Visiones

Martes 30 de junio de 2015

JURASSIC WORLD: EL PARQUE POR FIN ABRIÓ SUS PUERTAS EN LA GRAN PANTALLA

El famoso parque de dinosaurios, con el que todos hemos crecido y que fascinó tanto al público volvió a abrir sus puertas el pasado mes de junio y, una vez más, lo han hecho sin reparar en gastos. Jurassic World abrió sus puertas reavivando la nostalgia en muchos pero también abriendo alguna que otra herida en las expectativas de los espectadores, que parecen no haber sabido encajar el remake que se ha hecho de una de las películas más fundamentales del cine de los noventa: Jurassic Park.

Bajo mi punto de vista la secuela se merece una respetuosa ovación sin ser más de lo que esperaba ver: dinosaurios, entrenamiento, acción y pequeñas dosis de terror; aunque estando Chris Pratt y tras haberle visto en el gran film que ha sido Los guardianes dela Galaxia ya sabía que también tendría sus coletazos de humor incluidas en el guion. Sinceramente, y teniendo en cuenta que poco antes de ir a verla al cine, vi en televisión la flojísima tercera parte que fue Parque Jurásico III, me ha parecido excepcional, bien hecha y cuidando los detalles de la película original que ha conseguido lanzar esta cuarta parte a la fama.
Obviando los fallos científicos a mí me ha gustado, igual que me gustó El mundo perdido, la segunda entrega que realizó Steven Spielberg y que mostraba un lado diferente y distinto del mundo de los dinosaurios donde, sin cercas ni controles humanos, vivían en libertad; sin embargo parece que el genio que es este grandísimo director para muchos espectadores tampoco estuvo a la altura con la segunda parte del film original, como ahora tampoco parece estarlo Colin Trevorrow.
Creo que el mayor problema que ha tenido este último remake es que no crea nada nuevo por sí mismo, solo es una versión de la primera con una gran inversión en efectos especiales, por lo que muchos la han encontrado carente de sentido y vacía, no se han deslumbrado con la historia (pues efectivamente sigue siendo lo mismo de siempre), y por lo tanto han sido incapaces de encontrar en ella esa emoción e innovación que se halló en la primera.
Y yo, lo siento, pero no puedo evitar preguntarme ¿y qué esperabais? ¿Qué le achacáis? ¿Qué no es brillante? Claro que no lo es, no puede serlo porque para que una película sea brillante (bajo mi punto de vista) tiene que ofrecer algo nuevo, fresco, con un argumento distinto a todo lo anterior y Jurassic World no cumple ninguno de estos requisitos; ahora bien, lo que sí es Jurassic World es una película de aventuras, entretenida, bien hecha, con unos efectos visuales impresionantes y unos dinosaurios muy cuidados que hacen el papel que, oh sorpresa, han hecho siempre: escaparse de su jaula y perseguir a la gente para comérsela.

Pero sobre todo lo que yo creo que es Jurassic World es un homenaje a la aclamada Jurassic Park y, aunque cabe la posibilidad de que lo haya hecho para poder salir airosa ante tan altas expectativas, creo que el nuevo director toma el relevo a Spielberg sin ningún problema y, por supuesto, mucho mejor que el director de lo que fue la última secuela.

El toque de Spielberg, que estuvo a cargo de la producción y supervisión, se deja notar a largo y ancho de la película, lo que hace que los detalles en toda ella estén muy cuidados y no dejen nada al azar, haciendo constantes guiños a la película original que se deja ver en todo su esplendor, especialmente cuando aparece con su espectacularidad de siempre la banda sonora característica de la saga, lo que permite volver con cierta nostalgia nuestro regreso a la Isla Nublar. 

Respecto a las actuaciones no hay nada excesivamente destacable ya que los actores principales dan lo que se pide de ellos; aun así me gustaría decir que la actuación de Bryce Dallas me resultó mucho más completa que la de Crish Pratt ya que él se pasa la película sin cambiar de expresión y con un aire de machito superior que chirría bastante, tanto o más como los tacones de ella que en ningún momento se quita. 
Ambas actitudes me parecen topicazos que sobraban por todas partes, al igual que la supuesta relación de amor que tienen… pero bueno, ya sabemos que sin historia de amor a día de hoy parece que no puede haber cine. Aun con todo creo que las actuaciones son pasables y que la de ella supera a la de él, sacándole mucho más partido a su personaje pues pasa por distintas fases de evolución a lo largo del film, convirtiéndose de la orgullosa directiva del parque a una mujer de acción capaz de afrontar situaciones de peligro.
Aun así lo mejor de las actuaciones es la utilización del humor, que se esparce a lo largo de toda la película como un recurso constante situándose en puntos estratégicos de la trama y que da las dosis de ligereza necesarias que esta necesita para no sobrecargarse con las escenas de acción, todo ello sin romper el ritmo del film.
De los niños no puedo decir mucho, solo que parecen ser un elemento muy recurrente sin el cual parece que las películas de dinosaurios no podrían existir. En este caso nos sirven como hilo conductor de lo que está pasando cuando el dinosaurio protagonista, el Indominus Rex que ha sido modificado genéticamente se escapa y acampa a sus anchas por el parque matando a todo lo que se pone a su paso.

Por todo ello, puedo decir, que aunque Jurassic World carece de esa chispa original que a todos nos hizo sentir la película de 1993, es lo que esperaba y por lo tanto no me ha decepcionado. Resalto además  una idea que se me ocurrió mientras la veía que sale de boca del personaje de Bryce Dallas que dice que al público le siguen gustando los dinosaurios, pero hay que seguir ofreciéndoles algo nuevo para que sigan volviendo; esta película es más de lo mismo, pero con más dientes, y esa es la novedad, ni más ni menos aunque su esencia se podría resumir precisamente a eso: seguir atrayendo al público para que sigan disfrutando del mundo de los dinosaurios sin reparar en gastos y un poco más reales gracias a las nuevas tecnologías.




Viernes 27 de febrero de 2015

EL DESTINO DE JÚPITER: EL NUEVO TRABAJO DE LOS HERMANOS WACHOWSKI PARA LA GRAN PANTALLA


Ni corta ni perezosa supe en seguida que iba acabar yendo a ver esta película al cine. La razón número uno se debe a que mi pareja es un amante de la ciencia ficción, y la segunda es que en mi opinión, si quieres ver efectos especiales, es mejor verlos en la gran pantalla y a ser posible a un buen precio. Es por ello que los miércoles son mi días favoritos para ir al cine, ya que a 4,50 la entrada cualquier película en la que se tenga un mínimo de interés por ver se vuelve cercana al bolsillo del espectador.
Así pues fui a verla el pasado miércoles y, como siempre que voy a ver ciencia ficción, iba sin saber qué me iba a encontrar. Lo mejor hoy en día es no ir con expectativas, ni buenas ni malas, al cine y menos en lo que a ciencia ficción se refiere, pues te puedes encontrar de todo.

El destino de Júpiter tenía y tiene dos o tres cosas buenas que me convencían para ir a verla: la estética, que prometía; los directores de la misma, pues ya se sabe que los hermanos Wachowski revolucionaron el mundo del cine con Matrix; y los actores.

Empezaré por el último punto: los actores. Si bien es cierto que a la actriz principal Mila Kunis solo la conocía por su actuación en Cisne Negro, ello no me impide creer que la muchacha tiene un gran potencial, especialmente físico, pero creo que se le da mejor hacer el papel de chica sombría y misteriosa que de damisela en apuros (papel que juega a lo largo y ancho de la película). De esta forma vemos su verdadera fuerza y valor interpretativo cuando ha de enfrentarse al villano y tomar cartas, de verdad, en todo el asunto que es esta historia que la concierne a ella y solo ella.

Por otro lado está Sean Bean, a quien siempre es un placer ver en pantalla, me parece un buen actor, aunque sin excesivos registros. Sin embargo la guinda estaba para mí en el papel que realiza Eddie Redmayne, a quien recientemente se le ha otorgado el Oscar a mejor actor por su papel principal como Stephen Hawking en La teoría del todo; tenía ganas de verle de malo ya que hasta ahora no había tenido la oportunidad, y la verdad me parece un actor joven con mucho potencial que está abriéndose paso a un ritmo vertiginoso, lo que hace esperar un fantástico a futuro a su carrera como actor.

Por supuesto también estaba ChanningTatum, a quien no había tenido el placer de ver  actuar y menos en la gran pantalla, pues las películas que ha hecho del tipo Infiltrados en la universidad se alejan (por no decir que salgo huyendo en dirección contraria de ellas), del tipo de película que, uno, pagaría por ver, y dos, me despierta un mínimo de interés como para si quiera perder una tarde en verla cómodamente desde mi sillón. 

Supongo que el elenco de actores, mejores o peores pero conocidos, y que el trailer me llamó la atención (a mi pareja más obviamente), fueron los motivos que me movieron a ir a verla.  Lo cierto es que se puede saber si una película tiene posibilidades de ser decente cuando el trailer te está contando algo que tiene sentido, en este caso así es: La historia cuenta que la raza humana no ha nacido en la tierra, no al menos como nosotros creemos, sino que la tierra, como planeta fue elegido por las industrias Abrasax, una de las dinastías más poderosas del universo porque, oh sorpresa, no estamos solos en este cosmos infinito en el que nos movemos. 

El caso es que la empresa la llevan tres hermanos: Balem Abrasax (Eddie Redmayne) es el mayor y es el que controla el planeta Tierra, será el que lo inicie todo cuando quiera matar a la protagonista Júpiter Jones (Mila Kunis) a pesar de que ella no es más que una limpiadora que, como siempre, resulta ser mucho más cuando se descubre que es miembro de la realeza a la que pertenecen los hermanos Abrasax y que, por lo tanto, puede reclamar la tierra y hacerse “propietaria” de ella. Este es el motivo por el que su vida se pondrá en peligro de muerte y por el cual aparecerá Caine Wise (Channing Tatum) un ex-militar y cazador, manipulado genéticamente, que será el encargado de protegerla.

Está claro que el guión no está pensado para que los actores se luzcan, motivo por el cual las actuaciones en sí mismas no valen mucho,  ni siquiera la de Eddie Redmayne que hace me malo “flojillo” y parece más enclenque que otra cosa; sin embargo los villanos aquí no tienen por qué ser malos malísimos, según términos estrictos, sino jugadores de ajedrez: hábiles estrategas que sepan manipular a su adversario para que entren suavemente en las trampas que preparan a lo largo de toda la película. Porque lo que Balem Abrasax y sus hermanos buscan es poder, no es otra cosa, y para ello comercian con lo más valorado del universo: el tiempo. Balem es un hombre de negocios cruel a quien no le importan las vidas con tal de poder lograr sus objetivos, es malo pero no pretende dar miedo, ni siquiera intimidar, solo demostrar una falta de escrúpulos total cuyo punto de ebullición llegará al encontrarse con la protagonista. 
Él y la política que rige su mundo me parecen un reflejo muy acertado de toda sociedad que se mueve con un único objetivo: seguir acumulando lo más valiosos que ellos creen tener. Cuando solo la avaricia nos mueve y cuando nada más importa que nuestros propios intereses se entra en un juego de poder que afecta, en este caso, a todo el universo.
Sin embargo, a pesar de que las actuaciones no sean brillantes y de que el guión no oposite a best seller del año la historia está bien construida, se entiende y no deja hilos sin atar. Está bien pensada y los personajes guían la historia sin problemas, enlazando escenas y permitiendo que sigamos su evolución, aunque realmente los únicos que evolucionan algo son Júpiter y Caine; porque esta película, además de una película sobre poder y dominio de unas razas sobre otras o de unas clases sobre otras, es una película con una historia de amor que hará de hilo conductor de todo lo que va ocurriendo: Júpiter la verdad es que, quitando que es comprensible que la situación la desborde (pasa de ser una limpiadora de urinarios a estar en el centro de una guerra de poder), la pobre se va metiendo en una detrás de otra sin remedio y Caine, será el que, una tras otra, la ayude a salir adelante. Solo al final ya la muchacha tendrá algo más de iniciativa propia y tomará las riendas, cogiendo de una vez las cartas que la partida le ha dado para, a su manera, jugarlas.
Por último decir que El destino de Júpiter es, ante todo, una película de acción donde, escena tras escena, tendremos movimiento en la gran pantalla, a veces un poco caótica pero muy impresionante.

Con la estética cuidadísima se nos presentan criaturas y lugares extraordinarios, dignos de una mente prodigiosa que, como era de esperar, cumplen con lo visual de sobra, añadiéndole además una banda sonora de Michael Giacchino que, si bien es estupenda, también presentará rasgos de la extravagancia que estamos viendo en la gran pantalla, un tanto difusa, ya que hay escenas donde realmente cuesta ver lo que está pasando.  

Aun así yo la disfruté, no me aburrió, me pareció interesante y planteada desde una idea bastante inteligente. Visualmente espectacular y, desde luego, digna de verla en la gran pantalla. Merece la pena acercarse al cine y pagar por verla siempre que no se espere mucho de ella y se vaya pensando en disfrutar de cine de ciencia ficción muy cuidado que nos presentará una historia redonda, sin grandes matices ni muy rebuscada, pero que, al fin y al cabo, nos hará disfrutar de ella hasta el final.


