LOSAR DE LA VERA: UN LUGAR PARA DESCANSAR RODEADO DE NATURALEZA Y TRANQUILIDAD

El pueblecito de Losar de la Veraes un lugar de gran belleza que se sitúa en la zona central de la Comarca natural de La Vera, en la provincia de Cáceres. Este pueblo, lleno de encanto, limita al norte con la provincia de Ávila, al Este con el municipio de Viandarde la Vera, al Sur con el río Tietar y al Oeste con los municipios del Guijo de Santa BárbaraJarandilla de la vera y Robledillo de la Vera.  Todo ello hace que las cumbres y valles que rodean Losar tengan un verde que proviene del agua que lo rodea.

Se suele decir que al agua es vida y este es un pueblo muy vivo, por el que el agua circula entre fuentes de piedra y sus propias calles, así no es de extrañar que este lugar se presente con gran cantidad de vegetación, usando sus propios arbustos para presentar una decoración única, podándolos en forma de animales, de personas, de jarrones… hasta el punto de que, al entrar en el pueblo, este se autopresenta con su nombre podado en los arbustos, un arte que sin duda es uno de los toques mágicos de este lugar que ya nos habla de lo que podremos encontrar en él: gran cantidad de naturaleza y un paraje natural del que poder disfrutar.


Estuve en Losar de la Vera a mediados de julio, justo antes de las fiestas, pero lo cierto es que ya lo conocía de antes pues pasé parte de mi infancia yendo de veraneo con mis padres y porque estuve allí como hace cinco años con mi pareja, como en este verano. Por ello lo que en este post pretendo es hablaros un poco de todo lo que se puede encontrar y hacer por esa bella tierra, tanto lo que permiten tres noches, cuatro días (mi último viaje) como si vais ya una semana, ya que es una tierra que da para sacar todo su jugo, en especial si te gusta el senderismo y descubrir cosas nuevas.
 
Lo primero que habría que destacar de Losar es que es un pueblo que ha sabido conservarse con el paso del tiempo, todo sigue casi igual que cuando era niña, y por supuesto cuenta con sus zonas centrales que todo pueblo se precia de tener: la plaza principal con el gran pilón en medio donde reside la gran iglesia de piedra conocida como La Iglesia de Santiago Apóstol construida a finales del Gótico, cuyo interior, articulado en tres naves, tiene una decoración bastante bonita.
 
De la plaza sale la que siempre ha sido mi calle favorita: la Calle del Agua, una calle por la que, como bien indica su nombre, transcurre una corriente de agua limpia canalizada a través de un cauce empedrado de cantos, lo que produce un constante sonido de agua en movimiento muy agradable. A mí me encanta pasar por ella e incluso, si puedo, meter los pies en sus aguas frías y transparentes para avanzar hacia la plaza notando los cantos bajo mis pies.

Este riachuelo artificial pasa por la Casa de la Cultura, que es la sede de la Universidad Popular de la localidad donde se desarrollan actividades de formación, orientación, información y entretenimiento para los distintos sectores de la población. Es una construcción muy bonita, con balcones de madera y pintada en amarillo que resalta sobre las demás casas del pueblo al ser una construcción bastante nueva.

Como todo pueblo posee su ayuntamiento que está situado más en la periferia del pueblo. Entre este y el pueblo se sitúa otra plaza principal con otro gran pilón que contiene en sus aguas peces de colores y en torno al cual hay varios bares que siempre tienen alguna que otra persona tomándose algo en sus terrazas veraniegas. En ellas se puede tomar un granizado fresquito, refrescos, unas cañas y acompañarlos de alguna que otra ración, incluso de hamburguesas pues uno de los bares se dedica a ello y la verdad es que están bastantes buenas. 
 
