abrazo silencioso. Por eso es por lo que quiero empezar este post mencionando ese silencio triple, porque es con un silencio profundo, de esos que luego son rotos con un magnifico rugido de reconocimiento, como yo quiero empezar a hablar de este libro.

Ese silencio de reconocimiento, ese silencio sepulcral que está presente en el momento de finalizar un acto, como una asimilación de lo vivido…  el silencio que se extiende un momento antes de que empiecen los aplausos… el relámpago antes del trueno… y es que, desde el prólogo hasta su última página el abrazo en el que te envuelve Rothfuss con su historia se merece no un silencio de apreciación sino tres, uno por cada uno de los días en los que la historia de la vida de Kvothe, su protagonista,  se narra. Yo estoy por el primer silencio aunque el segundo ya ha salido a la luz y estoy deseando envolverme en él y aislarme de todo lo que me rodea para entrar en sus páginas.
Desde el primer momento que vi su portada y leí su contraportada ya quería leérmelo… es cómo esa sudadera que ves, o esos vaquero y piensas de manera automática: “se van a ajustar a mi”, pues igual pasa con algunos libros y con El nombre del viento fue exactamente lo mismo: quise leerlo en cuanto lo vi, incluso recomendarlo sin habérmelo leído, como si supiese lo que se iba a ajustar a mi y a mis expectativas, y así ha sido, no me ha decepcionado en ninguna de todas las que creé con solo leer su contraportada:
He robado princesas a reyes agónicos. Incendié la ciudad de Trebon. He pasado la noche con Felurian y he despertado vivo y cuerdo. Me expulsaron de la Universidad a una edad a la que la mayoría todavía no los dejan entrar. He recorrido de noche caminos de los que otros no se atreven a hablar ni siquiera de día. He hablado con dioses, he amado a mujeres y he escrito canciones que hacen llorar a los bardos. Me llamo Kvothe. Quizá hayas oído hablar de mi”.
Como he dicho: crea expectativas altas ¿verdad? Pero si creéis que son buenas la historia las sobrepasa sin ningún esfuerzo.
Tras el humilde posadero que aparenta ser, Kvothe es un hombre más joven de lo que aparenta porque como bien se sabe las apariencias engañan, el problema es que como dijo Andre Berthiaume: “Todos llevamos máscaras, y llega un momento en el que no podemos quitárnoslas sin arrancarnos nuestra propia piel” y Kvothe se enmascara tanto detrás de ser un humilde posadero que se ve incapaz de salir de ese rol y va perdiendo lo que ha sido, quedándose en, como cuenta el prólogo, “un hombre que espera la muerte”. Pero cuando se le brinda la oportunidad de recordar quién es o, mejor dicho, quién había sido, a través de un cronista itinerante que va buscando historias, lo hace y retoma una parte de esa vida que se había perdido.
Aun así aun habrá que esperar, fuera de El nombre del Viento, a sus otras dos partes complementarias para descifrar quién es Kvothe, el cual se plasma en las páginas de este libro como un auténtico enigma pues, tras esa máscara de amable posadero, se esconde toda una leyenda, como bien narra, en resumen, la contraportada ya citada. Y, como siempre pasa, tras esa historia también se esconde Kvothe, solo un hombre, de manera que se mantiene el círculo cerrado sin llegar a desvelar realmente quién es nuestro protagonista y, página a página, ese círculo cerrado se va abriendo cada vez un poco más y llegaremos a un joven huérfano, a un mendigo, un ladrón, un músico, un aprendiz de mago… como he dicho un hombre creador de historias y que la historia ha convertido en una leyenda.
Esta obra se ha ido extendiendo poco a poco y aunque llegó pasando bastante inadvertida ahora su autor se ha unido a los escritores de fantasía, un club muy selecto, y ha conquistado a la crítica y al público. Ahora el nombre del viento se oye en todas partes, aunque aun no sepamos de manera clara cuál es.
Patrick Rothfuss

 