Jueves 30 de noviembre de 2014



EN LA FIESTA DEL CINE: “EL JUEZ” Y “DRÁCULA: LA LEYENDA JAMÁS CONTADA”



Una vez más ha llegado la Fiesta del cine (fiesta que pone la sesión de cine al alcance de todos los bolsillos costando la entrada 2,90) y ha pasado de largo dejando salas a rebosar y colas interminables para comprar entradas y entrar a ver las películas; sin embargo ha habido ventajas respecto a la edición anterior que os conté: esta vez se podían sacar por internet y además numeradas, lo cual facilitaba mucho las cosas. Fue así como a pesar de sacar nuestros pases (mi pareja y yo) el segundo día de esta fiesta pudimos ver el martes la película de El Juez y el miércoles la nueva de Drácula.
La verdad es que la película de El Juez tenía ganas de verla, especialmente por los actores, tenía buena pinta aunque sabía que iba a ser una película sencilla, sin grandes altibajos ni sorpresas en el guión, incluso esperaba que fuese más pastel de lo que realmente me ha resultado. 
Todo empieza cuando el brillante y, aparentemente sin escrúpulos, abogado Hank Palmer (Robert Downey Jr.) debe regresar a Indiana tras la muerte de su madre, allí tendrá enfrentarse a un pasado que parecía haber dejado atrás en el que su padre (Robert Duvall), juez desde hace 42 años, juega el papel principal de sus frustraciones. 
Una relación difícil e imposible de superar les mantiene divididos incluso en un momento en el que ambos deberían necesitarse y mantenerse unidos, sin embargo todo inicia el proceso de cambio cuando ‘El Juez’ es acusado de un crimen; será entonces cuando ambos tengan que vencer sus propias barreras (lo cual no será nada fácil) e intentar que no condenen al juez por asesinato en primer grado. Hank se convertirá en su abogado con todas las consecuencias y, poco a poco, los pedazos de una familia que se ve a la legua que está rota irán volviendo a su lugar. 
Está claro desde el principio, incluyendo el tráiler, que es una película hecha para que los actores puedan lucirse, algo general en las películas de juicios, donde la trama puede sacar lo mejor de los actores que la componen. Lo cierto es que no son el género más cotizado ni el que más fans genera pero son fáciles de ver, entretenidas y, muchas veces, hasta sorprendentes, como es el caso de El Jurado o Las dos caras de la verdad, películas de juicios donde lo que importa es todo lo que rodea el haber llegado hasta el juicio, y donde las variables que están fuera de la sala condicionan lo que pueda pasar dentro de ella. 
Es fácil engancharse y seguir las películas de género judicial, y El Juez es un ejemplo más de este tipo de películas en el que uno sabe qué esperar de un guion, que si bien da menos giros que en otras películas de su mismo género, pone sobre la mesa lo mismo que las demás: testimonios, discursos, el enfrentamiento entre el fiscal y el abogado defensor, un interés oculto en las motivaciones de todos los implicados… y un largo etc.
De novedoso, claro está, es que el actor principal debe defender a su propio padre, y será el duelo entre padre e hijo, con sus respectivas y magistrales actuaciones, lo que le pone la guinda al pastel, acompañados por otros grandes actores en el papel de secundarios como son Billy Bob Thornton, el implacable fiscal del juicio y Vicent D’Onofrio, como hermano mayor de Hank; por no hablar de la fantástica Vera Farmiga como ex de Hank, con la que se reencuentra al volver a su ciudad. Muy destacable también es Jeremy Strong, que interpreta al hermano con retraso mental y pequeño de Hank.
Una película centrada en la importancia de los lazos familiares y en cómo el pasado determina nuestra vida futura, de forma que por muchos caminos que sigamos lo que arrastramos nos acompaña de por vida y, por tanto, deja claro que todos tenemos que volver a nuestras raíces para poder encauzarla. Con algunas dosis de humor muy necesarias y un buen puñado de escenas que calan hondo El Juez es una película con buen ritmo a pesar de que se hace un poco larga, que genera interés en su público y que se disfruta, además del hecho de que sus actores saben llevarla de sobra convirtiendo el guion en algo legítimo para verla incluso en la gran pantalla.
Respecto a Drácula: La leyenda jamás contada se podría decir que cumple con su misión sin problemas: entretenimiento en estado puro bajo la luz de unos bastante bien conseguidos efectos especiales. No es ninguna obra maestra y desde luego no pretende ser un film de terror, y por lo tanto eso no es lo que el espectador encontrará yendo a verla.
La película está hecha para contar la “verdadera” historia del Conde Drácula: Vlad Tepes (Luke Evans) es el príncipe de Transilvania y lo mantiene a salvo de forma pacífica, sin embargo su pasado es mucho más oscuro de lo que sus súbditos o su preciosa mujer Milena (Sarah Gadon) y su querido hijo Ingeras (Art Parkinson) pudieran pensar ya que antes se le conocía como El Empalador por aplicar este castigo a sus enemigos. Sin embargo de aquello ya han pasado 10 años, aquello fue en otra época piensa el príncipe, una época en la que peleaba del lado de los turcos al crecer con ellos, hecho que vino de la mano de su padre, que le dio como ofrenda de paz al anterior sultán  junto a otros 1000 niños; una época lejana pues todo está tranquilo y su hijo tiene la edad que tenía él cuando su padre le entregó a sus enemigos, con la diferencia de que él vive en paz.
Obviamente la historia da un vuelvo cuando, además de ir a por el tributo anual, los mensajeros del nuevo sultán (con el que en antaño luchó codo con codo) le dicen que este exige 1000 niños, además de a su propio hijo quién, como él, se educará al lado del sultán y aprenderá a ser un soldado como le pasó a él.
La historia se repite por tanto y él no puede consentirlo, la única manera que tendrá de evitarlo será acudiendo a una cueva en lo alto de la montaña y encontrarse cara a cara con la criatura que vive en su oscuridad: un vampiro (Charles Dance), que le convierte para que tenga la fuerza y la resistencia necesarias para pelear contra el ejército turco y poder salvar a los que más quiere.
Como siempre el precio de todo trato es muy alto, pero de eso trata esta película: de mostrar a Drácula como el héroe que fue al tomar estas decisiones y no como un monstruo, de desvelar el camino que le tocó recorrer para llegar hasta ese punto y de los motivos que le llevaron a ello. Por esto todo en la película está centrado en desarrollar al personaje principal: mostrar todos sus aspectos, sus luces y sus sombras como el marido y padre que es, soberano justo de su pueblo, en antítesis con el asesino que fue en su época de guerrero y con el monstruo en el que corre el peligro de convertirse.
Una mezcla entre la historia real o figura histórica que envuelve al personaje con detalles del personaje ficticio creado por Bram Stoker hacen de la película algo interesante que merece la pena acercarse a ver sin esperar nada espectacular y, por supuesto, nada terrorífico o sangriento.
Siempre pienso que todas las películas tienen un mensaje, incluso en géneros como el de Drácula. En este caso creo que la historia pretende plantear hasta dónde llegaríamos por salvar a nuestros seres queridos, hasta dónde podríamos quedarnos en la luz y no dejarnos seducir por la sombra si acceder a lo peor de nosotros mismos fuese la única forma de obtener fuerza para poder luchar por lo que crees justo. En definitiva: la eterna balanza entre el bien y el mal propio y ajeno, en este caso movido por la familia (lo más cercano a nuestro corazón siempre) que hace que Vlad se transforme en Drácula no porque quiera, sino porque es lo que él cree su única salida.
Cumple con lo que se espera de ella y entretiene al espectador, no se hace larga y sabe mantener el interés a lo largo del film; tiene por supuesto, y como no podía ser menos, ciertas dosis de acción que se mezclan con lo emocional para darle el equilibrio que necesita para ser taquillera sin ser una obra maestra. 



Domingo 14 de septiembre de 2014


LOS GUARDIANES DE LA GALAXIA: MARVEL BRILLA CON LUZ PROPIA


Una vez más Marvel logra sorprenderme, una vez más la gran pantalla proyecta una buena película de mano de un grupo de superhéroes salidos de la prodigiosa mente del gran Stan Lee; y a pesar de lo reticente que me muestro siempre para ir a verlas y, sobretodo, a pagar por ellas, son de los pocos productos que salen de Hollywood por los que merece la pena invertir tiempo y economía en un momento en el que muchas personas andan sobradas de uno y faltas de otro. 

El estilo no ha cambiado y el tipo de personajes tampoco, si bien es lo más criticable: el hecho de que sigue la historia de siempre, similar a la de Los Vengadores presentando a una serie de personajes variopintos que, por separado y con unos intereses individuales, encuentran la forma de unirse y luchar por un bien ajeno incluso a ellos mismos. 
La mayor diferencia con Los Vengadores reside en el propio valor de los personajes, en su carisma, ya que mientras los de la saga Avengers son superhéroes de principio a fin (a los que nada les puede salir mal) aquí nuestros guardianes no son más que los típicos delincuentes de poca monta, inadaptados, que se las apañan como pueden… en definitiva: unos villanos a pequeña escala perseguidos por la justicia; he ahí el merito de su unión es lo que nos viene a decir el film.
Pero dejando la única pega que le sacaría, y es más por lo aburrido de que nos cuenten siempre lo mismo, hay que decir que este adjetivo no le pega nada a esta película que, sin duda, está hecha por y para entretener y que, desde luego, si no hace disfrutar al espectador es que este está fuera de órbita total o es que no es de esta galaxia (guiño, guiño); aunque claro, como para gustos los colores y teniendo en cuenta que, el hecho de crear una película en estos términos, puede hacer que se caiga en que algunos personajes no sean lo que se dice profundos, siempre puede que salga alguien descontento.

Sinceramente y a título personal a mi me parece que el quinteto está bien formado y equilibrado, no desentonan para nada entre ellos ¿tiene algunas lagunas en profundidad? Pues claro, pero no es algo que le quite valor a la película  ni se convierte en algo insalvable, pues Chris Pratt (Star-Lord) es el carisma personificado y va llevando al grupo, guiándolo a través de la historia, como el hilo conductor que hace que todo vaya cobrando sentido, y que parte del ya olvidado walkman,  en un mundo en el que todavía tiene menos sentido utilizarlo que en el nuestro donde lo digital, la nube, ha sustituido a una época distinta, no tan lejana pero que ya parece olvidada. Será esta máquina para escuchar música lo que nos presentará una banda sonora ochentera, lleno de matices del momento, dándole conexión a todo lo demás, desde el inicio hasta el final. 

Comparte el humor que se pretende plasmar en todas las películas de Marvel para arrancar alguna que otra carcajada o sonrisilla durante la película, y ello se consigue gracias, no solo a la figura central que lleva a cabo Chris Pratt, sino al resto del quinteto, entre los que destacan el duo a conjunto que hacen Groot y Rocket que son, respectivamente, un árbol incapaz de decir nada más que “yo soy Groot” en toda la película con una pequeña variante al final que no desvelaré, y un mapache zumbado, psicótico pero genial en sus expresiones, tanto físicas como orales. Es en  Rocket junto a Star-Lord donde más se hará notar el humor en perfecta integración con las aventuras y personalidades de los mismos.
Al otro lado están Gamora, la personalidad femenina, fuerte e independiente, que busca ser libre y que sin embargo necesitará una ayudita para poder lograrlo. Le da el punto sensual al asunto por la química que desprende junto a Star-Lord. Por último está Drax, el Destructor, quizás el menos profundo de los cinco, deja un poquito que desear siendo el más limitado… aunque eso no hace que desentone en el variopinto grupo.
Lo mejor es que el grupo se va conformando a medida que avanza la película y la trama, por lo que la presentación es inmejorable, se complementan entre ellos sin perder su personalidad y van sorprendiendo al espectador y empatizando con él, quizás en dicha empatía esté el hecho de que partimos de esos héroes menos conocidos, los héroes menores, relegados a un segundo plano a los que se les ha dado vida de forma magistral.
No podemos olvidar a los villanos: Nebula y Ronan que lo único que hacen realmente es ocultar al villano principal, Thanos, que se “esconde” hasta que llegue el momento adecuado tras un malvado que se suma a la larga lista de malvados ya vistos, que, qué raro, tiene como fin último destruir el mundo (o en este caso la galaxia), para lo cual nuestros héroes (si, ya se ha dicho: de poca monta) tendrán que unirse para lograrlo.
Bien construida de principio a fin, coherente, divertida, todos los personajes que intervienen añaden al coctel la dosis necesaria de ciencia ficción, aventura y comedia para llegar a ese gran final donde la espectacularidad de las escenas no decepciona, haciéndolo sin excederse con efectos visuales de calidad que, especialmente en momentos puntuales, harán las delicias de los amantes de este tipo de películas. En acción resalto la fuga a mitad del metraje y la emocionante batalla espacial, espectacular en la gran pantalla.
Un buen guión que deja al entretenimiento fluir por sí mismo enmascarando los pequeños fallos que pueda tener y que crea un producto estelar como hacía  mucho que no se apreciaba en una película, lo que ha hecho de ella un triunfo en mayúsculas haciéndose con el taquillaje de los cines.
Para disfrutarla, si podéis no os la perdáis, que aun estáis a tiempo. 

Domingo 22 de junio de 2014



LAS PELÍCULAS QUE MARCARON MI VIDA Y ME HICIERON AMAR EL CINE



Siempre he preferido el reflejo de la vida a la vida misma. Si he elegido los libros y el cine desde la edad de once o doce años, está claro que es porque prefiero ver la vida a través de ellos” 

François Truffaut

Desde que era pequeña como a tantos otros el cine ha marcado etapas importantes de mi vida y ha conseguido aumentar mi imaginación, así como crear nuevos mundos que, si bien no han arraigado tan fuerte como los que me proporcionaron los libros con los que crecí, fueron capaces de despertar en mí el amor por el cine y por las películas que narraban la vida de personas distintas, con historias diversas que, de una forma  u otra, transmitían un mensaje, una metáfora sobre esa vida que vivimos.

Todos los personajes que se ganan nuestros corazones tienen algo que contar, los primeros que lo hicieron, fuera de las películas de carácter infantil o de Mi vecino Totoro que he de destacar como mi película favorita de cuando era más pequeña, los recuerdo de mi época del instituto con la película Tomates Verdes Fritos, de Jon Avnet, que cuenta una historia sencilla pero profunda que empieza cuando Evelyn Couch (Kathy Bates), una buena mujer en plena crisis adulta, visita a la tía de su marido con él en una residencia de ancianos, pero esa tía no quiere que esté con ella y Evelyn debe quedarse en la sala común donde conocerá a Ninny (Jessica Tandy), llena de vida a pesar de su avanzada edad y muy amigable, que le contará a Evelyn la historia de los Threadgoode, la parte central de la película que se irá compaginando con la historia del presente que vive Evelyn con su marido, con quien intenta recuperar la pasión, aunque sin mucho éxito por parte de él, y el amor por la vida.

La historia de los Threadgoode está conformada por Idgie (Mary Stuart Masterson), una chica rebelde marcada por una tragedia familiar que la lleva a ser independiente y diferente a todas las chicas de su edad: no va a la iglesia, juega el póker, viste más como un chico, con pantalones y camisa en vez de con vestidos, fuma y se dedica a la caza… su estilo de vida peculiar hace que su madre, preocupada, recurra a Ruth (Mary-Louise Parker) como último recurso para ayudarla, toda una dama de la época, siempre arreglada, sigue las reglas de la iglesia y lleva una vida adecuada correspondiente a lo que debe ser. Juntas se harán inseparables y aprenderán mucho la una de la otra, así con Ruth Idgie entenderá el valor de la verdadera amistad y crecerá como persona mientras que Ruth aprenderá lo que es tener un alma inquieta e inquebrantable. Todo ello bajo el trasfondo del problema racial en Alabama, que marcará también el desarrollo de la vida adulta de Idigie y Ruth.  



Dos personajes que merece la pena conocer junto a la historia de Evelyn que, de los propios valores de Idgie y Ruth narrados por la entrañable Ninny, encontrará la fuerza que necesita para reconducir su vida, creando una relación con ellas intensamente real a pesar de no haberlas conocido nunca, así como con su narradora, quien se convertirá en el punto clave de su vida también.
Como citas de esta película me quedo con Yo nunca me enfado, porque me dijeron que era de mala educación; pero hoy me he enfadado y ha sido maravilloso.
Y por supuesto con la más significativa: ¿El secreto de la vida? El secreto está en la salsa

Sin duda una historia llena de fuerza, amistad y amor, que incluso se permite un toque de misterio, así como de comedia… que hace valorar la amistad y las relaciones humanas, con el claro mensaje de que aquellos que conforman nuestra vida nos marcan convirtiéndonos en lo que somos.  