Lo bueno que tiene el pueblo es que la carretera la rodea por lo cual es fácil llegar a cualquier lugar de Losar desde cualquier parte del mismo, así bajando por la avenida  a la derecha encontraremos por el paseo más bares y restaurantes para comer, entre los cuales destaca mi favorito al que siempre he ido y al que siempre iré: El Niño
En este restaurante se puede comer de menú todos los días por 10 euros por persona, además la comida es casera y está muy buena. Los domingos atrae a mucha más gente porque hay, a demás de los platos de siempre, migas y paella; como nosotros fuimos entre semana no pudimos comer estos platos pero si disfrutar de los que siempre tienen en el menú: de primero entre otros sirven deliciosos macarrones con queso, gazpacho natural fresquito, ensaladilla rusa o, uno de mis favoritos, sopa de patatas, deliciosa aunque no del todo apta para el verano (aunque yo no pude evitar pedírmela a pesar del calor) y de segundo tienen un delicioso filete de pollo, picadillo de magro y también varios tipos de pescado.
En total la carta consta de unos 10 primeros y 10 segundos a elegir, todos los segundos incluyen ensalada y patatas fritas en el plato, y todo es de primera calidad. Está delicioso todos los platos y por eso una noche más especial mi pareja y yo fuimos allí a cenar para lo cual pedimos unas raciones: un revuelto de setas que estaba delicioso porque tenía toques de jamón, así como el importante hecho de que las setas fuesen naturales, unos calamares y unas mollejas en un cuenco de cerámica para que guardasen el calor, que venían con una salsa picantita de verduras que estaba deliciosa.

Las raciones son un poco más caras, salen a uno 6 euros cada una pero desde luego no escatiman en tamaño y son bastante grandes, por lo que con un par a compartir has cenado de sobra. De verdad que lo recomiendo al 100% pero ya no solo por la comida, sino también por el trato de sus dueños: una gente super amable y atenta que te hacen sentir como en casa. Inmejorable, de verdad. 

Por supuesto también tenéis un Día y un Spar para hacer la compra por si, como en nuestro caso, tenéis nevera y microondas en el alojamiento donde estéis y no queréis gastaros dinero en salir a comer o cenar fuera.
Lo cierto es que estos sitios tienen más movimiento por la tarde-noche, cuando ha bajado el calor y te puedes sentar en la terraza al fresquito de la brisa.  Uno de los mejores sitios es la Heladería artesanal situada en la Calle San Isidro, lugar donde hacen el helado de leche artesanal, delicioso donde los haya, muy fresquito y tradición de allí, no puedes pasar una noche sin tomarte uno, al menos yo no puedo. Eso sí, hay que tomárselo muy rápido porque se deshace muy rápido debido a que es todo natural, de verdad que merece la pena.
Todo esto respecto a comidas, respecto a dónde alojaros para hacer de vuestra estancia un viaje de lo más agradable os recomiendo el lugar donde estuvimos mi pareja y yo: El rincón de Vicente, un hostal encantador con las habitaciones decoradas cada una con un motivo distintos, pintadas muy bonitas, con baño propio y aire acondicionado, así como con una cama muy grande y confortable en la que descansamos de maravilla. 

El toque genial era lo que ya os he comentado antes: el tener nevera y microondas propio, ya que eso hace que puedas hacer la compra una vez y apañarte para el resto de los días sin tener que salir a comer fuera. Fue una estancia de lo más agradable, los dueños son gente muy maja y simpática y el hostal es una monada, recién reformado, muy bonito. Además la habitación incluye desayuno y desde algunas ventanas se puede ver la montaña, en especial desde el apartamento de la planta superior, que es para cuatro o seis personas (el doble de las habitaciones normales).

Fuente http://www.elrincondevicente.es/

Nuestra habitación fue la que representaba en su motivo pintado la Sierra de Gredos, en morados y azules como veis en al foto de arriba a la izquierda, preciosa la verdadl. Inicialmente habíamos cogido la de Bali (imagen de la derecha), pero cuando nos enseñó las habitaciones el dueño (aprovechando que era entre semana y dio la casualidad de que estaba vacío) no pudimos evitar quedarnos con la de Gredos.


El precio son 50 euros la noche con desayuno incluido, el cual es muy abundante: zumo de naranja, pan para hacer tostadas, mermeladas de fresa o melocotón, mantequilla, una loncha de jamón york y de queso por persona, patés y bollería variada. Muy bien de verdad, si vuelvo no tengo ninguna duda de a donde tengo que ir. 
Por supuesto hay más hostales en Losar, está El Brezo con vistas también a la montaña y con una pequeña terracita para sentarse por la tarde, confortable y bonito en su sencillez. Es un sitio con encanto, aunque no tan cuidado, pero os dijo por experiencia que la gente que lo lleva es muy maja. Cuando estuvimos hace como 5 años eran unos 35 por noche sin desayuno ni nada, pero este año ya eran 45 y la verdad nos compensaba por precio el otro ya que incluía el desayuno y lo de la nevera, a pesar de que los dueños se portaron de lujo con nosotros cuando estuvimos.

