Portada la isla del tesoro La Joven Compañia

La Isla del Tesoro se vuelve feminista gracias a La Joven Compañía

La Joven Compañía pronto abandonará la gran aventura que es La Isla del Tesoro, la cual se ha vivido con intensidad en los escenarios del Teatro Conde Duque de Madrid desde el pasado 24 de enero. Entre barcos, tabernas, ron, piratas y mapas del tesoro sucede esta maravillosa obra de teatro adaptada a los tiempos actuales, con acierto, de su novela original. En ella se desvelan todos sus secretos al espectador y permite mostrar la codicia y la ambición, sin dejar de lado la fragilidad humana, el poder de la amistad y el amor; convirtiendo La Isla del Tesoro en una obra de teatro donde veremos desplegarse emociones muy intensas.

Teatro La Isla del Tesoro Setevenson

Esta obra de Stevenson, del siglo XIX, cobra vida gracias a la adaptación de la autora británica Bryony Lavery y a la versión de José Luis Collado (dirigida por José Luis Arellano), con un grito nuevo, fresco, actual y muy feminista: que las mujeres también necesitan aventuras. En torno a esta idea que empapa la representación, gira una obra de teatro fresca y que cautiva al espectador.

Seguir leyendo

Anuncios
Portada Una mujer desnuda y en lo oscuro Teatro Lara

Una mujer desnuda y en lo oscuro: el Teatro Lara homenajea a Mario Benedetti

poema Una mujer desnuda y en lo oscuroUna mujer desnuda y en lo oscuro, el famoso poema de nuestro querido Mario Benedetti (uno de los más grandes poetas hispanoamericanos de todos los tiempos), se ha convertido en obra de teatro para darle vida a las letras de, no solo este poema y de otros que conocemos por su repercusión sentimental, sino de muchos otros  menos conocidos, que el artista escribió y que nos dejó como legado para que podamos recordarle.

Una mujer desnuda y en lo oscuro es un viaje para el espectador, como bien lo da a entender un escenario que espera a su público lleno de maletas y apuntes de los viajes que Benedetti hizo durante sus diez largos años de exilio. Es por ello que, de manera amena y también emotiva (de vez en cuando divertida), Una mujer desnuda nos muestra los viajes del poeta desde una perspectiva física y sentimental.

Seguir leyendo

portada Los Caciques Teatro

TEATRO LOS CACIQUES: CUALQUIER PARECIDO CON LA REALIDAD ES PURA COINCIDENCIA…O NO

“LOS ESPAÑOLES NO PODREMOS SER FELICES HASTA QUE NO NOS LIBREMOS DE LOS CORRUPTOS… Y DE LOS CACIQUES”

A veces hay que empezar por el final para abarcar desde el principio lo que se quiere contar. Por ello he citado dos de las frases más reveladoras de la obra de teatro Los Caciques, de la que os voy a hablar a continuación.

La del título es la que da inicio a la representación teatral, mientras que la del subtítulo es la frase final que cierra una de las sátiras más aguda, más cercana y más divertida, aunque dolorosamente real, que he podido ver sobre los escenarios madrileños.

Seguir leyendo

Cartel Constelaciones Teatro

‘CONSTELACIONES’: LA VIDA TIENE INFINITAS POSIBILIDADES

¿Y si pudiésemos lanzar un dado 6.000  veces? ¿Qué pasaría? ¿Nuestra vida sería diferente? Quién sabe… ¿Y si existiesen varios mundos donde los momentos vividos pudiesen repetirse  y cambiarse ampliando los posibles finales de la historia? Esto es lo que nos plantea Constelaciones, la obra de teatro que ahora se representa en los escenarios de los Teatros Luchana hasta el próximo 31 de octubre.

cartel-constelaciones-teatroEntonces imaginaos que lanzáis ese dado, una y otra vez, tal y como Marianne (Inma Cuevas) le dice a Roland (Fran Calvo), para esperar al después: esperar a todas las variantes de una misma vida que, sobre unas líneas claves del amor mezclado con la mecánica cuántica, gira y cambia dando la posibilidad de decidir con qué versión quedarse… porque entre el nada y el todo las posibilidades son infinitas.

La magnificencia de la obra solo se hace posible con unas interpretaciones pulidísimas, donde las emociones están a flor de piel, cambiantes, duras y vivas, marcando los ritmos de lo que vemos sobre el escenario. Estamos ante una estructura narrativa cambiante que exige unas interpretaciones muy trabajadas para poder transmitir esas emociones y registros que hacen posible que Constelaciones exista por sí misma. Y lo logran, vaya si lo logran, pues a través de las 60 escenas en bloques que se repiten marcando las diferentes posibilidades que la vida de a sus protagonistas, surge una pieza de teatro extremadamente bien interpretada.