La segunda película de la que quiero hablaros hoy en este post es la de Grandes Esperanzas, concretamente la adaptación de la novela de Charles Dickens que hizo Alfonso Cuarón en 1998, película que fue y sigue siendo muchas veces, mi gran película por excelencia, y a pesar de ello, tras tantos años no sabría deciros porqué; no sé si por la historia de amor, o por la música que une, como un hilo conductor, los 20 años por los que transcurre la historia de Finn y Estella, o si es por la pasión devastadora que desprenden los personajes, por el arte en sí mismo como otro de los hilos conductores de la película, o si es por el poder de la educación y las terribles consecuencias de aquello que nos enseñan a ser en nuestra propia vida y en la de aquellos que nos rodean, aunque también podría ser por el afán de superación personal, que llega a superar incluso la diferencia de clases que hay entre los personajes o, simplemente, podría ser por ese menaje que lanza sobre el hecho de que ser quienes somos a veces es lo mejor que podemos hacer por nosotros mismos.
La química entre los actores principales, Ethan Hawke y Gwyneth Paltrow como Finn y Estella es palpable, pero su historia, que comienza en la infancia marca el principio de una relación tortuosa, especialmente para Finn que, enamorado de ella (o más bien obsesionado) a pesar de que sus condiciones de vida sean mucho más superiores, intenta constantemente convertirse en su igual, con el alto coste personal que eso implica, pues Estella ha sido educada para destrozar a los hombres, por una tía que fue plantada en el altar y que busca vengarse de los hombres a través de ella.
Finn será “contratado” por la tía de Estella para que juegue con su sobrina, aunque realmente busca que sea su entrenamiento; de esta forma ambos crecerán juntos, Finn pintando para ellas y aprendiendo a bailar junto a Estella, con quien se dará su primer beso.
La historia, que empieza desde el primer momento del film aunque al principio no se le de importancia, cobra mayor intensidad cuando Finn, abandonado por su amor sin ni siquiera una despedida, decide hacerse mayor y olvidarse de los sueños de la infancia, incluido la pintura, hasta que un benefactor desconocido le ofrece la oportunidad de exponer en Nueva York. Es así como Finn y Estella se volverán a reencontrar en la ciudad que nunca duerme, donde él por fin tendrá la oportunidad, piensa, de demostrarle que es digno de su amor y se encamina a convertirse en su igual.
Finn, que en el fondo sigue siendo un joven humilde e inocente, se verá de nuevo arrastrado a las profundas corrientes de Estella, que le llegarán de forma irremediable a lo más hondo.
Aunque yo no me he leído el libro lo que más se le ha podido criticar a esta versión es que el guión en sí mismo no es tan fiel al relato original de Dickens como otras que se han hecho, ya que pretende reproducirlo pero actualizado en el presente, en una época más actual y cercana que la planteada originalmente; sin embargo a pesar de ello mantiene su esencia y lo complementa con grandes actores como los ya mencionados, aderezado todo por la interpretación de Anne Bancroft y Robert De Niro.
Para terminar solo puedo decir que sin haber visto las demás y sin haberme leído el libro sé que no necesito hacerlo, pues la historia que cuenta esta película es inolvidable, acompañada de una banda sonora que te arrastra hasta dentro de ella, hipnotizante y fantástica, casi abrumadora, acompañando a una estética magnífica que permite adaptarse a la ensoñación que el guión va creando.
Os dejo dos de las mejores canciones que tiene para mi la película: Kissing in the rain:
Y Siren de Tori Amos:
De esta película me quedo con una cita que acompaña a la canción de Siren que he puesto: 
Transcurrieron siete años, dejé de ir a Paradiso Perduto, dejé de pintar, me olvidé de los ricos y de mis fantasías, y de la joven celestial que no me amaba; no volvería a sucederme aquello, había vislumbrado la realidad y elegí hacerme mayor

Y también os dejo otra que me encanta:
Aquella noche mis sueños se hicieron realidad y, como todos los finales felices, fue una tragedia que yo mismo había planeado, porque lo había conseguido: por fin había roto con Joe, con el pasado, con El Golfo, con la pobreza… me había inventado a mi mismo; lo había hecho cruelmente, pero lo había hecho, era libre

Una película sobre el destino, la fuerza del perdón, la supervivencia y la voluntad, el poder de los sueños y, ante todo, la magnificencia del amor no correspondido es lo que hace de esta película una de las más intentas, emocionantes y cargadas de significados que he visto nunca y que, seguramente veré.
No hay nada como las películas que ves mientras creces, cuando todo es más intenso y las hormonas están dando saltos, supongo que por eso estas dos son las películas más impactantes en mi vida, a las que siempre me remito si pienso en, no mi película favorita, pues tengo muchas… pero si en aquellas que me transmitieron de una forma más profunda su mensaje y que me hicieron crecer como persona, aunque solo fuese un poquito.


Viernes 31 de Enero de 2014


THE LAST OF THE NIGHTS: “LAS OBRAS AUDIOVISUALES SE HACEN PARA SER VISTAS”


Tras un largo recorrido recogiendo premios más que merecidos, entre los que destaca la nominación para Cannes, el corto de Luis Galán ya está en Internet disponible para el disfrute de todos

Puede que alguno de vosotros recuerde aun el post que hice hace más de un año (casi dos) sobre el corto de casi 21 minutos que hizo el equipo de Luis Galán, guionista, director y editor de The last of the nights, estrenado en el Café Moderno el pasado 5 de mayo de 2012.

Un corto que, como ya conté, se gravó a contrareloj en distintos espacios de Madrid, Guadalajara y Cádiz… todo para completar una pequeña obra de arte que costó un gran esfuerzo por parte de todo el equipo, pero que sin duda logró un magnífico resultado que ha sido reconocido por los jurados de medio mundo y que ahora, casi dos años  después de su estreno y después de haber estado recogiendo sus merecidos reconocimientos, está disponible para que todo el mundo lo vea a través de Internet.

Cuando terminé mi anterior post escribía que esperaba que llegase muy lejos para que pudiese seguir abordando a los espectadores en lo más íntimo y desbordando en la pantalla sin complejos, para que fuese vista y oída por los amantes del buen cine. Ahora ya es posible, aunque no hay dudad de que ha sido un trayecto largo hasta llegar a este punto, trayecto que desde luego ha merecido la pena pues por el camino ha ido formando un bonito ramillete con los premios obtenidos:

Festival de Cannes (Francia), 2013: Short Film Corner Selection.
American International Film Festival (Chicago, USA), 2012: Best Movie Shot on Zero Budget.

American International Film Festival (Chicago, USA), 2012: Best Director (Movie Shot on Zero Budget).

FICSAM (Faro, Portugal), 2013: International Fiction 3rd Place.
Cinemalaga (Málaga, España), 2012: Best Music Finalist.

Morbido Film Fest (Tijuana, Mexico), 2012: Official Selection.

FIC Hermosillo (Hermosillo, Mexico), 2013: Official Selection.
Feratum Film Fest (Tlalpujahua, Mexico), 2013: Official Selection.

Festival de Curtas na Rúa (Vigo, España), 2013: Official Selection.
Fantàstic Gore Festival Amposta (Tarragona, España), 2012: Official Selection.
Sustefest (Guanajato, Mexico), 2013: Official Selection.

Festival Cortos Rodinia (Valladolid, España),  2013: Official Selection.

Festival Joven de Huétor Vega (Granada, España), 2012: Official Selection.

Festival de Cine de Terror Aurora (Guanajuato, México), 2012: Screening out of competition.
Como decía merecidos todos ellos sin ninguna duda. Y así, sin más dilación aquí os dejos su trabajo, lleno de luces y sombras, cautivador y estimulante… espero que os guste y os llegue como me llegó a mí:

En enlace para VIMEO aquí
Y para verlo a través de YouTube aquí

Lunes 28 de octubre de 2013

LA FIESTA DEL CINE OFRECIÓ UNA OFERTA DE PELÍCULA PARA TODOS LOS PÚBLICOS

La semana pasada tuvo lugar la fiesta del cine, un acontecimiento que como ya anuncié en un post en el mes de septiembre, permitió asistir al cine por solo 2,90 la sesión lo que provocó colas masivas y llenos como no se habían vuelto a ver desde hace mucho en las salas de toda España. A pesar de que los de arriba sigan empeñados en que la culpa de que las salas no se llenen es de la piratería está claro que cuando hay un buen precio la gente se mueve, sino es más barato quedarse en casa y verla en el ordenador, obviamente, pero ha quedado remarcado que todos preferimos ver una película en pantalla grande si nuestro bolsillo se lo puede permitir.
Fuente: http://elpais.com/
Obviamente está claro que la acudida masiva que se ha desatado es porque solo duraba tres días y que si fuese algo permanente las salas tendrían mucha más afluencia pero no la cantidad que durante los días 21, 22 y 23 de octubre asoló los cines de las ciudades. En mi caso hablo de Madrid, especialmente del Cinesa de Príncipe Pío, aunque no fue el único cine en el que las colas desbordaron y las esperas tocaron la paciencia de los que tuvieron que aguantarlas horas. En el caso de Príncipe Pío lo peor fue que a pesar de las esperas para comprar las entradas estas no estaban numeradas por lo que tenías que situarte con tiempo en la cola del cine para su apertura para poder coger un buen sitio, porque si no te arriesgabas a tener un mal lugar y no poder ver bien la película… todo ello convirtió el asunto en una auténtica batalla campal que si bien le dio cierta emoción al asunto sí que creó algún que otro mal entendido entre tanta gente.

Sin embargo y con todo hacía muchísimo tiempo que no iba tanto al cine: vi cuatro películas en tres días y eso es lo que hoy os quería contar, haceros una reseña breve de cada una de ellas para que sepáis de qué tratan y qué podéis esperar de ellas.

El primer día, lunes 21, vimos mi pareja y yo la película de El Mayordomo a las 10 de la noche. Era una película que yo tenía ganas de ver, quizás fuera de la oferta no hubiese ido a verla a la gran pantalla porque el género dramático es un tipo de cine que creo que se puede ver en casa, pero sin embargo sí que me apetecía verla por lo que con bastantes expectativas cogimos las entradas. Lo cierto es que el tráiler era muy bueno, muy emocionante e intenso que da paso a una película que si bien está muy bien hecha e interpretada pierde con el desarrollo parte de esa emoción desbordante que nos ofrecía el tráiler.  La película está basada en la vida de Eugene Allen, mayordomo de la Casa Blanca durante 34 años bajo el mandato de ocho presidentes que ascendió a mayordomo jefe y fue invitado por Reagan a una cena de Estado. El alter ego de Eugene es Cecil Gaines, interpretado por Forest Whitaker, a través del cual y en primera persona veremos toda la historia al completo.

La película me ha gustado pero la considero poco arriesgada y convencional, dirigida a ser políticamente correcta cuando es una película con la que se podrían haber levantado ampollas. ¿Con esto a qué me refiero? No a que sea mala o que no tenga cierto poder para mostrar el panorama del racismo a lo largo de la historia de EE.UU., no es eso, sino que es muy académica, muestra sobre todo una cara positiva de todos los presidentes y aunque si que es cierto que impactan aquellas escenas de maltrato y acoso a los negros creo que podrían haber llegado mucho más allá, ya que toda esta perspectiva está vista desde los ojos del hijo mayor, que se niega a la segregación y lucha con un grupo por los derechos de la raza afroamericana como seres humanos que son.

Personalmente, nunca he entendido el racismo, no sé de dónde proviene el odio hacia una raza o cómo alguien se puede sentir superior a otro por el color de la piel, y en El Mayordomo, mientras las escenas de racismo y ataque contra los negros se desatan el espectador se sitúa ante una gran exaltación de la violencia y del odio racial que hace nos unamos e impliquemos aún más a los personajes y la trama en la que se ven envueltos. Es una historia basada en el drama aunque de manera bastante normal creo yo, pudiendo ahondar mucho más, y sin ningún tipo de humor si no fuera por el hijo pequeño de Cecil, que es el único punto de desconexión de la tensión emocional del film.

Tiene un gran elenco de personajes muy reconocidos, tanto en la representación de la sociedad negra como en la de la sociedad blanca y la élite del poder, cuya interpretación no deja lagunas en absoluto y, aunque la película es larga, las historias y las interpretaciones se van encadenando de forma que no se hace lenta y a penas pierde el ritmo en los 130 minutos que tiene de duración, por lo que la historia arrastra al espectador con ella desde el principio hasta el final de la misma.

Para terminar decir que aunque me ha gustado y me parece bonita, triste pero tierna, interesante y sólida, en conjunto me ha parecido floja y bastante politizada en el sentido de esa cara buena o positiva que se presenta de los presidentes estadounidenses; es muy académica y hay cierta condescendencia en la forma en que se narra la lucha por el avance de la raza negra y en contra del racismo… creo que intenta mostrar o reflejar esta lucha pero dejando de fondo en el espectador la idea de que  EE.UU. es un país que ha superado los problemas de racismo y desigualdades, en especial al terminar el film con la figura de Obama como presidente, cuyo giro (el hecho de que termine en este punto) se puede comprender por la historia que se nos narra a lo largo de la película, pero que se nos presenta como si fuese la cumbre de esa lucha, como la superación de todos los problemas raciales… y eso me parece una imagen falsa. Por ello, aunque me ha gustado, la considero edulcorada, sin el cinismo que creo que el tema debería haber reflejado en especial en la lucha de los movimientos negros; demasiado políticamente correcta, enfocada a ganar premios y que hace que el relato, para los que nos planteamos cómo son las cosas, pierda cierta veracidad.

El segundo día, martes 22, vimos Una cuestión de Tiempo, la comedia romántica de Richard Curtis que sin duda tiene merecidas las buenas críticas que se le han otorgado. Al igual que El lado bueno de las cosas, desde que vi el tráiler quise ir a verla, quizás tampoco hubiese ido al cine sino hubiese sido por la oferta, pero el caso es que fui y me encantó, me pareció fantástica, tierna, divertida… una historia de personas que narra la vida de Tim Lake (Domhnall Gleeson), un joven al que con 21 años su padre (Bill Nighy) le descubre el gran secreto familiar, que no es otro que el hecho de que los hombres de la familia pueden regresar en el tiempo a un momento determinado las veces que haga falta hasta poder hacer que todo salga bien. Así Tim decide dedicar su don a encontrar y conquistar su amor verdadero, que no será otra que la dulce y delicada Mary (Rachel McAdams) aunque no todo será tan sencillo como parece. A lo largo de la historia vamos viendo cómo Tim y su familia van evolucionando, cómo nuestro protagonista descubre las ventajas y las limitaciones de su poder y cómo con ellas puede cambiar o ayudar a las personas que quiere, a veces con un alto riesgo personal.
La película plantea la pregunta de que qué haríamos nosotros si tuviésemos esa segunda oportunidad, la oportunidad de cambiar las cosas. El protagonista se encuentra enfrentado a situaciones en las que podría hacer lo que quisiera de forma egoísta sabiendo que luego puede borrarlo y hacer como si no hubiese existido… y sin embargo es ese estar al límite lo que le hace tomar las decisiones que él cree que son correctas.
Una película que va mucho más allá del típico chico conoce chica, la caga y ha de hacer lo imposible por reconquistarla, jugando la familia un papel muy importante y con una gran carga sentimental que será un punto fundamental para poder desarrollar la trama del film, así como su interés romántico y cómico a la vez. Sin dudas me conquistó y sorprendió, me hizo implicarme con los personajes y con la historia que se cuenta, tocándome de lleno.
Como una manta cálida en invierno, ideal para verla en cualquier momento, creo que es una película que dejará huella gracias a su encanto. Divertida y entretenida tocará la fibra sensible de todo aquel que le dé una oportunidad, pues te hace ver lo importante que es usar el tiempo que tenemos para aquello que realmente puede mejorar nuestra vida como es, a veces y simplemente, una sencilla sonrisa al de al lado; de eso se trata, de valorar las cosas pequeñas y no dejarlas pasar.
Emocionante y emotiva queda claro que el elemento de ciencia ficción que es el poder viajar en el tiempo es solo una mera forma de poder presentarnos el mensaje de esta película, que no es otro como que hay que aprovechar todos los días que vivimos, dando lo máximo en cada uno de ellos, como si fuesen el último de nuestra ordinaria y, a la vez, extraordinaria vida.