Fuente:  http://www.hosteriafontivieja.com/

Otros hostales disponibles pero de los que no os puedo dar mi opinión porque no he estado son el Hostal Vadillo (al lado del Ayuntamiento) y la Hostería Fontevieja, situada más en la periferia del pueblo, con un gran jardín y piscina propia para bañarse, tiene muy buena pinta aunque obviamente, al ser más un hotel es más caro que el resto de hospedajes. También es una casa rural (para 25 personas) al igual que hay otras en el pueblo, y también hay cerca del pueblo dos campings para los que les guste el aire libre al lado de Cuartos, la principal garganta de Losar, que son el Camping Godoy y el de Camping Garganta de Cuartos.

Lo siguiente de lo que me gustaría hablaros es de las rutas y lugares donde bañarse y de los que se puede disfrutar en un lugar como Losar. Lo primero que habría que decir de las rutas es que toda la información te la dan en la caseta que está en la plaza del pilón del ayuntamiento o sino en este último ya que la caseta solo abre viernes, sábado y domingo, por lo que si vais entre semana id directamente al ayuntamiento. Lo segundo sería destacar el hecho de que lo que te van a dar de información no está lo que se dice bien señalado ni explicado, por lo que es normal que te surjan dudas a la hora de hacer las rutas respecto a de dónde salen y por dónde hay que ir, por eso os aconsejo que las analicéis bien antes de meteros en una ruta difícil, ya que están hechas más para la compañía de un guía (cuyos números también te proporcionan) que para echarse al camino uno solo.
 
Por supuesto hay muchas rutas agradables que hacer y algunas de ellas desembocan en Cuartos, nosotros por ejemplo hicimos una muy sencillita pero porque la recordábamos muy bonita: la del Puente del Portón y el Camino de los Lomoshasta llegar  a este paraje verde, una ruta sencilla donde las haya pero que hace unos años era más bonita que actualmente ya que antes se recorría mucho campo y monte y actualmente es sobretodo camino asfaltado para que los coches tengan acceso a las fincas. Bonita es solo la primera parte, hasta llegar al puente y un poco pasado este, convirtiéndose posteriormente en un camino todo asfaltado que pierde su encanto al carecer casi de árboles y la frescura del monte, se salva porque ofrece unas bonitas vistas del monte y también del pueblo.
 
Una vez que llegéis a Cuartos allí os podréis relajar en sus amplias pozas de agua fría y cristalina que son una auténtica maravilla. El gran puente de piedra del siglo XV crea una gran profundidad dentro de sus agua ideal para bucear e incluso, para los más valientes, saltar desde las rocas altas al agua.
En ocasiones se puede ver a algunos chavales saltando desde el propio puente, a pesar de que está prohibido por el riesgo que conlleva, pero aun con todo ellos saltan desde esa gran altura llegando  hasta el lecho del río.
 
Es un lugar para ir temprano si quieres estar tranquilo pues debido a que es uno de los lugares más turísticos en seguida se llena de gente debido a los campings cercanos y los restaurantes de la zona. Aun así, si queréis explorara más, río arriba, a la izquierda y derecha hay varias rutas para ir subiendo en busca de pozas más tranquilas y sin tanta gente. 
 
Es así como podemos encontrar esta preciosa poza que os pongo en la imagen  a la derecha, donde poder bañarse en compañía de grandes peces y de los más pequeños que, curiosos, se acercarán a mordisquearnos la piel si nos quedamos quietos. Esta poza, al igual que otras río arriba, son de esos lugares mágicos rodeados de naturaleza y verde que uno no se puede perder, relajantes y tranquilos ya que como son lugares pequeños aunque haya gente nunca sobre pasa un gran número de personas. 

Para subir de Cuartos (al igual para bajar) hay una carretera poco transitada que sirve para que, en vez de la hora y media de la otra ruta, en 40 minutos hayáis subido al pueblo desembocando en una bonita plaza  con una estatua de cabras montesas hechas en metal que se encuentra en frente del Hostal El Brezo y del Día.
 