Seguir leyendo

Punk Rock La Joven compania

PUNK ROCK DE LA JOVEN COMPAÑÍA: DUREZA Y BRILLANTEZ EN ESTADO PURO

El sábado pasado, día 18 de julio, se puso fin sobre el escenario del Conde Duque a las cuatro únicas funciones que La Joven Compañía realizó de su obra Punk Rock a través de Los Veranos de la Villa. La obra se representó durante noviembre de 2014 aunque yo no tuve oportunidad de ir y consiguió atraer a más de 7.500 personas en las 33 funciones que realizaron, y no es para menos.

la joven compania Punk RockEl talento de estos jóvenes, menores todos de 26 años, no deja de sorprenderme. Desde su primera obra con Fuenteovejuna, así como la tremenda fuerza desplegada con El Señor de las Moscas, ya os venía contando el enorme trabajo y las perfectas interpretaciones que se realizan en ellas…  y es que La Joven Compañía ya se ha hecho un nombre, un nombre bien merecido, y se hace eco entre los amantes del teatro que no dudan en llenar las salas cada vez que sus jóvenes actores pisan los escenarios.

Punk Rock empieza impetuosa desde el primer momento, con canciones que poseen mucha fuerza, entre las que destacan las de Linkin Park, y que ya predicen el ritmo que va a seguir la obra. Desde el inicio se nos presenta un ecosistema pequeño: una sala de un instituto donde un grupo de jóvenes se preparan para los exámenes finales que harán posible que llegue el futuro que, algunos de ellos, desean y, otros, no saben afrontar; de esta forma veremos como el enfrentamiento con el futuro inmediato y con asumir el control de sus vidas, sumado a la presión del sistema educativo, de la familia y del grupo social que les rodea, hará que se desaten comportamientos fuera de la norma que se desencadenan en violencia, angustia y la frustración propia de los jóvenes.

Seguir leyendo

LA COMEDIA "DAKOTA" DE JORDI GALCERÁN ASEGURA LAS RISAS EN EL TEATRO LARA

 

El humor es importante para la vida, es muy fácil disipar los problemas con unas cuantas carcajadas en buena compañía, por eso, si os gustan las comedias y estáis de acuerdo con la risoterapia como un excelente mecanismo para crear beneficios mentales y emocionales Dakota os está esperando en el Teatro Lara
 
Con solo dos funciones durante el mes de mayo y otras tres durante el mes de junio quedan pocas oportunidades para poder disfrutar de la historia de Hipólito Jarama (interpretado por Joaquín Murillo), un dentista bastante famoso que un día sufre un accidente de moto y a partir de ese momento empieza a tener sueños que predicen el futuro. El primero de ellos lo tiene mientras está en coma tras el accidente, sueño que más tarde se hará realidad, lo que hace que se obsesione con esos sueños y más cuando en uno de ellos aparece su mujer Laura (interpretada por Yolanda Blanco), besándose con otro hombre (Luis Rabanaque), por lo que, a partir de ese momento, el único objetivo de Hipólito será comprobar si el presagio de su inconsciente se cumple en la realidad.
La obra, escrita por Jordi Galceran y dirigida por Carlos Martín, es un texto lleno de guiños a la fina línea que existe entre la realidad y la fantasía, entre la lógica y la paranoia: una línea en la que habitamos todos y que, más de una vez, quizás por el hecho de ser humanos, hemos traspasado… motivo por el cual el espectador se siente involucrado con lo que pasa en el escenario. Todo enfocado desde un punto de vista cómico y entrando en la neurosis de un hombre que siente que todo se le desmorona cuando cree presagiar el futuro que se le avecina, hace que reflexionemos sobre las neurosis múltiples que sufre y a las que es sometido el hombre contemporáneo.
 
Como un chorro de agua que le cae en las manos y le resbala entre los dedos sin poderlo controlar, Hipólito intenta adelantarse a ese futuro que sus sueños le desvelan haciendo que también nos planteemos si el intentar evitar lo que él cree que va a suceder no empuja, precisamente, a que la situación soñada se haga realidad. Ya se sabe lo que se dice: huir del destino es ir a su encuentro, e Hipólito intenta tanto averiguar si su destino es como el de los presagios que sueña, que con su insistencia plantea si no provoca que el destino acabe encontrándolo.
 