El último día, miércoles 23, fuimos a ver dos películas, la de Prisioneros y la de Gravity, ambas con buenas perspectivas, aunque la de Gravity, de todas las que fuimos a ver, era la única que hubiésemos ido a ver al cine igualmente pues pensábamos que se merecía la gran pantalla (como así fue) además de que hizo que me inaugurase en el mundo del 3D introduciéndonos de lleno en el espacio. 
Pero para hacerlo bien vamos por pasos, primero os hablaré de Prisioneros, la cual, lejos de dejarme indiferente, se me hizo extremadamente larga y pesada. Es una película con grandes interpretaciones, muy bien pensada y con una historia bastante buena, pero lenta, MUY lenta, tanto que todo el mundo estaba ya deseando marcharse de la sala… tanto que se vacío prácticamente entera antes incluso de que se encendiesen las luces de la sala, y eso dice muy poco a favor de una película.

La historia es un thriller psicológico que nos presenta a Keller Dover (Hugh Jackman) enfrentado a la desaparición de su hija de seis años junto con Joy, la hija de unos amigos suyos. El detective Loki (Jake Gyllenhaal) será el encargado del caso y detendrá a Alex Jones (Paul Dano), el conductor de una destartalada autocaravana que había estado aparcada en frente de la casa donde estaban las niñas, aunque tendrá que soltarlo debido a la falta de pruebas y los problemas que crea el hecho de que el detenido sea un deficiente mental y tenga la edad mental de un niño de 10 años, lo que supuestamente le incapacita para el crimen. Así es como empieza una historia que a lo largo de casi tres horas desarrollará su trama y argumento.
El punto de máxima tensión es cuando el desesperado Dover decide tomarse la justicia por su mano y ocuparse personalmente del asunto, ya que ve el papel de la policía inútil y que no hace nada ante la desaparición de su hija y la de su amiga. La trama por tanto se divide en las decisiones que toma Dover para poder encontrar a su hija y la investigación en paralelo que hace Loki para resolver el caso antes de que sea demasiado tarde. Según va pasando el tiempo sin que se las encuentren la tensión va aumentando y la película pasa a un segundo plano el tema del secuestro (que obviamente no deja de ser el hilo conductor de toda la historia) para adentrarse en el análisis del ser humano y hasta dónde es capaz de llegar por proteger a los suyos. Hace que el espectador se plantee los extremos del comportamiento humando, de cuánto y hasta dónde una vida vale más que otra y si seríamos capaces de cruzar los extremos morales por hacer lo que creemos que es lo correcto. Este asalto a la moral del espectador se hace de forma directa ante la transformación de un padre tranquilo en un ser sin escrúpulos capaz de cruzar todos los límites para poder encontrar a su hija.
Quizás debió haberme resultado más impactante, o más intensa, la historia me pareció muy bien pensada y desde luego no me pareció que tuviese ningún vacío ni laguna, ni que en conjunto hubiesen cosas que no se explicaban… aunque sí que se notaba que era la típica película que tratan de plantear un panorama para luego darle la vuelta y que nada sea lo que parece. El caso es que con todo lo bien que  se planteaba y con la historia no pude seguirla al 100%, me cansaba su lentitud, su puesta en escena… era todo demasiado lento, quizás con ello  intentaban darle intensidad y tensión pero lo cierto es que estas se perdían a lo largo de todo el espacio de tiempo que duraban las escenas y eso hizo que, a pesar de tener un argumento más que coherente, este se perdiese en un ritmo pausado que hacía difícil al espectador seguirlo; el caso es que con todo lo bueno que podría haber sido para mí no consiguió tener la suficiente fuerza o gancho para llevarme por la historia sin cansarme, y creo que no fui la única. 
Sí que es cierto que debido a toda la cantidad de gente que había en la sala y que en esa nos debió tocar una panda de borregos, con perdón por los animalitos que no tienen la culpa, la tensión emocional y psicológica que intentaba plantear la película era rota constantemente por algún que otro comentario en alto, risitas… en fin, estas cosas de mala educación que no se pueden evitar cuando nos juntamos muchos seres humanos en la misma habitación, ya que siempre tiene que haber un tonto o, en este caso, muchos. Quizás eso también hizo que se me hiciese más larga de lo normal, pero el caso es que no consiguió engancharme e integrarme con la película olvidándome del mundo.

Y para terminar destacar de nuevo que lo mejor fueron las interpretaciones, Hugh Jackman está soberbio, muy metido en el papel, y Jake Gyllenhaal desde luego no se queda atrás, me gustaron mucho los dos teniendo en cuenta que la mayor parte del peso de la película recaía sobre ellos, por eso no tengo dudas de que hicieron un fantástico trabajo. Sin duda todo ello hace que sea un thriller directo y potente, capaz de levantar escalofríos… las críticas son buenas y seguramente se las merezcan, pero el caso es que a mí no consiguió conquistarme. 

Y por último, pero no por ello menos importante, llegamos a Gravity, la película de Alfonso Cuarón que ha conquistado a la crítica y a gran parte del público. Sin olvidar que no existe película que pueda maravillar a todo el mundo he de decir que esta película me maravilló e impactó, la catalogo sin dudar como poseedora de una técnica y realización increíble, perfecta, que me impactó y consiguió arrastrarme dentro de la pantalla; no es solo que me entretuviese, porque realmente la historia era sencilla aunque novedosa pues hasta ahora no se había hecho una película en el que la o el protagonista se perdiese en el espacio y tuviese que encontrar la forma de volver a la Tierra, sino que llegó más allá, me atrajo hacia dentro de la pantalla y me fascinó haciendo que me olvidase de todo lo demás.
Aun con el hecho de que la historia fuese hasta cierto punto sencilla fue una experiencia inolvidable a lo que también ayudó su visionado en 3D que hizo posible apreciar aún más esa gran calidad visual que posee la película. Creo que gran parte de este logro lo consigue Cuarón con el primer plano secuencia con el que empieza la película, que nos hace irnos familiarizando con los personajes y nos permite contemplar y deslumbrarnos visualmente con las imágenes del espacio, mostrándonos una construcción escénica impecable que presta atención a todos los detalles habidos y por haber, introduciéndonos a lo que sin duda está por llegar.
Todo el peso de la historia la llevarán George Clooney y Sandra Bullock, los dos únicos protagonistas en ese gran vacío espacial; Clooney es esa figura esperanzadora que permite aliviar la tensión ante situaciones difíciles, que mantiene una actitud afectuosa, muy cercana e incluso a veces graciosa que nos devuelve la esperanza y nos recuerda porqué hay que seguir luchando. Sin embargo y a pesar de la importancia que pueda parecer que tiene esta figura todo el peso emocional lo lleva consigo Bullock que consigue una buena interpretación cuando se trata de llegar a sus extremos físicos y psicológicos. Serán estos extremos los que harán que acompañemos a los personajes en su gran aventura y en su lucha por volver a casa, por supuesto no puede faltar el toque dramático o lacrimógeno de la vida de su personaje, sin embargo no es un elemento que extiendan o usen en exceso, por lo cual no estropea la historia.
Teniendo en cuenta que solo dura 90 minutos puedo decir que su visionado no dejará indiferente a nadie, posee un ritmo vertiginoso y envolvente, es muy impactante visualmente, muy emocionante y con una banda sonora que pondrá los pelos de punta a todos los que se dejen llevar por ella. Desde los momentos más íntimos hasta los planos más generales, todo está cuidado al detalle para no permitir que el espectador despegue los ojos de la pantalla y se quede con la boca abierta. Sin olvidarnos de que es ciencia ficción y por ello tiene fallos científicos que se han tenido que saltar para poder crear el guion y el transcurso de la acción, afirmo desde mi experiencia como cinéfila que es muy buena, por no decir perfecta.
Llena de sensaciones, cautivadora, y planteada para transportarte al Espacio, Gravity se ha convertido en una de las mejores películas de los últimos años. A mí me ha encantado y me tocó de lleno, me pareció una obra de arte de verdad, recomiendo verla en la gran pantalla y especialmente en 3D… es el motivo por el que tantos vamos al cine, buscando esa película que nos llegue alma y podamos disfrutar sin contemplaciones, simplemente por lo que es y nada más.
Y eso es todo lo que os tengo que contar de mi experiencia en la Fiesta del cine, espero que os haya gustado, que os interesen las películas que os he reseñado y que os animéis a ir a verlas al cine. El año que viene si todo va bien más y mejor, ha sido una gran oportunidad que me alegro haber aprovechado y que me ha brindado la posibilidad de ver grandes películas que de otra manera hubiese tenido que esperar para verlas en casa, así como a disfrutar de distintos géneros como la Comedia romántica, la Ciencia Ficción o el Thriller. Espero que los que hayáis compartido la misma experiencia os llevéis cosas buenas con vosotros y que el año que viene volváis a por más. 

Lunes 17 de septiembre de 2013

YA ESTÁ AQUÍ LA FIESTA DEL CINE 2013

¿Os gusta ir al cine? A mi mucho pero voy poco porque es demasiado caro, como os pasará a tantos de vosotros. Sin embargos los cinéfilos estamos de suerte: ya nos podemos apuntar a la Fiesta del cine en este enlace donde, por registraros gratuitamente, os darán una acreditación para poder ir al cine los días 21, 22 y 23 de octubre a nada menos que a 2,90 euros la sesión ¿Lo vais a dejar pasar?



Yo no, es más, ya estoy apuntada, y puesto que este blog está destinado a promocionar la cultura y más aquella cultura que es gratuita (o cuanto más barata mejor) quería compartir con vosotros esta gran oportunidad.

Para los que no lo sepáis la Fiesta del cine se realiza todos los años de mano de patrocinadores como FAPAEFEDICINE y FECE que este año vuelven a estar detrás de esta iniciativa que pretende conseguir que, al menos durante tres días, los cines españoles vuelvan a llenarse por completo gracias al precio especial que ofrecen. Sin embargo no es oro todo lo que reluce, a pesar de que el precio es bueno la crisis también se nota en este tipo de eventos ya que la entrada hasta este año se había situado solamente en 2 euros, teniendo por tanto una subida considerable. Aun con todo sigue siendo una gran oportunidad para poder disfrutar del buen cine a buen precio.

Aquí están todas las salas adheridas a esta promoción, que son muchas en toda España, no tendréis problemas para encontrar un cine donde poder disfrutar de vuestra acreditación. Y respecto a las películas, ¿qué podremos ver? Pues aun queda algo de tiempo pero las apuestas más sonadas son El mayordomoGravityZipi yZape y el club de la canicaRunner RunnerPrisionerosThe Bling RingDon JonPlan de escape y  El quinto poder.
Una gran lista de películas para cumplir con el eslogan del evento y las recomendaciones sanitarias: “el disfrute de grandes dosis de cine para ser más felices“. ¡Salud entonces! Y que lo disfruten.


Miercoles 11 de septiembre de 2013

EPIC: EL MUNDO SECRETO HA LLEGADO A LA GRAN PANTALLA TRAS UNA LARGA PERO MERECIDA ESPERA


Hace mucho, más de un año, que vi el primer tráiler de Epic: el mundo secreto, de Blue Sky, en cines y desde entonces supe que quería ir a verla a la gran pantalla, ya no tanto por la historia, que no se planteaba muy diferente de otros mundos de aventura animados, sino por los gráficos y el diseño de los fondos y personajes que planteaban, quizás no una estética muy diferente a la de Arthur y los minimoys (película que me aburrió bastante, todo sea dicho) pero si un gran cuidado del detalle y de la imagen que crean de la película un mundo mágico, nuevo aunque ya se haya visto historias parecidas por el derroche de imaginación que impregna cada uno de los múltiples detalles que la componen desde el diseño de las criaturas y el entorno en el que se desarrolla la acción.
Epic, que lleva en cines desde el pasado 30 de agosto, se puede describir hablando de una perfección sorprendente y maravillosa que hace que el espectador disfrute de un espacio visual en el que se pueden apreciar los árboles y sus hojas, las criaturas del bosque y hasta las briznas de hierba que enmarcan la zona visual del mismo. 

Tras haber visto Los Croods de Dreamworks y haberos hablado en la crítica que hice de sus magníficos gráficos y en un momento en el que las películas de animación fuera de la marca DisneyPixar están mal vistas y criticadas, relegadas a un segundo plano que sin duda no se merecen, Epic se nos presenta como una revelación de que el cine fuera de esta gran marca no triunfan por casualidad, sino que se lo ganan a pulso con un gran trabajo detrás de cada pincelada que sin duda, en mi caso por lo menos, no caerá en el olvido pues merece ser recordada. 

Respecto a la historia no hay mucho que decir: se trata de la interminable lucha vista ya muchas veces entre el bien y el mal, esta vez en un escenario de naturaleza y bosque con un mensaje ecologista claro “si nuestro mundo muere (el bosque) el tuyo (referido al de los humanos) también morirá” marcando la importancia de respetar nuestros espacios verdes, nuestros bosques y la vida que habita en ellos. 
Los buenos son los Hombres Hojas que están bajo el mando de Tara, su reina y la protectora del bosque, mujer de armas tomar y decidida, que impide que los Boggans (los malos) extiendan la putrefacción por el bosque para que la oscuridad domine en él.
La aventura se iniciará en el momento en el que la reina va a nombrar una sucesora eligiendo un capullo muy especial para que que será la semilla que se convertirá en la nueva reina, es ahí cuando los boggans ven la oportunidad para extender la oscuridad atacando a la reina y haciéndose con el capullo, para destruir toda posibilidad de que el bosque pueda salvarse. Es en medio de esa lucha, con el intento de destruir el capullo cuando MK, Mary Catherine, será atraída por el mundo de los Hombres Hoja para salvaguardar esa semilla que permitirá el nacimiento de la nueva reina y salvación del bosque.

Está claro que la trama no deja lugar a nada que se pueda calificar de “difícil de seguir” y que su sencillez así como su historia ya vista hasta la saciedad puede cansar al espectador, en especial al adulto, siendo por tanto su principal pega. Sin embargo no hemos de olvidar que es una película para niños y que el argumento ha de ser el de siempre para que los más pequeños puedan seguir el argumento sin perderse. Es, por tanto, una historia más que previsible, obviamente, pero eso no quita que más allá de su predecible final se desenvuelva con soltura y que todas sus escenas y secuencias estén perfectamente hilvanadas creando un argumento coherente que se desarrolla aumentando la tensión y emoción según avanza en el tiempo hasta llegar al desenlace final. Esta desenvoltura natural que le da realismo a la historia no suele verse con frecuencia en las nuevas películas que el cine presenta en sus grandes pantallas, y mucho menos en el cine de animación infantil, por lo que el hecho de que la historia sea predecible se queda al margen ante el gran hecho de que está estupendamente bien narrada y, como ya he destacado, bien hecha.

Los personajes también están muy bien construidos y resultan muy simpáticos al espectador, muy humanos y cuidados en todos sus detalles sin ser nada ostentosos y basándose en la sencillez que caracteriza la naturaleza. Agradables y muy bien hechos, visualmente hablando, y con toques de humor en el dúo cómico de la babosa y el caracol (aunque sin duda dirigidos a los más pequeños)  son cercanos al espectador, consiguiendo el efecto deseado. 
Creo que lo que más me ha gustado de los personajes es el detallismo que todos, no solo los protagonistas, poseen. Están muy bien hechos y perfectamente logrados, desde las plantas del bosque hasta los animales que viven entre ellos.
Esto unido a, como ya he dicho, el detallismo de los escenarios lleno de color, de luces y sombras y con un realismo apabullante, generan una película entretenida, hasta cierto punto divertida, hecha con un gran esmero y convirtiéndola en una de las mejores opciones del año para ir con la familia al cine, ideal para pequeños y adultos, para los primeros porque podrán disfrutar de una historia hecha a su medida y para los segundos porque podrán recrearse en el equilibrio de los detalles y en el perfeccionismo de los escenarios. 