Otra ruta que se puede hacer, cortita pero un poco dificil es la que sube a La Herrera, desde la Piscina Vadillo. Esta piscina es completamente gratuita, hecha sobre el propio lecho del río sin romper su continuidad pues el río baja el agua hasta ella y de ella sale para continuar con el río, lo único que detiene el agua entre la piscina y el río que la sigue son unas pesadas puertas de metal azul a modo de presa, que aguantan el agua y crean una pisicina deliciosa, profunda y con las piedras del propio río como suelo de la misma, por lo que hay que saber por dónde tirarse para no darse con ninguna. La piscina también tiene otra más pequeña también de agua natural conocida como la guitarrilla por tener forma de guitarra, con un tobogán y una pequeña fuente que suelta agua continuamente en la pequeña piscina, ideal para los más pequeños. 
 
El camino que lleva a esta  piscina tiende una duración de una media hora andando, saliendo del pueblo por la Calle el Castañar que se cruza con la del Venero donde hay otra de las fuentes más famosas de la zona. De esta forma y una vez allí, al igual que con cuartos, si andamos río arriba subiendo por riscos y piedras pues apenas hay camino, por la zona de la izquierda saliendo de la piscina, llegaremos pasada la media hora a este precioso rincón de la montaña, casi intacto ya que poca gente lo conoce. En él encontremos una poza preciosa, a la que el agua llega gracias a dos cascadas sucesivas que hacen del lugar un auténtico paraíso; el agua crea un sonido constante y relajante, la poza es suficientemente grande y tiene zonas donde no se hace pie… una delicia en toda regla. Hacía mucho que yo no iba pero la verdad es que estaba más bonita de lo que la recordaba, si es que eso era posible.
En este lugar podremos disfrutar de una preciosa fauna campestre que, debido a la poca gente que hay, se desarrolla con naturalidad y rodea al caminante como si hubiese crecido con la naturaleza de toda la vida. Lo más conocido de los ríos son las libélulas y los brillantes y coloridos caballitos del diablo, llenos de colores vibrantes en azules, rojos o verdes que revolotean la charca posándose en las plantas más cercanas. 
 
También podremos encontrar las famosas culebras de agua, las cuales también veremos en Cuartos, que nadan por el lecho profundo del río y a cada rato salen a la superficie (momento en el que las podremos ver), así fue como pudimos coger una, de tamaño pequeño, a la que sumergía cada poco tiempo para evitar que se secara demasiado, ya que eso las pone nerviosas. Lo cierto es que es bastante típico encontrarse culebras de agua aunque cada vez menos pues la gente las mata, ignorando que no son peligrosas para nada y que no atacan al ser humano o, simplemente, porque les dan asco. En sus tiempos llegué a coger culebras de más de un metro, fuertes y preciosas que luego volvíamos a devolver al agua, pero este año me he tenido que conformar con una pequeñita que, espero, crezca grande y bonita como las de antaño. 
Otra ruta de la que os quiero hablar es una que no es propiamente de Losar pero que si recomiendo hacer para todos los amantes del senderismo, es algo más larga que las demás que os he dicho (unos 10 Km de ida) pero bastante moderada en lo que a su dificultad se refiere ya que es por caminos, os hablo de La Ruta de Carlos V que parte de Jarandilla, concretamente de la zona del Parador, y que llega hasta Cuacos de Yuste, donde podréis contemplas y visitar el precioso Monasterio de Yuste (imagen de la izquerida) y sus jardines. Esta ruta se llamó así debido a que fue la ruta que el propio emperador siguió desde Jarandilla hasta el monasterio para pasar los dos últimos años que duraría su vida.
 
Para llegar a Jarandilla tendréis que coger un autobús que os llevará desde Losar hasta allí y a partir de ahí buscar el parador y las indicaciones de la ruta, no es nada difícil ya que está estupendamente señalizada aun así a continuación os marcaré un poco los puntos más significativos de la ruta. Aprovechando que el camino parte del Parador aprovechad para echarle un vistazo ya que es precioso, e incluso si os apetece gastaros un poco de dinero y os sobran días acercaos a comer allí porque en pocos lugares se come tan bien como en los paradores y el de Jarandilla es una auténtica maravilla, estuve en su momento comiendo y todos sus productos son de una excelentísima calidad, claro que tal excelencia así como el lugar histórico en el que estás hay que pagarlos. Aun así el parador merece la pena echarle un vistazo, es precioso y sus jardines también.
 