Como fenómeno de literatura fantástica que ha creado Patrick Rothfuss es indiscutible y poco a poco ha ido aumentando su número de seguidores y si lo está consiguiendo es gracias a la buena argumentación, la luz propia que tienen los personajes, bien construidos y firmes, claros que van conformando con claridad y firmeza, con sus propias características, la historia. Está escrita con muy buen pulso, de eso no hay duda.
El esquema del que partimos es el que ya conocemos de siempre, tanto que el autor hace que su personaje se burle incluso de su propio comienzo cuando va a contar su historia: un niño se salva de una matanza en la que pierde a su familia y desde entonces vive para aniquilar a los asesinos. Lo dicho, la historia es ya sabida, contada en un ambiente medieval, del pasado… y es en ese ambiente, donde hay capas y espadas, seres mitológicos como dragones y donde la gente se reune en torno a hogueras y oradores de historias pasadas o fantásticas de imperios, dioses y seres de otro mundo, donde el héroe crece y aprende a manejar la magia para enfrentarse a aquellos que mataron a su familia. Pero no es solo magia, también hay honor y amistad, una lealtad profunda y, por supuesto, como en toda historia que se precie, hay amor y enemigos, así como muertes violentas rodeadas de misterio. Así Rothfuss crea una obra donde la fantasía no niega la realidad.
Es un libro fantástico que solo puede haber dado pie a otro tan bueno o aun mejor, aunque de El temor de un hombre sabio ya hablaré cuando caiga en mis manos… de momento hago un avance del mismo con una frase de Kovthe, que refleja muy bien el tipo de personaje que es ya desde el primer libro: indomable hasta la médula y con sus objetivos muy claros a pesar de ser tan joven:
Soy el mejor músico que jamás conocerás o verás desde lejos -dije con una calma forzada-. Y soy Edena Ruh hasta la médula. Lo que significa que mi sangre es roja. Significa que respiro aire puro y camino por donde me llevan los pies. No me arrastro ni me acobardo como un perro ante nadie por el hecho de que tenga un título. Eso lo interpretan como orgullo quienes se han pasado la vida lamiéndoles el culo a los demás.
Impresionante, ¿no es cierto? Si queréis conocer a un personaje con el alma inquebrantable no lo dudéis, dejad que Kovthe os cuente su historia y os conquiste, como ha conquistado ya a tantos lectores. Uniros a esta espera ansiosa porque salga el tercero y final de la saga. No os arrepentiréis ni os defraudará.

* Las imágenes de este post han sido obtenidas de las fuentes de imágenes de internet.

Anuncios

4 comentarios en “EL NOMBRE DEL VIENTO: VIAJES, ACCIÓN, MÚSICA, AMOR Y MAGIA

  1. Bei dijo:

    He llegado hasta aquí saltando de blog en blog,de tumbrl en tumbrl y de persona en persona.Hace mucho que quiero leerme estos dos libros y todavía no he podido (no me los puedo comprar y con los últimos exámenes de la carrera tampoco los podría leer) pero con tu crítica es que me dan más ganas aún de leerlos.
    Un saludo y ánimo con el blog,muchas veces nadie te escribirá y otras quien lo haga será alguien que se aburre tela y sólo quiere molestar;pero mientras escribas para ti merecerá la pena =)

    Me gusta

  2. Lucía Berruga Sánchez dijo:

    Carai Bea! Muchisimas gracias x tus palabras 😀 y por ser la primera en comentar!!! No sabes la ilu que me ha hecho y seguiré tu consejo claro, que seguro que en algún momento me toca alguien así u.u
    Y por supuesto si mi crítica te ha animado aun más a leertelos FANTÁSTICO ^^ Me siento muy honrada de haber conseguido tal reacción jeje, si te los lees pronto (o después de exámenes) por favor pasa por aquí para dejar tu comentario y opinar 😉
    Yo con el segundo me pasa igual… con mayo a la vuelta de la esquina prefiero ni tirar de la hucha para comprarlo… pero en cuanto termine a saco!
    Muchas gracias de nuevo y espero que si te conquistan como han hecho conmigo aportes tu opinión 😉

    Me gusta

  3. Bei Painkiller dijo:

    Oh gracias por contestar ^^ Tengo planeado leermelos en Junio,que después de graduarme no tengo nada que hacer hasta que empiece a estudiar el MIR.Y me alegro de que te haya hecho ilusión,a mí también me hace ilu cuando veo que alguien me ha comentado en mi cutre blog xD Saludos desde Cádiz 😀

    Me gusta

  4. Lucía Berruga Sánchez dijo:

    De nada! ^^ tu entra cuando quieras, faltaría más 🙂 bienvenida serás. Estuve cotilleando los tuyos, me gustan ^^ con tu permiso voy a seguirte, que esto funciona cuantos más mejor 😉
    Muchísimo animo para esta dura época y por supuesto para empezar con fuerza el MIR! Yo tras terminar mi carrera me tocará el máster… aqui cada loco con su tema XD
    Saludos desde Madrid para ti también! Y dale un saludo al mar de mi parte 😉 q lo echo de menos jeje
    Un abrazo!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s