Pero sobretodo, y ya para terminar, hablaros del mensaje muy tenue pero que ahí está, tan escondido como lo que él mismo viene a reflejar: “Que no lo veas no significa que no exista”, una idea que, como ya viene siendo habitual en las buenas películas de animación, habla de esperanzas y de la oportunidad de ver más allá… más allá de nuestra imaginación y siempre con la posibilidad de que se puede soñar despiertos, con un mundo alternativo, mágico, más cercano a nosotros de lo que podríamos imaginar… al alcance de la mano, y sobretodo, y ante todo, que la luz puede vencer a la oscuridad. 

Martes 23 de Julio de 2013


AHORA ME VES: EL ARTE DE UNIR EN LA GRAN PANTALLA LOS GÉNEROS DE ROBO, MAGIA Y ACCIÓN


Acérquense, porque cuanto más cerca estén, más fácil será engañarles”, así es como se nos presenta el tráiler y película de este entretenido thriller dirigido por Louis Leterrier que combina la magia y los atracos con ciertas, aunque moderadas, dosis de acción.
Desde que vi el trailler quise ir a ver esta película a la gran pantalla a pesar de que sabía que visualmente tampoco iba a ser la séptima maravilla, pero me atraía mucho y quería verla para daros mi opinión porque se daba un aire a las notables películas de Plan Oculto y El Ilusionista, donde nada es lo que parece de comienzo a fin de la película. Ahora me ves es una combinación de estas películas: historias ambientadas en el fascinante mundo de la magia a los que se les añade el mundo del robo. Un indicio de ello es la portada que os presento aquí a la izquierda, bastante semejante a la caratula que presentó Ocean´s Eleven cuando inició su, por llamarlo de alguna forma, trilogía con la cual puso de moda el estilo fílmico en el que  de los robos sofisticados. 

Lo cierto es que no me decepcionó, me dio lo que esperaba de ella, ni más ni menos. Se trata de una película que, como bien indica su cartel y puesta en escena, trata de engañar al ojo que la ve, porque “los mejores trucos son los que nunca ves venir”. El film, que va tomando fuerza poco a poco mediante una presentación individual de los cuatro magos que se unirán bajo el nombre de “Los cuatro jinetes” formando un grupo de ilusionistas que, con sus diferentes cualidades, realizarán una serie de espectáculos basados en el robo de bancos con los que fascinarán al público y crearán grandes quebraderos de cabeza en la policía que los investiga. Lo principal, sin embargo, es que de las cantidades robadas no se quedan ni un céntimo y las reparten entre su público, a lo Robin Hood. El motivo de tal acto es que Los cuatro jinetes,  el engreído Michael Atlas (Jesse Eisenberg), el cómico mentalista Merritt (Woody Harrelson), la escapista Henley (Isla Fisher) y un carterista que usa la magia para sus estafas llamado Jack (David Franco), han sido “contratados” por una sociedad secreta conocida como “El Ojo” que se dedica a usar la magia con fines sociales positivos como redistribuir el dinero. 



Además los cuatro magos tendrán un mecenas: el financiero del grupo Tressler (Michael Caine) con el que, bajo su protección, realizarán sus impresionantes espectáculos con el constante seguimiento (desde su primer robo) del FBI y del famoso ex mago, ahora convertida en estrella televisiva, Thaddeus Bradley (el gran Morgan Freeman) que se dedica a descubrir a los magos desvelando sus trucos para desacreditarlos delante del público. Los detectives que persiguen a estos escurridizos magos son el oficial del FBI Dylan Hobbs (Mark Ruffalo) y agente francesa de la Interpol Alma Dray (Mélanie Laurent) los cuales se verán frustrados una y otra vez en sus intentos de atrapar a los ladrones ante los trucos ilusionistas que llevan a cabo y con los que disfrazan sus actividades delictivas.
Como se puede apreciar a simple vista y para quien le guste el cine la historia es interesante y el reparto de lo mejorcito. El guion de Edward Ricourt, y Boaz Yakin construyen un escenario de lo más atrayente y sugestivo para el espectador donde el cuarteto protagonista se desarrolla de forma que une a las actuaciones de los mismo el fin de la crítica social hacia las injusticias y problemas económicos. Lo cierto es que las escenas no dejan indiferentes ya que, con un ritmo bastante trepidante y entretenido, se nos va contando y desvelando los secretos de esta trama que, además, tiene toques de comedia y drama sin obviar la evidente intriga que toda la historia ha de llevar consigo por el tema que se trae entre manos.
El espléndido reparto hace que las interpretaciones sean buenas, por no añadir el muy, y dejan entrever un buen trabajo de equipo tras la gran pantalla. No se desdeña a ningún personaje, todos tienen su papel, lo cual me parece importante ya que a veces hay personajes a los que se les puede sacar mucho brillo pero se les deja en la sombra haciendo que su interpretación no luzca como debería. No es el caso, desde luego.

A  pesar de que las críticas han sido bastante dura con esta película debido a los giros de guion y a que a pesar de plantearse interesante se dice que el desenlace es bastante decepcionante y que puede resultar incoherente para el espectador. Para mí no ha sido así en ningún momento, sí que es cierto que me hubiese gustado que le dedicasen más atención a lo de la Asociación secreta de El Ojo, de la cual no explican mucho, y ello hace que el final pierda un poco de sentido, pero aun con ello a mi pareja y a mí nos gustó. Es entretenida y los trucos están bastante bien explicados (si es cierto que no todos) pero la mayoría te los cuentan y se entienden sin problemas, los personajes son cercanos y te animan a seguir la trama a partir de la historia de cada uno de ellos que, poco a poco, se va juntando para concretar la gran trama final.
Quizás también me hubiera gustado que se hubiesen resaltado más cada una de las aptitudes de los magos, dándoles más uso ya que,

exceptuando al mentalista cuyas artes si son usadas a lo largo de la película, el resto juegan un papel común en el que se pierden un poco sus actuaciones individuales que si se muestran al principio. Sin embargo se basa todo en un gran trabajo de equipo donde los cuatro juntos mantienen el interés del público a lo largo del film y entre trucos de magia, persecuciones policiales y esos giros que, tan decepcionantes y confusos para muchos, conforman la película a mi me mantuvieron pendiente de la pantalla intentando no perderme ni una sola secuencia.

Muy interesante, recomendable para un público amplio y con grandes dosis de ingenio es como guion, personajes e historia se desarrollan en “Ahora me ves…”. Yo la recomiendo para pasar un buen rato entretenido y luego tener algo de lo que charlas con los acompañantes, ideal para esta época del año y cercana por la situación económica que tantos estamos viviendo. Sin olvidar que seguimos en el mundo de la ficción y la magía, se le permite sus idas y venidas por el mundo de la imaginación y se disfruta de lo que ofrece porque, como dice el gran Morgan Freeman, ¿A quién no le gusta un buen truco?



Miércoles 15 de mayo de 2013


Los croods: una película divertida, emotiva y con un positivo mensaje


Vuelvo a la carga con otra crítica de cine, esta vez más positiva que la anterior. Nunca suelo hacer dos post seguidos sobre el mismo tema cultural pero como llevaba tanto sin ir al cine y, por lo tanto, sin poder contaros nada sobre lo que se cuece en la gran pantalla, hace un par de semanas me dio el punto y me vi casi de seguido la película de Oblivion (crítica anterior) de la que salí muy decepcionada y la película de Los Croods, de la que os voy a hablar ahora y de la que salí más que encantada. Supongo que me alegro de haber visto esta última en segundo lugar, así por lo menos se me quedó buen sabor de boca… que con lo que cuesta ir al cine no estamos para tirar el dinero y salir con ganas de no volver.

Empezaré diciendo que ha habido muchas malas críticas hacia esta película de animación tachándola de aburrida y de que pretende seguir con los estereotipos de Ice Age, en especial de la cuarta: La formación de los continentes, con la cual quitando el hecho de que la tierra se desplaza destruyendo lo que conocían y han de avanzar para encontrar un nuevo hogar yo no veo relación en cómo transcurre la historia. De todas formas el mayor error que, bajo mi punto de vista, cometen los que critican esta película es que se empeñan en comparar DreamWorks con Disney·Pixar y, sinceramente, por mucho que hagan un mismo tipo de producto (el cine de animación) creoq ue se debería respetar que cada empresa mantenga su propio estilo a la hora de producirlo ya que, si ambas fuesen iguales, ¿qué diferencia habría?
Como refleja el título de este post a mí Los Croods si me han gustado, me ha parecido una película entretenida, con la que me he reído e incluso emocionado. ¿Su argumento? El ya mencionado: una familia cavernícola bajo la constante vigilancia de su patriarca, Crug,  que lo controla todo, se verá enfrentada a lo desconocido cuando el mundo empiece a cambiar y su caverna en la que se refugian sea destruida. Tendrán que avanzar por un mundo lleno de aventuras y peligros, rodeados de criaturas desconocidas para buscar su nuevo hogar y empezar de cero.
Sí que es cierto que al principio, cuando te muestran cómo viven y cazan para sobrevivir esta extraña familia, choca un poco ya que el ritmo es demasiado trepidante y por unos minutos está bien para ver a cada uno de los personajes en acción, pero a la larga cansa un poco.
Sin embargo la verdadera acción empezará cuando conozcan a Chico, un homo sapiens – sapiens que lleva zapatos y es capaz de crear fuego teniendo por tanto una mente más abierta y evolucionada, lo que presentará una dura batalla con el patriarca de la familia, pues Crug se siente seguro en sus primitivas ideas y no querrá adaptarse a la nueva forma de vida que les ofrece Chico por quien, además, su hija mayor Eep se sentirá atraída irremediablemente al representar todo lo que siempre ha querido: libertad y un mundo nuevo lleno de curiosidades y cosas nuevas que aprender (todo lo que su padre se empeña en evitar pues se basa en unas normas muy estrictas evitando todas las cosas nuevas por miedo a que sean peligrosas).

La película está llena de imaginación y de fantasía en especial por las criaturas con la que esta divertida familia se va encontrando: desde ratones que son mini-elefantes, un perro que es como un caimán, unos pájaros que son como pirañas y que solo salen durante la noche, unos sapos cuya lengua es una flor… y los dos mejores de todos, que son un bonito tigre tipo dientes de sable multicolor y la mascota de Chico: una especie de perezoso llamado Belt.


En ese mundo, como también ocurre muchas veces en la realidad, nada es lo que parece y convierte la película en una gran experiencia para el espectador ya que el mundo que se nos presenta es visualmente espectacular y con una ambientación llena de color que, junto con las mezclas que se presenta en los animales y los entornos en los que se desarrolla la acción,  crean una animación muy ágil y fresca.

El paisaje tanto de día como de noche es espectacular, brillante y muy luminoso, capaz de transportar a la sala entera de unas simples sillas a un mundo fantástico que te evade de la realidad en medio de un deleite visual.








Los Croods es una forma de ver la prehistoria de manera diferente a como se ha visto hasta ahora pues toma parte de la realidad y de la fantasía para crear una escenografía diferente a la vista hasta ahora en en el cine de animación. A través de la película vemos representado este tipo de mundo, todo mediante escenas que parecen reales, con preciosos fondos y texturas muy logradas… una gozada de imágenes que desde luego hacía mucho que no veía y que hacen que merezca la pena ir a verla a la gran pantalla para poder contemplarla en todo su esplendor.

Respecto al guion y transcurso de la película puedo decir que es bastante  divertida, y eso que yo no soy una persona de risa fácil, al igual que tierna pues al fin y al cabo se trata de la historia de una familia que lucha por mantenerse unida. Pero sobretodo es muy entretenida y consigue prácticamente desde el principio llevar al espectador por el argumento que plantea, haciendo que se compenetre con los personajes que, además, están muy bien construidos y que tienen mucho carisma.



Pero sin lugar a dudas lo mejor de la película es el mensaje que plantea que, dejando de lado lo filosófico ya que es obvio que plantea el Mito de la Caverna de Platón dejando claro la importancia de las “ideas” y el “salir de la Caverna” para seguir la luz del sol, el mensaje principal es que es importante arriesgarse para poder alcanzar el futuro y no quedarse en el pasado, evolucionando hacia adelante y desde luego manteniéndose junto a las personas que nos quieren.


Y ese es el mensaje de esta gran película que recomiendo a todo el mundo que la vea para compartir unas risas, ternura y sobretodo el espíritu que comparte: que hay que aprender a vivir sin miedo sabiendo que lo nuevo no es malo, sino que es un trampolín para conseguir nuevas oportunidades y abrir la mente para seguir adelante, porque lo nuevo es bueno y porque por mucho que la realidad a veces se desbarajuste quebrándose y el suelo tiemble es mejor seguir avanzando, ya lo dice Revolver: 

“Es mejor caminar que parar y ponerse a templar”




Sábado 27 de abril de 2013

OBLIVION: UN PUZLE MAL HECHO A PARTIR DEL CINE DE CIENCIA FICCIÓN

Oblivion: película  de ciencia-ficción post-apocalíptica que nos sitúa en la tierra en el año 2077, un planeta completamente arrasado por la invasión, supuestamente, de una raza extraterrestre conocida como los scavengers, los saqueadores que atacaron la tierra destrozando la Luna e iniciando una guerra que ganaron los humanos pero que, debido al uso del armamento nuclear, se alteró el ecosistema y forma de vida terrestre aniquilando a la mayor parte de la población mundial y acabando con los recursos naturales y con la vida vegetal y animal. Los humanos que quedaron se trasladaron a Titán, una de las lunas de Saturno, mientras que los vigilantes o equipo de limpieza, (unos pocos humanos) permanecen en la tierra para asegurar y defender unos grandes máquinas artificiales que extraen el agua de los océanos y los mares para convertirla en agua potable y generar energía. 



Para proteger estas grandes estructuras contarán con la ayuda de los drones, unas potentes máquinas centinelas equipadas con cámaras y armas que vigilan la superficie terrestre en busca de los scavengers que, a pesar de haber perdido la guerra, siguen intentando hacerse con el plantea. 
Debido a dicha presentación el comienzo de Oblivion es espectacular gráficamente hablando, con una gran puesta en escena que visualmente tiene un gran impacto en el espectador, motivo por el cual quizás esté se acerque a verla al cine ya que el tráiler deja a la vista lo que se puede esperar de ella.



Una vez puestos en situación llegan los personajes: el llamado equipo eficaz formado por el técnico Jack Harper (TomCruise) que realiza el trabajo de campo y su siempre fiel a las normas compañera sentimental Victoria (Andrea Riseborough) que se queda en la torre de comunicaciones vigilando que todo vaya bien. A ambos se les borró la memoria hace cinco años y cumplen con la misión que está a punto de finalizar pues en dos semanas ambos podrán volver con los demás a Titán. Sin embargo Jack Harper no tiene ninguna prisa, le gusta la tierra y se siente atado a ella disfrutando de las pocas maravillas que puede ofrecer (lo cual saca de quicio a su compañera); además tiene sueños en los que recuerda su vida pasada y a una misteriosa mujer en un lugar concreto que le hace seguir atado a la tierra y sentir nostalgia de su hogar lo que hace que coleccione objetos que va recopilando durante su trabajo de campo.



Tras un inesperado suceso en el que Jack se reencontrará con su pasado cuando recupere una cápsula en al que se encuentra Julia (Olga Kurylenko) una astronauta que, obviamente, es la mujer que aparece en sus sueños.  A partir de ahí Jack deberá decidir si sigue en su rutina diaria o si quiere descubrir una realidad paralela a lo que siempre ha creído que será mucho más terrible de lo que inicialmente hubiese podido pensar. 