Esta ruta es muy bonita o por lo menos lo era cuando la hice porque pasa por muchos caminos y por varios lugares de los pueblos que es importante ver como la Iglesia de San Agustín de Jarandilla o sus zonas de baño similares a las de la garganta de Cuartos atravesando el Puente del Parral (imagen de la izquierda), también hay zonas muy verdes ya que el camino nos llevará por distintas zonas donde los robles crecen formando pequeños bosques. 

También pasaremos por numerosas fincas y entraremos en el pueblo de Aldeanueva de la Vera, donde cruzaremos el arroyo Cepeda y tendremos que cruzar sus puentes, desde los cuales veremos el río formando preciosos saltos de agua en mini cascadas. De Aldeanueva no se puede dejar de ver la Iglesia de San Pedro ni la Fuente de los Ocho caños, lugares por donde la ruta nos llevará.  

 
Continuando siempre de frente en dirección a Cuacos y cruzando el puente del Tejar llegaremos a la zona de Santa Ana y la localidad de Cuacos donde ya solo tendremos que dirigirnos a la Calle de los Hornos para encontrar una carretera con acera, fácil de ver que conduce hacia el Monasterio. Puede que aquí os parezca un poco lioso pero si pedís el mapa y toda la información en el ayuntamiento ya veréis que es muy fácil, además de que está muy bien señalizado, si eso lo único Aldeanueva donde sí que nos perdimos un poco para salir del pueblo a la ruta de nuevo, pero porque en vez de por una calle nos metimos por la paralela hacia abajo.
 
Fuente Patrimonio Nacional

Lo peor de la ruta es la subida hasta el monasterio porque es muy cuesta arriba pero la llegada merece la pena pues el monasterio es precioso y se empezó a construir en 1402 aunque se fue ampliando a lo largo de este siglo y del siguiente. De estos siglos, XV y XVI son la iglesia que hoy conserva y los dos claustros, uno gótico y otro de tiempos renacentistas. A mediados del XVI cuando Carlos V decidió acabar sus días en el monasterio la historia del mismo se alteraría, convirtiéndolo en una parte importante de nuestra historia que, en 2007, fue declarado patrimonio europeo.

Como veis en las imágenes es una auténtica belleza.

Fuente Patrimonio Nacional

Ya no me queda nada más que contaros, una vez que os he hablado de las zonas típicas del pueblo, de los alojamientos disponibles, de dónde comer y las rutas y lugares que visitar ya os he desgranado todo el encanto de este bello pueblo. Lo único que me queda, y por introducir algo más de gastronomía típica, es mencionaros el pimentón, de gran calidad y cultivado y hecho por la gente de allí donde podréis adquirirlo a muy buen precio. Un condimento especial para los platos que cocinemos y que nos recordarán esa bella tierra.

Solo me queda deciros que este es uno de esos lugares que nunca te cansas de visitar, con rincones preciosos como el de la imagen que os pongo a la derecha, llenos de vida, de flores, de agua y naturaleza.
Todo en Losar es reflejo de la bella tierra que nuestros pies pisan y así lo reflejan ellos con sus verdes parques y sus bellas fuentes como la de Fuente vieja, que permiten al transeúnte dar un buen trago de agua limpia y fría para aliviar el calor del sol. Losar da paz al que lo visita y le ofrece mil sitios en los que descansar, reposar y olvidarse de la ciudad, es un sitio idóneo para niños y mayores que satisfará a quien quiera conocerlo y también a los que quieran volver para seguir disfrutando de esta maravilloso lugar… porque yo, a pesar de haber estado varios veranos allí, siempre querré volver a Losar y a todo lo que ofrece, que es mucho.
* Todas las imágenes de este post, exceptuando aquellas en las que cito su fuente, han sido hechas por Lucía Berruga Sánchez (L.B.) o Alberto Oliva Rodriguez (A.O.R)

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s