Desde que la obra comienza el tono de humor está presente en el escenario, con el primer sueño en el que aparece uno de los personajes como un guardia civil; este personaje será el que siempre marque que Hipólito está soñando y creará un clima de buen humor y risas entre los espectadores solo con aparecer en el escenario, pues será el vaticinio de que algo nuevo se avecina. El actor que interpreta este papel, Francisco Fraguas, hace las delicias de la comedia, su interpretación es fantástica, dando frescura  y movimiento a la historia.
 
También son excelentes las escenas a tres entre Hipólito, su mujer Laura y Guillermo (el que Hipólito cree que es el amante), especialmente las conversaciones a solas entre Hipólito y Guillermo: conversaciones de gran comicidad en un constante tira y afloja donde uno quiere saber la verdad a toda costa y el otro no tiene ni idea de lo que se le está hablando y no sabe cómo salir de la conversación sin liarla, porque él no puede saber nada, al fin y al cabo todo era un sueño ¿ no? Conversaciones que derivan hacia el famoso teatro del absurdo por momentos saliendo rápidamente de vuelta a la comedia.  
 
 
 
No quiero desvelar mucho más de la obra pues merece la pena verla: el lenguaje chispeante, las situaciones divertidas y ese contexto de reflexión unido a la risa hacen que el espectador disfrute la obra de principio a fin. 
 
Los diálogos, así como el humor, son muy inteligentes y los cambios en el espacio-tiempo sin salir del escenario, gracias a la iluminación y  a la clara identificación que la obra permite hacer de cada uno de los personajes, hacen de la historia algo profundo con un ritmo que no decae en ningún momento. Ello también se debe a los diversos sobresaltos que se escenifican y que saben guiar al espectador por donde desea, sin dejarle que se pierda por el camino y consiguiendo sacarle risas constantes que amenizan y relajan los  momentos de tensión del escenario.

 

En definitiva: grandes interpretaciones y risas aseguradas en el Teatro Lara para los espectadores que vayan los próximos días 3, 10 y 17 de junio a verla y a disfrutar del buen teatro, y créanme, tanto disfrutarán, que no tendrán ganas de marcharse a casa.
 
* Todas las imágenes de este post han sido cedidas por la Agencia de comunicación Desde mi butaca comunica 
 
 

"EL PRINCIPITO" SALE DEL LIBRO DE PAPEL PARA TRANSFORMARSE EN TEATRO Y DANZA

 

No conozco a nadie que no conozca la obra literaria de El Principito, sus frases míticas como “Lo esencial es invisible a los ojos” siguen a día de hoy escritas a fuego en la vida de muchas personas, como un mensaje que se transmite de padres a hijos y que deja un rastro profundo. Por eso nada me parecía mejor que aprovechar mi mañana del domingo pasado para ir a ver la representación teatral y de danza de El Principito en el Teatro Cofidis Alcazar. El espectáculo, creado por el reconocido bailarín y coreógrafo internacional José Tirado, ha adaptado esta obra de literatura que ha encandilado a generación tras generación, al lenguaje y sensibilidad para que los niños, a partir de la edad de 4 años, puedan disfrutarla y entenderla. Así, de una forma teatral, se integran sobre el escenario los distintos personajes de la obra a través de la coreografía, un abanico de estilos de danza y los audiovisuales.
Un elenco de artistas de altísimo nivel que bailan poniéndole movimiento a la obra y haciéndolo a través de diferentes estilos: desde el clásico más virtuoso hasta la danza contemporánea, la acrobacia o el “contact”, una técnica de danza basada en la improvisación, la cual parte de los diferentes puntos de contacto físicos convirtiéndola en una de las formas de baile más conocidas y características de las formas de danza postmodernas; todos ellos enfocados a que los niños puedan apreciar los diferentes lenguajes corporales para incorporarlos a su bagaje cultural mientras disfrutan de las aventuras y los secretos que El Principito tiene que ofrecer.
 