La película está basada en la novela gráfica de Joseph Kosinski (que también se encarga de la dirección) y de Arvid Nelson. Kosinski dirige la película a partir del guión que Karl Gajdusek hizo para adaptarlo al cómic. A partir de ese guión se generaron una restringida serie de personajes que, a través de su papel, le irán dando forma a la historia que, inicialmente puede resultar interesante. Se nota el trabajo de diseño en la torre de control en la que el equipo eficaz reside, con una excelente fotografía de Claudio Miranda que crea una imagen de una tierra hostil y esterilizada de la naturaleza que en antaño hubo.

Como he dicho pinta interesante pero es una equivocación: hace aguas por todas partes o tiene más agujeros en el guión que un colador. No se me ocurre definirla de otra manera, está completamente desaprovechada incurriendo en varios errores que llegan a convertir la trama en aburrida y que son imposible de pasar por alto y que consiguen crear una película con poco movimiento, hasta cierto punto previsible a más no poder, que muchas veces no tiene sentido y que crea un precipicio que da pie a un agujero negro que se lo come todo: argumento, personajes, interpretación y acción.

La interpretación deja mucho que desear desde luego, denotando una gran ausencia de emoción que es

necesaria y más teniendo en cuenta la situación que se está viviendo – destrucción del planeta, situación de guerra, encontrarte con la mujer de tus sueños (literalmente) – y que dejan al espectador frío, no consiguiendo empatizar con él. Esto no sería tan malo si hubiese más personajes, pero teniendo en  cuenta que son pocos los actores y que todo el peso lo llevan Tom Cruise y Olga Kurylenko, los errores interpretativos de esta última hacen caer el guion en picado ya que es incapaz de dar vida a su personaje de una forma creíble. Igualmente Tom Cruise no realiza su mejor actuación (aunque si se podría considerar correcta), ya que no puede compensar el desequilibrio interpretativo que crea su compañera.

Pasa lo mismo con los actores secundarios: cuando en el tráiler aparece el gran Morgan Freeman, eterno actor secundario que siempre le da el toque justo a las películas para hacerlas brillar, se espera un gran papel o al menos una gran actuación… sin embargo está completamente desaprovechado pues su presencia es mínima y desde luego su relevancia en la trama y en la posterior acción del film es más que cuestionable. Igualmente decepcionará el mínimo papel de Nikolaj Coster-Waldau que, al aparecer, crea cierta emoción en el espectador para volver a decepcionarlo una vez más.

En conclusión se puede decir que si merece la pena ir a verla al cine es porque visualmente es muy espectacular y el comienzo de la película parece que promete, sin embargo el tras ese arranque el espectador se verá obligado a aguantar una caía en el ritmo en la segunda parte del film que ya será imposible de recuperar durante el resto de la película, impidiendo incluso que se recupere al final de la trama lo necesario como para que, al menos, podamos tragar sin dificultad la gran cantidad de incoherencias que esta película plantea hasta el final.
Esto no impide que sí que haya alguna escena muy espectacular y con una moderada dosis acción como es todo lo ya se ha mencionado sobre el inicio del film o, por ejemplo, el ataque de los drones a los protagonistas. Pero aun así esto no frena que el guión se salga de madre e introduzca cosas que no tienen sentido y aun así siga adelante como si nada hubiese pasado o sin ni siquiera dignarse a dar una explicación de los sucesos y que deja grandes secuelas negativas que la película arrastrará hasta el final como un lastre del que es imposible librarse. No quiero haceros spoiler por si aun así os animáis a verla pero desde luego podría comentaros varias incongruencias que son del todo inexplicables, así que si queréis se puede ahondar en este tema con los comentarios.
Todo ello desemboca en una historia poco creíble (eliminando el hecho de que es de ciencia ficción) que se cae con todo el equipo debido a la gran cantidad de lagunas que se acumulan en el desarrollo, sin llenarse en ningún momento y que hace que el espectador se plantee muchas preguntas que, al final, no pueden ser ignoradas.
Personalmente creo Oblivion es una mala película que además, según se va viendo, se pueden distinguir los “prestamos” (por no decir plagios) que  va tomando de otras películas de ciencia ficción pues hace innumerables referencias; destacables son MatrixLa guerra de las galaxias (inconfundible), e incluso se pueden ver los rasgos de la película de Pixar Wall-e con todo los acontecimientos de una tierra arrasada, inevitable, y un equipo de limpieza que recorre el planeta haciendo esta labor mientras tiene su propio espacio en el que recopila cosas que se va encontrando por el planeta. 
Muy decepcionante. Oblivion es un puzle mal hecho que intenta coger trozos de buenas películas, juntándolas en un remix que no ha salido bien y que no ofrece nada nuevo al espectador que verá como todo lo que inician al principio se va quedando por el camino.
Puede que el amante de la ciencia-ficción le guste porque la puesta en escena es muy espectacular (único motivo para ir a verla a la gran pantalla) pero igualmente quedará decepcionado porque tras todo el adorno de las construcciones, los espacios, las naves y demás toda la historia es más floja que otra cosa a pesar de que intena parecer compleja sin conseguirlo. Yo no repetiría desde luego, no vaya a ser que se me atragante. Mi opinión es muy clara: ni para entretener.

Sábado 10 de Noviembre de 2012

 

EL DECIMO REINO: UNA MINISERIE DE FANTASÍA Y MAGIA

He decidido hacer este post mientras termina en televisión la serie Érase una vez (Once Upon a Time), serie sobre los cuentos de los Hermanos Grimm que ahora mismo está triunfando en la pequeña pantalla de todos los hogares. Lo cierto es que lo que tenía en mente para mi siguiente entrada era hacer una reseña de esta serie, pero puesto que aun no ha terminado y no quiero hacer Spoilers a los que la están siguiendo por televisión (al igual que esperé a que terminase para hacer la reseña de la serie Grimm, también sobre los cuentos de los Hermanos Grimm) me puse a pensar en qué podría hacer para hablar de algo que fuese lo más similar: magia, cuentos de hadas, brujas malvadas, amor… en fin una historia de cuento hecho en imagen. 

Entonces fue cuando me acordé y pensé en aquella miniserie que pusieron hace ya unos cuantos años por televisión (en el 2000 exactamente) en la cadena de Telecinco(aquellos hermosos y perdidos años donde esta cadena todavía producía algo decente), cuando era más pequeña y la cual que seguí con gran entusiasmo: El Décimo Reino, miniserie basada en el libro de Kathryn Wesley. Lo cierto es que el libro no me lo he leído pero la miniserie me gustó muchísimo, en realidad no solo a mi, pues en mi casa somos grandes aficionados a las películas de magia y estuvimos los cuatro que somos siguiéndola por televisión, hasta el punto de que nos fuimos de vacaciones y la programamos para no perdérnosla. Tras verla y alimentar mi imaginación, pasados unos años, me tiré mucho tiempo buscándola aunque sin éxito, y ya con 18 años, recién estrenada en el mundo universitario, me la regaló mi pareja y además en una edición especial. Desde entonces no sé la de veces que la podré haber visto.

La historia está basada en los finales felices de los cuentos que todos conocemos: Blancanieves, Cenicienta, Caperucita Roja… todas las princesas de los cuentos han crecido para convertirse en reinas y formar los Nueve reinos, tierras pacíficas donde la magia reina y trae la felicidad a todos los que habitan en los reinos. Sin embargo la felicidad va desapareciendo con el paso del tiempo y eso de “comieron perdices y vivieron felices” va quedando cada vez más atrás tras las muertes de las grandes reinas.

 

Es en esos momentos, cuando el mal se empieza a alzar, cuando Virginia (una sencilla camarera con problemas de autoestima debido al abandono por parte de su madre durante su infancia) y su padre (un poco corto de miras y que se siente infravalorado en todo lo que hace) que viven en Nueva York se verán transportados al mundo de los Nueve Reinos.

 

Todo comienza cuando el príncipe Wendell, heredero de Blancanieves, es transformado en perro por la malvada reina que pretende lograr el poder que su maestra (la bruja y madrasta de Blancanieves)no pudo conseguir, y, huyendo de sus perseguidores a los que la Reina ha encargado atrapar: los tres hijos del Rey Troll y Lobo (un hombre lobo), es transportado a Nueva York a través de un espejo mágico. Allí se encontrará con Virginia, a la que le hará ver que es un perro especial, que la comprende cuando habla, y a la que conduce hasta su reino ya que tras encontrarse con él se ve perseguida por los trolls y Lobo y no le queda otra opción para escapar. Por otro lado el padre de Virginia, Anthony, es engañado por Lobo para que le de el paradero de su hija con la excusa de que ella ha encontrado a su perro (el príncipe), a cambio de una semilla que le concederá una serie de deseos, los cuales tendrán consecuencias catastróficas (aunque eso él no lo sabrá hasta pedirlos). Entre estos deseos pide dinero y le ponen en la puerta un millón de dólares que proviene del robo de un banco (aunque él no lo sabe) y acaba perseguido por los policías de Nueva York. Es así, en medio de esta persecución de los tres protagonistas como se encuentran Virginia y su padre en Central Park y Anthony pedirá el deseo de poder entender a Wendell ya que su hija dice que parece que el perro les quiere decir algo. Será Wendell el que les dirá que traspasen el espejo y, ante la situación que tienen encima, lo harán; así será como los tres y sus perseguidores volverán de nuevo al mundo de los 9 reinos, dejando atrás Nueva York, que será denominado por los trolls a su llegada, el Décimo Reino.

 

En la imágen de la izquierda se puede ver a Wendell, convertido en perro, y de izquierda a derecha: Anthony, Virginia y Lobo.

A partir de su llegada los tres, junto con Lobo, que a pesar de haber jurado fidelidad a la Reina se enamora de Virginia y decide conquistarla ayudándoles en todo lo que puede, enfrentarán aventura tras aventura y peligro tras peligro en busca del espejo mágico que les permita volver a casa. Pero todo ello les va conduciendo poco a poco hacia el mundo mágico que les rodea, conocerás a los diversos personajes que lo conforman y la magia les irá, cada vez más, afectándoles en su día a día. A pesar de que lo que ellos quieren es volver a casa están destinados a salvar a Wendell y a los Nueve Reinos de la malvada Reina.

 

Esta fantástica serie de fantasía está dividida en 9 episodios que en la versión que yo tengo se dividen en tres discos (tres capítulos por disco) y en cada uno de ellos la magia, la fantasía y también la comedia y el misterio dejarán paso a muchos personajes, bien construidos y definidos, que irán conformando lo que es esta fantástica historia. Desde luego los protagonistas hacen que la historia se entretenida debido a sus peripecias, pero no son los único que hacen que esta miniserie sea buena ya que los gitanos con los uqe cenan una noche, o el tonto del pueblo son fantásticos; aunque claro, nada como los trolls los cuales son muy divertidos. La verdad las aventuras que todos los personajes van viviendo hacen que cada aventura merezca la pena.

 

 

 

Según van transcurriendo los episodios surgen nuevos enemigos como es el Cazador, sirviente de la Reina que obviamente remite al cazador que en el cuento original de Blancanieves estaba encargado de matarla y de meter su corazón en una caja. Sin embargo la bondad del cazador, que le perdona la vida en el cuento original, no la encontraremos en este nuevo personaje, que con una ballesta mágica que siempre da en el corazón de una víctima cuando se es disparada, perseguirá a nuestros héroes bajo mandato de la Reina. Pero el buen corazón de Virginia también llevará a que criaturas del bosque quieran ayudarla a ella y a sus compañeros de viaje.

 

Desde luego la diversidad de escenas y de paisajes no faltan, ya que El décimo Reino nos lleva hasta bosques encantados, la casa de los siete enanitos, un pueblo donde está el pozo mágico de los deseos, la plantación de las habichuelas mágicas de Jack el Reino de los Trolls, las minas de los enanos que construyen los espejos mágicos, grandes castillos, las aldeas de los distintos reinos, el pantano donde habita la bruja del pantano, así como las cárceles mágicas como la Carcel Memorial Blancanieves y también nos llevará hasta la ciudad del amor…

Todo ello hace que cada capítulo sea mágico y que te introduzca en ese mundo que se ha creado para los amantes de la fantasía. Además, para los amantes de las historias clásicas, el amor no falta ya que poco a poco Virginia irá confiando cada vez más en Lobo ya que él se enamora de ella desde el primer momento en que ve su foto y ello hace que la historia de los dos, con sus desconfianzas, los problemas de ambos, se vayan entrelazando dando lugar a momentos tanto románticos como graciosos. Pues no hay que olvidar que toda historia tiene un punto de comedia que es innegable.

De las escenas más divertidas destaco la del Concurso de la Bella Pastora en Villa Corderito, donde Virginia, para conseguir el espejo tendrá que participar en un concurso y hacerse pasar por pastora, para ello cantará la canción de Will we Rock you cambiando la letra por una relacionada con las ovejas. Es realmente muy muy divertida. Os cuelgo el video donde la canción comienza a partir del minuto 3:03.

 

También destaco al anillo cantor, un anillo de compromiso coronado con una perla que le regala Lobo a Virginia para conquistarla y que, la perla, se dedica a hacer canciones rimadas como “entrégame a tu amada, se sentirá honrada”, todo con un toquecillo desquiciante la verdad que te dan ganas de tirarlo por la ventana… es gracioso pero desde luego no es un anillo que yo pudiese desear, aunque hay que decir que en la película es todo un puntazo. Como he dicho diversión no falta, aunque desde luego tampoco sobra el suspense que se desatará con un mágnifico y sorprendente final.

Desde zapatos que nos permitirían ser invisibles si nos los pusiéramos, hasta el cumplimiento de las supersticiones como la de la mala suerte por romper espejos, serán los elementos que harán de esta miniserie toda una recomendación de los que la han visto a sus conocidos.

El Décimo Reino es un mundo mágico contado en unos 450 minutos donde la fantasía, el amor, el suspense y la diversión están asegurados. Un mundo que da respuesta al qué pasó tras el “vivieron felices para siempre” que siempre nos preguntábamos de niños.

 

Como video significativo de esta miniserie también os dejo la intro que se hizo para cada uno de los capítulos, donde se puede ver a la ciudad de Nueva York convirtiéndose en un mundo fantástico donde los gigantes, las montañas, los ríos y las hadas ocultan ese mundo desarrollado tras otro completamente nuevo y mágico.

 

El Décimo Reino: de esas historias que ves y que ya nunca se te olvidan. Recomendada al 100%, si tenéis la oportunidad de verla no lo dudéis porque no os defraudará y, aun mejor, os transportará, como ya han hecho otras películas y libros de fantasía, a un mundo donde la magía es lo más cercano a la realidad, al mundo de lo posible, dejando lo normal y lo aburrido para el imposible.

 

 

 

Domingo 9 de Septiembre de 2012

CUANDO LOS CUENTOS DE HADAS SON CIERTOS…

 

Llevo un tiempo queriendo hacer una reseña de la primera temporada de la serie Grimm que empecé a ver por televisión en el canal Cuatro hará cosa de un par de meses, pero que en seguida busqué por internet y terminé de ver por mi cuenta saltándome el lento proceso semanal de dos capítulos por semana. Obviamente al hacer esto hacer una reseña de la primera temporada completa era un problema para quien estuviese siguiendo la serie por televisión, pero ahora, que ya ha terminado la temporada incluso por esta vía me siento en perfecta libertad para hacer la reseña.

