DANZA DEL VIENTRE EN @NIMARTE

Un espectáculo de música, danza y color

Después de casi un mes sin dar suministros al blog por exámenes y sus consecuencias como no ir a ningún sitio o falta de lecturas, falta de visionados de cine… ayer, viernes, salí por San Fernando de Henares a ver un espectáculo de Danza del vientre del grupo Almunshakeen, baile que he practicado sin mucho éxito pero que nunca había visto representar fuera de las habitaciones de baile y que, sinceramente, durante esta actuación me gustó mucho.
El lugar donde se practicó fue @nimarte Espacio Joven, un local dedicado a animar a la juventud a expresar su talento en público que está situado muy cerca de la parada de San Fernando. Sin duda una gran iniciativa para que los artistas, bailarines, músicos, etc.  se den a conocer  e investiguen ese ambiente.

El espectáculo de baile que empezaba a las 21:00 en si mismo duraba media hora pero iba acompañado de magia por lo que en total duró una hora y, tras el baile, también hubo un concierto de música pop por parte de dos jóvenes: Javi y Alexis. El primero, a manos de su guitarra, cantó un par de canciones en solitario antes de que se uniese su compañero y en ellas se apreció perfectamente una voz limpia y bonita, con una entonación más que aceptable.


También había entretenimiento para los más pequeños que desde las 19:30 podían disfrutar de juegos de pista y juegos gigantes (un castillo hinchable) en el espacio entre la terraza de @nimarte y la Escuela de música y danza, todo ello acompañado de te gresco a disposición de quien gustase. También se hizo dentro de @nimarte una exposición fotográfica de algunas de las actividades de este curso. La idea de este Espacio Joven, con estas actividades de acceso completamente gratuito y libre, era hacer una festividad a la llegada del verano y fin de las clases

Alberto Asecas en la terraza de @nimarte

No sé si debía a que se celebraba la llegada del verano pero el hecho de que el espectáculo se realizase en la terraza planteaba dudas sobre si el sitio estaría preparado para eventos como este tipo de exhibiciones. Con todo consiguió reunir a un pequeño grupo de personas de diferentes edades, aunque predominaban los niños en torno al escenario montado.  Si bien es cierto que los trucos de magia dirigidos por el, vamos a llamarlo mago, Alberto Asecas dejaban mucho que desear hicieron reír a los más pequeños,  aunque los aplausos fueron mermando a medida que realizaba sus, también vamos a llamarlos, trucos.

Lo que era la estrella y expectación de aquella festividad eran las cuatro bailarinas de danza del vientre del grupo Almunshakeen: Ingrid, María, Rocío y Jaded.
La actuación se dividió en siete bailes donde las chicas salieron solas o en parejas con distintos trajes a hacer su número y fueron realmente increíbles. En el primero se notaba el nerviosismo pero según se fueron metiendo en la música y la danza las actuaciones resplandecían por si mismas.

En el primer baile salieron María, Rocío y Jaded de rojo y dorado con una vela en cada mano, consiguiendo un aire mágico que se entremezclaba con los movimientos de sus faldas y el hecho de que fuese al aire libre también le daba su toque, pues así con el viento sus faldas vaporosas oscilaban y recalcaban la sensualidad de los movimientos.

De derecha a izquierda Jaded, María y Rocío
En el segundo baile salió Ingrid sola con un vestido en dorados y negros y con un bastón, lo que se conoce como un Saidi. Fue un baile con mucho más movimiento que el anterior, más rápido y con más ritmo y francamente quedó perfecto, al menos a los ojos del público, ya que cada movimiento parecía grácil y preciso.
El tercer baile también fue en solitario y lo llevo a cabo Rocío, que no vestía de la manera típicamente oriental, sino con un vestido corto de lunares. Sin embargo su toque oriental era una Melaya, un gran pañuelo negro que acompañaba todos sus movimientos y que también le daba nombre al tipo de baile que hacía. Fue un baile diferente al resto, pero no por ello fue menos bonito.
El cuarto baile también fue un solo de Jaded quien bailó con una falda rosa un baile de grandes contrastes entre unos movimientos lentos y sensuales durante la estrofa musical pero marcando un gran ritmo durante el estribillo, mediante varios giros consecutivos. Dinámico y hermosos Jaded se movía con unos movimientos fluidos y serenos que gustaron mucho a todos los espectadores.

El quinto baile también fue en solitario. Ingrid, quien hizo el primer solo de la noche, nos engatusó con un juego de color entre el rojo y el blanco realmente hermoso. Su habilidad para combinar sus movimientos con los giros del pañuelo que usaba como contraste y gracia para su baile denotaban un gran talento.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
El sexto y penúltimo baile lo llevaron a cabo María y Rocío y deleitaron a todos con un baile donde el objeto que acompañaba sus movimientos era un sable. Un ejercicio de gran dificultad que sin ninguna duda ellas supieron hacer y presentarlo con toda naturalidad como si fuese tan fácil como respirar. Con una música rítmica bailaron con los sables y llevaron a cabo un gran espectáculo marcado por los juegos de equilibrio de ambas chicas.
 
Rocío y María
 


Por último se cerró la actuación también con un dúo donde Ingrid y Jaded hicieron un baile de Tribal Fusión. El término Tribal Fusion se utiliza para describir un estilo que incorpora elementos de diferentes bailes étnicos (como el hindú, el flamenco, las danzas africanas, etc.) En otras palabras, se pueden incorporar elementos de varias danzas, pero, se denomina Tribal Fusion porque la mayoría de los elementos básicos que definen la Danza Tribal, son los que predominan en la ejecución del baile. Los movimientos de ambas se entremezclaron de una manera muy armoniosa e introdujeron ejercicios de flexibilidad que dejaron al público muy impresionado. Sin ninguna duda fue una gran actuación final que gustó a todos y cerró de manera perfecta la sesión de baile.

Sin duda estas chicas son todas unas artistas en la Danza del Vientre y poco a poco, sacando todo el tiempo que pueden de su vida diaría, siguen practicando este tipo de baile, pues lo importante es seguir haciendo lo que les gusta y enamorando a la gente con sus movimientos. Puede que haya personas que piensen que hay que regular la danza oriental para que solo bailen las mejores pero desde luego yo considero que para fomentar la cultura y el arte hay que ser constante, da igual que lleves dos meses o dos años bailando, o pintando, o haciendo fotografía… practicando y día a día, con actuaciones como las de estas chicas y como las que fomenta @nimarte son las que hacen que las actividades a favor de la cultura y del arte se mantengan.
Aquí os dejo el enlace al blog de la bailarina Jaded, donde encontrareis entrevistas, reportajes y fotografías  sobre la Danza del vientre.

* Todas las imágenes de este post han sido hechas por Lucía Berruga (L.B.)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s