 
 
Lo cierto es que El Principito es una de esas historias que llevan dejando huella desde hace mucho, por lo que no es de extrañar que la representación también lo haga, gracias a la fuerza y energía del baile, a la música y a la representación tan cuidada que lleva a que este extraordinario niño, que aparece en la tierra para cambiar la vida de un aviador, pueda además cambiar las de todos aquellos que están viéndola gracias a que los valores humanos más puros que poseen las páginas del libro y que trascienden más allá de ellas no se pierden sobre el escenario… sino que son resaltados a través de la música y las coreografías. La amistad, el amor, la justicia, la comprensión, la humildad, la sencillez, la belleza, la solidaridad y la esperanza son transmitidas con gran ternura como solo lo podría hacer el propio principito, en lucha contra esa vanidad, falta de imaginación, egoísmo y afán de posesión que el mundo posee y demuestra y que, además, nos introduce en una profunda incomunicación entre nosotros.
 
 
 

 

La imagen del niño que todos fuimos, donde la sencillez prima sobre la necesidad de poseer cosas, nos devuelve parte de esa inocencia que hemos perdido al crecer e introducirnos en el mundo de los adultos. Una obra hecha para niños pero recomendada para los padres, donde estos disfrutarán al mismo nivel que los más pequeños, además de poder hacerlo también de una escenificación perfecta de la historia. 

Ya no somos niños y quizás por eso mismo la obra tiene su encanto para todos los públicos porque, siguiendo la frase mítica de “Lo esencial es invisible a los ojos”, el hecho de que el espectáculo esté enfocado a los niños hace que los más pequeños de la sala se rían de algunas cosas que hacen los personajes, lo que crea un ambiente mucho más distendido. Tened en cuenta que un adulto no ve ni procesa igual las cosas que un niño, en cuya mirada prima la sencillez, por lo que al empezar la representación yo no era capaz de ver la esencia de la obra, el poder emotivo y tierno que empezaba a desplegar; sin embargo, gracias a la risa de los niños que aderezaban las primeras narraciones de la historia y el encuentro entre el piloto y el principito, pude meterme de lleno en la historia y relajarme. Por eso más segura que nunca sé que esta representación es para niños, un espectáculo familiar, que hará que todos disfrutemos y podamos llegar a conectar con esa parte esencial de la obra que es “invisible a los ojos” si no es por la forma de ver la realidad que tienen los niños.
 
Si debo elegir una parte de la representación me quedo sin duda con el baile entre El Principito y la rosa, que transmitía ese amor y cuidado por ella, a pesar de que huye de su planeta motivado por los problemas que tienen en su relación,  ya que no consigue comunicarse ni satisfacer sus necesidades; es por ello por lo que El Principito abandona su planeta y acaba en la tierra, pero, como suele pasar, a veces lo que buscamos está más cera de lo que esperamos y, sin darnos cuenta, intentando encontrarlo acabamos alejados de ello; y eso es lo que transmite a través de los movimientos del baile y de la música.
 
Y si debo resaltar algo que cambiaría quizás sería al bailarín principal que hacía de El Principito; no por su actuación, pues estuvo impecable, sino por la caracterización ya que El Principito (a nivel personal) siempre ha sido y siempre será un niño, cuya inocencia si bien es capaz de transmitir José Tirado a través de sus gestos habría quedado más adecuado en alguien más joven. Sin embargo la carrera profesional de este bailarín y coreógrafo (que además ha creado el espectáculo), aporta una gran experiencia y calidad en toda la obra que hace que ese pequeño detalle quede dejado de lado. 

En el elenco también están otros tres grandes profesionales del gremio: Antonio Jiménez Navarro, Haizam Fathy y Astrid Julen; por último, destacar a Antonio Villa, el actor que narra la historia y que dará voz a todo lo que ocurre sobre el escenario (cuando no lo hace la música).
 
 
 
Grandes interpretaciones, preciosos y cuidados bailes para deleitar a pequeños y mayores y hacer que recuperemos a ese joven comprometido que habita dentro de nosotros y que aún vibra si se lo permitimos, luchando por salir y devolver parte de esa inocencia que la absorbente maquinaria del mundo nos ha robado bajo nuestro permiso. Familiar, bonito y tierno, El Principito representa a través del baile, la música, el teatro y los audiovisuales, ese espacio donde los niños pueden encontrar su “mundo de sueños” donde emocionarse y descubrir la vida que se le ha otorgado solo por el hecho de ser niños.
 
Recomendado, cierra sus funciones la próxima semana, pero aun tenéis dos más por delante durante el fin de semana que no debéis dejar pasar. Os dejo partes de la obra en vídeo, para que si aun no os habéis convencido, podáis hacerlo:

* Todas las imágenes, exceptuando la de la cita del Principito que ha sido obtenida de las fuentes de imágenes de Internet, ha sido proporcionada por la Agencia de Comunicación Desde mi butaca comunica