Esta serie ha sido para mi uno de los grandes descubrimientos de este año. Sin ser una serie con gran cantidad de acción o de misterios si que convina todo lo necesario para hacer de ella uno de los entretenimientos de la temporada: fantasía, misterio, crimen y drama. Es una mezcla entre Sobrenatural y Fringe, más cerca de la primera que de la segunda. Os lo cuento con calma.

Inspector Burthard y su compañero Hank

Para los que ya la habéis visto, como para los que no, la historia gira en torno al detective de homicidios de Portland Nick Burthardt (David Giuntoli) y de como él solo quiere vivir una vida tranquila con su pareja Juliette y en su trabajo, pero como el destino le ha elegido para seguir con la tarea que toda su familia ha ido realizando: defender a la humanidad de las criaturas fantásticas que los Hermanos Grimm plasmaron y describieron en sus famosos y mágicos cuentos y que están viviendo en el mundo real. Así resulta que Nick es un denominado Grimm, capaz de ver a las criaturas de los cuentos que se han infiltrado en la sociedad normal a través de su apariencia humana. Su capacidad de ver a estos seres le va a poner en unos cuantos compromisos tanto en su vida sentimental como en su vida laboral cuando todo su mundo se empiece a transformar y pueda ver a esas criaturas que se esconden en el interior de las personas que habitan Portland, los llamados Wesen.

Para ir sobreviviendo a esa nueva vida contará con la ayuda de la caravana de su tía Marie, la cual va a verle debido a que se está muriendo, para revelarle lo que él es realmente y lo que ha sido ella y su familia. Pero mientras está intentando explicárselo les ataca una de las criaturas con intención de matarla, pues al igual que los grimms son cazadores de estos seres hay algunos de ellos que son especialistas en matar grimms, los llamados aniquiladores. La tía de Nick acaba en el hospital donde seguirán intentando terminar con su vida, pero antes de que lo consigan ella logrará dejar su mensaje y su legado: todo lo que Nick necesitará para enfrentarse a lo que se le viene encima se encuentra en la caravana que le deja, donde estarán los libros llenos de información sobre los diferentes tipos de criaturas, así como todas las armas que le permitirán enfrentarse a ellas.

Así es como empieza la serie, todo ello entremezclado con el primer caso que tiene como Grimm y policía a la vez: el asesinato de una chica y posterior secuestro de una niña, ambas desaparecidas en el bosque y que iban vestidas con una chaqueta con capucha roja. Así se nos presenta al primer Wesen: un Blutbad o lobo feroz de los cuentos. Es en este caso donde Nick conocerá a Monroe (Silas Weir Mitchell) cuando, al verle transformarse en lobo, dará por sentado que es el culpable de la desaparición de la niña, pero no lo es ya que un blutbad reformado que ya no caza ni mata. Sin embargo le ayuda a encontrar al culpable y a partir de ahí, debido a la inexperiencia de Nick irá consultándole cada caso que tenga para que le ayude. Lo que al principio es una ayuda algo obligada pronto se convierte en una amistad y colaboración en equipo que ayudará a Nick con su trabajo. Sin ninguna duda es este personaje el que le da el toque gracioso y divertido a la serie. Es el que más mola, usando una expresión vulgar, y sin él la serie no sería para nada lo mismo, es el mejor.

 

 


Si es cierto que aunque no es una serie que apunte a la comedia si se asume que tenga toques humorísticos el papel del lobo vegetariano, que posee un humor simplón y simpático, será aceptado sin problemas, ya que rápidamente se puede ver que es uno de los puntos fuertes de la serie.

 

A lo largo de los capítulos vemos que la constante lucha entre el bien y el mal se repite. El miedo que todos los Wesen, en especial los más inofensivos, tienen al inspector al ver que es un Grimm se manifiesta desde el primer momento, por lo que nos da una idea de que realmente un Grimm es un cazador que mata indiscriminadamente a las criaturas no humanas que se va encontrando. Pero Nick demostrará que él es diferente, convirtiéndose en amigo de un Blutbad y de toda aquella criatura que no tenga malicia ni cometa ningún acto malvado contra seres humanos o wesen de inferior posición. Con inferior posición me refiero en la cadena alimenticia o de mando ya que al ser distintas criaturas tienen todo un reinado que dirigen ellas, donde, como en toda sociedad, están los fuertes y los débiles.

Quizás el hecho de que Nick sea policía le hace diferente por el hecho de que se ha formado respetando el bien y atrapando el mal. He ahí su diferencia.

Monroe y Nick

En este mundo de fantasía los crímenes a los que el inspector Burkhardt tendrá que enfrentarse son muy enigmáticos la mayoría de las veces, teniendo que usar su poder de Grimm para resolverlos. Sin ser una trama especialmente complicada Nick se verá obligado a cumplir con lo que le depara su destino sin dejar de lado su trabajo como agente de la ley, así como su vida sentimental, que se verá constantemente amenazada debido a la cantidad de secretos y enemigos que surgen para la pareja.

Como veréis la serie pinta bastante bien, y ciertamente engancha. En cada capítulo van a pareciendo nuevos personajes mientras se va desarrollando la trama principal, que es, básicamente, la puesta en practica de las nuevas habilidades del Grimm. Para los amantes de la literatura fantástica es una serie muy adecuada, pues irán conociendo nuevos seres con cada capitulo además de que estos serán adornados con un extracto del cuento en el que está basado y de donde se han sacado la idea. Para los que conozcan los cuentos con este extracto que ponen al inicio del capítulo, una frase del cuento, podrán saber de qué va a ir la historia.

Otros tipos de Wesen

Si que es cierto que aunque el lenguaje se puede plantear como una vorágine debido a las nuevas palabras que el mundo de los Wesen van a suponer, en seguida el espectador se hace a ellas, sonando estas incluso realistas. Debido a la gran cantidad de nuevos datos así como de acontecimientos se forma una gran historia que se ha de contar en poco tiempo. Esto sería un problema si la serie estuviese mal llevada, pero no es así para nada, sino al contrario: la serie va ganando según avanza la trama pues en cuanto se acepta lo que se está planteando todo tiene mucha lógica y no se dejan cabos sueltos. Además, puesto que esta serie está dirigida en especial a un público que le guste la ciencia ficción y la fantasía esta planteada, incluso, de manera sencilla, pues como se diría en un dicho popular en peores plazas hemos toreado las mentes abiertas a las que nos gusta la ciencia ficción y los mundos de fantasía.

Lo que yo destacaría quizás como peor es que, según avanza la serie la trama va algo lenta. En eso se asemeja a Fringe, en que en medio de casa caso nuevo hay algo de la trama central, pero solo un detalle. También está el hecho de que se aprecia claramente que algunos capítulos son simple y llanamente de puro relleno, lo que en algunos capítulos se hace lento y pesado, aburriendo. Pero eso puede ocurrir en cuatro o cinco capítulos de los 23 que componen la primera temporada.

El recuerdo de Sobrenatural viene por la misma rama: cada capítulo es un caso distinto, una nueva muestra de ese nuevo mundo, pero con unos seres que tiran hacia las leyendas populares con las que hemos crecido.

Maquillando al lobo feroz

De otros post que he leído también se ha destacado como negativo el mal uso de los efectos especiales, remarcando su bajísima calidad, pero yo sinceramente los considero adecuados y no me parece que hagan deslucir la trama, pues es una mezcla entre ordenador y maquillaje para que los personajes puedan mostrar su otra cara de criatura fantástica. No es nada del otro mundo pero la caracterización no es mala y si es cierto que cuando se transforman a veces queda algo brusco, por lo general, el resultado es muy bueno, es más, de lo primero que uno habla es de como esos pequeños efectos especiales le dan su toque de magia y misterio a la serie.

Respecto a la temporada completa o a los personajes destacar, a parte de los ya mencionados, el papel de Hank Griffin, el compañero de Nick, interpretado por Russel Hornsby, que tendrá que lidiar con más de un problema que su compañero trae consigo, aun sin saber a lo que se está enfrentando. También destaca Julliete, la novia de Nick, interpretada por Bitsie Tulloch, que hace un papel de mujer dulce y comprensiva que se verá metida en la vida de un Grimm con todas sus consecuencias sin saber, al igual que Hank, lo que está pasando en la vida de su compañero, está vez sentimental. Julliete se verá metida en algunos problemas de Nick, llegando incluso a ser secuestrada y, en el último capítulo envenenada por Adalind, una Hexembiest o bruja, que se dedica a lo largo de la temporada a complicarle la vida a Nick. A pesar de todo sigue a su lado, pero en todo momento intenta que Nick le cuente qué es lo que está pasando en su mundo, desde que murió su tía, para que haya tanto secretismo.

Otro personaje destacable es el capitán Renard interpretado por Sasha Roiz, el jefe de policía a quien los detectives Nick y Hank reportan los casos. Este personaje es ambiguo pues desde el principio de la serie, al terminar el primer capítulo, se ve que él está al tanto del mundo sobrenatural siendo parte de él pero sin mostrar su verdadero rostro y consciente de lo que es Nick. Su complice en todo momento será Adalind Schade, la Hexembiest y a través de ella llevará a cabo sus dobles intenciones que pasan prácticamente desapercibidas debido al carácter del capitán que en todo momento se muestra inteligente y coherente, poniéndose incluso del lado de Nick sin que él lo sepa, defendiéndole de los aniquiladores; aunque obviamente con otro propósito que aun no sabemos ni se ha desvelado.

 

Lo cierto es que la temporada entera transcurre a un ritmo más o menos normal (exceptuando esos capítulos de relleno), pero en el último capitulo se conjuga todo para dejarlo con un final que da lugar a muchas puertas abiertas. El más importante es la aparición del nuevo personaje que va a marcar la segunda temporada y que se descubre al final del último capítulo, que es la madre de Nick, a quien se la daba por muerta en un asesinato cuando él era pequeño. También tendremos que ver qué pasa con el envenenamiento de Julliete, que como se ve en la última escena está embrujada y como cita la frase del comienzo del capítulo: “La niña no morirá, dormirá cien años y un príncipe la despertará”. También esperamos descubrir qué tipo de Wesen es el capitán Renard, que todavía no ha mostrado su rostro.

Imagen para el último capítulo de la Primera Temporada

El veredicto final por tanto es que Grimm es una serie entretenida, que se disfruta pasando el rato. No destaca por una gran interpretación, todo es correcto, al igual que la parte técnica. Es lo bastante buena para que guste y no canse, pero tampoco es muy remarcable como serie de gran calidad, aunque no por ello deja de ser buena. Sin tener un profundo argumento, sin embargo, consigue enganchar, tiene algo que te hace querer ver el siguiente capítulo y que te introduce en ese nuevo mundo de criaturas de cuento.

 

Lo cierto es que este tipo de series son frecuentes porque ofrecen la posibilidad al ser humano de escapar hacia mundos de fantasía donde el mundo real y el de las leyendas se entremezcla haciendo que abandonemos la realidad que nos rodea; por eso son historias que siempre triunfan, porque nos permiten imaginar. En este caso además se ha recurrido a los cuentos más populares que hay: los de los hermanos Grimm, cuentos e historias que todos conocemos desde que somos pequeños. Todo ello entremezclado con esa dualidad entre el bien y el mal que tanto nos gustan hacen de Grimm una serie de éxito. Desde luego la recomiendo y ya tengo ganas de que empiece la segunda temporada.



Lo cierto es que es una vuelta a los cuentos de hadas, tratados como si fuesen ciertos, y a lo que ocurre cuando convivimos en ellos. Como en toda serie el bien va ganando pequeñas batallas aunque el mal se mantenga de fondo, pero esas victorias son las importantes, por eso, cuando empecé a ver Grimm no puede evitar acordarme de una de mis citas favoritas, de Chesterton que dice así:



“Los cuentos de hadas son bien ciertos, pero no porque nos digan que los dragones existen, sino porque nos dicen que podemos vencerlos”



Ilustración de Fantasía de Pui Mun Law

 

Sábado 7 de julio de 2012

VERSIONANDO EL CUENTO CLÁSICO

Esta nueva versión que ahora mismo se puede ver en cines  está producida por James Roth (Alicia en el país de las maravillas) y Sam Mercer (El sexto sentido), y dirigida por Rupert Sanders, realizador publicitario; y lo primero que habría que decir de ella es que se aleja bastante de la versión de cuento que todos conocemos desde la infancia. Es desde luego una versión renovada, con más acción y más oscuridad que se aleja de Disney y nos presenta a una Blancanieves (Kristen Stewart) no tan dulce y delicada sino a una mucho más guerrera  y luchadora pero manteniendo ese corazón puro que será, a la vez, su propia bendición y perdición (por él es perseguida pero de él viene su fuerza), así como la de la malvada reina Ravenna (Charlize Theron) para quién supone adquirir la belleza y la inmortalidad pero también puede llevarla a la destrucción.

Para los amantes del cuento clásico no os preocupéis porque los elementos principales se mantienen: la madrastra malvada, el espejito mágico, el cazador, los enanitos que, aunque no sean especialmente encantadores, tienen un aire cómico como en el cuento original, y por supuesto la manzana y el beso.  Y de este también se mantienen algunas escenas como es la de Blancanieves entrando al bosque oscuro. Pero partiendo de estos inicios en seguida se aprecia la diferencia en la estética y que el cuento cambia para mostrarnos a una princesa mucho más decidida que lucha por sobrevivir. En seguida se ve que se necesita a una princesa diferente que resuelva los problemas por si misma sin esperar a que venga el príncipe azul para salvarla.

Antes de hacer la opinión personal voy con la historia y aviso, hago SPOILER, aunque nada que no se sepa o se intuya, pero lo digo para que no haya quejas:

Tras la muerte de la madre de Blancanieves el rey viudo se enamora perdidamente de Ravenna, la única prisionera que halla cuando el rey y sus hombres vencen a un ejército oscuro que aparece de la nada, y se casa con ella. Pero es todo una trampa montada por la propia Ravenna que la misma noche de bodas asesina al rey y se hace con el trono y el castillo. En medio de la confusión muchos huyen pero la pequeña Blancanieves no llega a hacerlo y es encerrada en una mazmorra.

A lo largo de la historia vemos que el poder y la belleza de Ravenna se deben a un hechizo que su madre hizo cuando era pequeña junto a su hermano Finn que será su brazo derecho y su fuerza, pero con el tiempo el hechizo se va debilitando por lo que necesita ciertos sacrificios para poder mantenerse. De esta forma tras 7 años en el reino el poder de Ravenna empieza a decaer y descubrirá gracias a su espejo mágico que comerse el corazón puro de Blancanieves, tan  hermosa a sus 17 años que amenaza con superar la de la propia reina, es lo único que hará que adquiera no solo su belleza, sino también la inmortalidad. Pero también le advierte lo ya mencionado: al igual que puede ser su salvación también podría ser su destrucción pues es la única que puede matarla.

Como veréis la historia es la de siempre, previsible, pero en este caso no es llevada al bosque y liberada por un bondadoso cazador, sino que se escapa ella por su propio pie y se adentra donde ni los caballos quieren entrar. Es entonces cuando contratarán a Eric (Chris Hemsworth) para adentrarse en el bosque y devolver a Blancanieves al castillo. Eric, del que se dice que es el único hombre vivo que se conoce que haya salido del bosque oscuro cuerdo, aparecerá como un hombre destrozado por la muerte de su esposa y accederá al trabajo pero, en el  momento de entregarla, cambiará de idea y se quedará al lado de la princesa para protegerla. Es en este momento de la película cuando cambia todo y empieza la lucha de Blancanieves por recuperar lo que es suyo mientras es perseguida por los hombres de la reina sin descanso.

A su lado tendrá al cazador y a William (Sam Clafin), su amigo de la infancia, que es en ese momento un joven duque que tiene a Blancanieves como una espinita clavada y al que se le ve completamente embelesado de la princesa.  También aparecerán los enanitos y adentrarán al espectador en un bosque mágico, cuidado hasta el detalle, bonito y encantado donde se podrá apreciar como la belleza de Blancanieves, su inocencia y su corazón puro le harán ser la elegida, hasta el punto de que el propio rey del bosque, el gran ciervo, se deja ver ante ella.

La parte del bosque oscuro, así como la del bosque encantado, son las escenas que más fuerza tienen y en general la película en si demuestra que el cuento tiene mucha más oscuridad y también originalidad que el original, al ser una historia marcada desde el principio por las traiciones, las muertes y la magia negra que envuelve todo.

Y ahora ya mi opinión personal:

La película está bien, por lo tanto, es entretenida, con los detalles muy muy cuidados; sin embargo mientras la ves no se te quita la idea de que falta algo: cada escena transcurre muy rápido,  no se profundiza. Es como si en vez de ir complementando las escenas para llegar al clímax de la expectación en la película cada una, por separado, tuviesen su propio clímax pero aun así no llegase a él. Se ha pretendido hacer una gran cantidad de escenas que son realmente espectaculares de escenario y  con un gran ritmo que haga al espectador envolverse en él y llevarle de una acción a otra sin descanso… pero no se ha hecho bien y la sensación es que no se da a un respiro, la escena no termina, no se aposenta del todo y ya comienza la siguiente por lo que no se profundiza ni en las circunstancias de lo que ocurre ni en los personajes.

Se podría haber sacado mucho más jugo al troll, al ciervo y en si a la propia actriz de Blancanieves que, sinceramente, yo la sigo viendo metida en las películas de la saga Crepúsculo, pues no cambia la cara y sus registros son pocos por lo que todo el tiempo pone las mismas caras que le hemos visto poner en el resto de las películas que ha hecho. Incluso y no sé por qué –SPOILER– es como si esta chica solo pudiera acabar metida en tríos amorosos ya que en esta película, si es bien que no compiten por ella, tanto el cazador como el duque/príncipe están hechizados por ella y buscan, más o menos indirectamente según la escena, su amor.

Y hablando de príncipes y de sacar partido, realmente ocurre lo mismo con el personaje de William, se le puede sacar mucho más partido pues tiene muy poca profundidad e importancia. Realmente desde que empieza la película –SPOILER– se ve que él va a ser el príncipe azul de la versión de Disney, pero luego resulta que no y el personaje se mueve por las escenas sin dejar entrever bien cuál es su sitio en la historia e incluso en el papel que se esperaba de él.

No estoy diciendo que sea una mala actuación, ojo, digo que el guión le hace perder la importancia que su papel parece tener según se empieza a ver la película. Y tampoco es que algo no encaje o quede mal de decir “no entiendo nada”, pero contribuye a seguir creando esa sensación de insatisfacción.

En general los personajes están esbozados, sin matizar bien y la rapidez con que se empeñan en introducir las escenas también lleva a que incluso las escenas de acción se pierdan un poco como es el entrenamiento de la princesa, que con  dos estocadas enseñadas por el cazador ya la hace toda una guerrera. Sinceramente hasta la batalla final me supo a poco, así como el discurso que Blancanieves hace para motivar a los guerreros a la lucha. Todo se pierde un poco, quizás de escena en escena no se nota mucho pero en conjunto notas que las emociones o los sentimientos  no están trabajados.

Obviamente, a pesar de todo, el papel de blancanieves tiene cierta profundidad por ser precisamente la no típica princesa que espera sentada a que la rescaten de la torre, pero realmente el papel principal y, nadie esperaba menos, lo llevaba cargado sobre sus hombros la malvada reina, muy bien interpretada por una Charlize Theron entregada al papel como siempre hace. No es solo que lo haga bien, es que como todos sabemos, sin un buen malvado la película, libro o historia en general pierde fuerza. Aquí la malvada es mala pero –SPOILER– hay un giro en su papel de mujer manipuladora que seduce por su belleza y que lleva a marcar la diferencia con el resto de las brujas malvadas que han intentado hacerse con el corazón de la dulce y pura Blancanieves: no es malvada si un porqué, sino que es víctima también y su historia es triste ya que es la única superviviente junto con su hermano de su pueblo que es exterminado acusado (según otras fuentes que he leído) de brujería por el rey Magnus. Antes de escapar su madre les hace el embrujo a ambos para que ella no sufra daño alguno al ser tan hermosa y él con su fuerza pueda protegerla; y con esos poderes y el exterminio de todo cuanto conoce Ravenna gestará su venganza hasta llevarla a cabo.

Así es como se produce un cambio en la historia, que realmente no afecta al contexto y al hecho de que quiere matar a Blancanieves, pero sí que demuestra que es el personaje más esbozado y elaborado de la película, el que tiene más fuerza y el mejor interpretado.

Desde luego es una película entretenida, que te mantiene en el asiento, no pegados a él, pero sí atentos. No es la séptima maravilla pero tiene un poco de todo: acción, aventura, drama, lucha, amor y fantasía. Es para entretener, no esperéis mucho más. Eso sí ir al cine a verla tampoco es mala idea porque como ya he dicho la imagen está muy cuidada y los detalles son espectaculares estando los efectos visuales muy conseguidos.

Es una nueva y más movida versión, innovadora y bastante fresca que, yo creo, gustará en especial a los adolescentes.
 

Miercoles 23 de mayo de 2012

PRIMER CICLO ANIME EN CINES 

El cine japones llega a Madrid y Granada a través de KINÉPOLIS

Se está acercando un momento irrepetible para los amantes del Cine Anime: del 8 al 17 de Junio, en diferentes horarios y salas, todos los días se proyectará en el Kinépolis diferentes películas de este tipo de producción cinematográfica. Todas las películas estarán dobladas y en edición digital. Por desgracia no se emitirá en los tres Kinépolis de España, solo en dos; las ciudades elegidas para estas proyecciones son Madrid y Granada, con algunas diferencias entre ambas y por un precio muy bueno: 5 euros la entrada. Es una gran oportunidad que todo amante del cine japonés no se puede perder.

Es algo sabido, pero para quienes aun lo desconozcan que este tipo de cine, como todo lo de nuestra vida, tiene su lugar en la Historia. En este caso la historia del anime, que como ya se ha dicho es el género de animación de origen japonés, comenzó en la segunda década del siglo XX, con una serie de cortometrajes similares a los encontrados en otros países y que se vieron influenciados por las obras de Disney en gran parte. Pero fue un tiempo después de la Segunda Guerra Mundial cuando empezaron a surgir grandes compañías dedicadas tanto a las series televisivas como a los largometrajes entre los que destacan algunos de los que se van a proyectar en breve. ¡Nos os la perdáis! Yo desde luego no voy a dejar pasar la oportunidad.


 

         · POMPOKO  que se proyectará únicamente el próximo 13 de Junio en Madrid.

          Sinopsis: Ante la inminente destrucción de un frondoso bosque cercano a una ciudad, cuyos dirigentes quieren construir en su lugar una urbanización, los mapaches que viven en el bosque intentarán sabotear la operación para así conservar sus hogares.

      –  Más información y compra de entradas: aquí

        · MI VECINO TOTORO

       Se proyectará en Madrid los días 9, 11 y 16 de junio. En Granada se proyectará los días 10, 12 y 16 de junio.

            Sinopsis: Satsuki y Mei son dos niñas que se trasladan al campo a vivir con su padre cuando su madre enferma gravemente y debe ser ingresada en un hospital. En el bosque, las dos hermanas descubren a unos espíritus que solamente se hacen visibles a las personas que tienen el corazón puro.

        Más información y compra de entradas: aquí 

                                                                                                     

               ·   AKIRA 
    
     Se proyectará en Madrid los días 9, 12, 14 y 16 de junio. En Granada los días 9, 10, 11, 12, 14, 15 y 16 de junio.

       – Sinopsis: Año 2019. Neo-Tokyo es una ciudad construida sobre las ruinas de la antigua capital japonesa destruida tras la Tercera Guerra Mundial. Japón es un país al borde del colapso que sufre continuas crisis políticas. En secreto, un equipo de científicos ha reanudado por orden del ejército un experimento para encontrar a individuos que puedan controlar el arma definitiva: una fuerza denominada “la energía absoluta”.

                                                                               – Más información y compra de entradas: aquí




             ·     EL CASTILLO AMBULANTE

         Se proyectará únicamente en Granada los días 9, 11 y 15 de junio. 

      –   Sinopsis: La joven Sofía ya tiene 18 años, pero sigue trabajando incansablemente día tras día haciendo sombreros. Tras el éxito mundial de “El viaje de Chihiro”, Miyazaki vuelve al panorama internacional con otra historia fantástica de animación de los estudios Ghibli.

        –      Más información y compra de entradas: aquí 


    ·     GHOST IN THE SHELL 2.O se proyectará en Madrid los días 9, 12, 14, 16 y 17 de junio. En Granada  se proyectará los días 6, 9, 14 y 16 de junio.

         – Sinopsis: Ghost in the Shell 2.0 es una remasterización/remake del clásico original dirigido por Mamoru Oshii en 1995, basado a su vez en el manga de Masamune Shinow.

     –  Más información y compra de entradas: aquí

 


  ·     ARRIETTY Y EL MUNDO DE LOS DIMINUTOS 


 

        Se proyectará en Madrid los días 10, 14 y 17 de junio. En Granada los días 9 y 17 de junio.

 

          Sinopsis: En una casita oculta bajo las tablas del suelo de una mansión campestre, vive una familia de seres diminutos, de apenas 10 cm. de altura, que tienen la norma de no dejarse ver nunca por los seres humanos; sin embargo, su tranquila existencia cambia cuando Arrietty, una audaz adolescente, es vista accidentalmente por un niño que se acaba de establecer en la casa debido a su delicada salud.

                            Más información y compra de entradas: aquí

  
 · EL CASTILLO EN EL CIELO


      Se proyectará únicamente el próximo 11 de junio en Madrid.

         Sinopsis: Una aeronave se desliza sobre un mar de nubes, en una noche de luna llena. Muska, un agente secreto del gobierno, acompaña a una chica llamada Sheeta a la fortaleza de Tedis. Repentinamente la nave es atacada por los piratas que, al igual que el gobierno, buscan el secreto de la piedra mágica de levitación que Sheeta lleva alrededor del cuello. La piedra es la llave que abrirá las puertas de La Fortaleza celeste, una isla flotante en medio del cielo creada por una misteriosa mucho tiempo que desapareció hace mucho tiempo del planeta.

           –     Más información y compra de entradas: aquí




                                                                                ·   EVANGELION 1

     Se proyectará en Madrid los días 8, 13 y 15 de junio. En Granada los días 8, 13 y 17 de junio.

        –   Sinopsis: Este juggernaut de la ciencia ficción animada, de inacabables  ramificaciones filosóficas, espirituales y humanas, regresa a la gran pantalla bajo forma de una espectacular tetralogía de la que Evangelion 1.0 es su primer capítulo. Tokyo-3 vuelve a estar bajo la amenaza de los Ángeles y Shinji y Rei volverán a enfundarse el traje de Eva.
     –    Más información y compra de entradas: aquí
 · EVANGELION 2

Se proyectará en Madrid los días 8, 13 y 15 de junio. En Granada los días 8, 13 y 17 de junio.

          Sinopsis: Segunda película dentro de la serie “Rebuild of Evangelion”, centrada en servir como remake del anime Evangelion. En esta ocasión, será una actualización/resumen de los capítulos del 7 al 12 del anime.

                        –         Más información y compra de entradas: aquí


        ·  LA ESPADA DEL EXTRAÑO

       Se proyectará únicamente el próximo 11 de junio en Madrid.

       –   Sinopsis: Durante el periodo de guerra entre estados o Sengoku, un ronin llamado Nanashi, que significa “sin nombre”, salva a un niño llamado Kotarou y a su perro Tobimaru en un templo abandonado. Kotarou no tiene familia y es perseguido por una misteriosa organización militar de China, por lo que contrata a Nanashi como guardaespaldas. Nanashi, que ha abandonado su nombre junto a su pasado, ha “sellado” su espada debido a un suceso pasado por el que es atormentado en forma de pesadillas.

 –   Más información y compra de entradas: aquí

     · LA PRINCESA MONONOKE


        Se proyectará en Madrid únicamente el 11 de junio. En Granada los días 8 y 14 de junio.

            Sinopsis: Con el fin de curar la herida que le ha causado un jabalí enloquecido, el joven Ashitaka sale en busca del dios Ciervo, pues sólo él puede liberarlo del sortilegio. A lo largo de su periplo descubre cómo los animales del bosque luchan contra hombres que están dispuestos a destruir la Naturaleza.

          –    Más información y compra de entradas: aquí

·    EL VERANO DE COO


 Se proyectará únicamente el próximo 12 de junio en Madrid.

  –  Sinopsis: Hubo un tiempo en el que el ser humano acabó con todas las criaturas mágicas. Excepto con una, Koichi Uehara es un estudiante que vive en los suburbios de Tokyo. Un día recoge una gran piedra que resulta ser la carcasa de un bebé “Kappa” (una criatura del agua perteneciente a la mitología japonesa) que ha estado viviendo bajo tierra durante los últimos 300 años y decide llamarle “Coo”. Koichi y Coo se harán grandes amigos y comenzarán a vivir en familia. Sin embargo, Coo no logra adaptarse al estilo de vida de Tokyo y empieza a echar de menos a su familia. En un caluroso día veraniego, Koichi y Coo deciden embarcarse en una aventurera búsqueda de los padres de éste último.

                   –    Más información y compra de entradas: aquí


             ·   COLORFUL

       Se proyectará únicamente el próximo 15 de junio en Madrid.

       –  Sinopsis: Esta cálida comedia sigue a una persona que se encuentra a sí misma atrapada fuera del ciclo interminable de la vida y la muerte. Gracias a que ganó una lotería en el mundo celestial, el protagonista es devuelto a la vida en el cuerpo de un joven de catorce años que estaba a punto de suicidarse. De este modo es como el protagonista comienza una nueva vida. 
                                                                                 –   Más información y compra de entradas: aquí


          ·   TRIGUN

       Se proyectará en Madrid los días 10, 12 y 17 de junio. En Granada únicamente el 16 de junio.

–             Sinopsis: La historia empieza cuando el Alcalde de Macca contrata a varios caza-recompensas con el fin de proteger su pueblo de un famoso ladrón llamado Gasbag. De visita en el pueblo, Meryl y Milly se vuelven a encontrar con Vash, pero antes de un feliz reencuentro, la banda de Gasbag entra a Macca aunque se topará con Vash en su camino.
     –    Más información y compra de entradas: aquí


         ·   DEATH NOTE RELIGHT
        Se proyectará en Madrid los días 9 y 16 de junio. En Granada los días 10 y 13 de junio.

          Sinopsis: ¿Qué harías tú si tuvieras una Libreta de la Muerte que te permitiera matar a cualquiera con tan solo escribir su nombre en ella? Con la Death Note en su poder, el estudiante Light Yagami decide erradicar la maldad del mundo. Pero, ¿se convertirá en el mesías que salve a la humanidad o en el peor asesino en serie de la historia? Cuando los criminales comienzan a caer muertos, las autoridades recurren al genio detective L para dar caza al misterioso asesino conocido como Kira. Así da comienzo una trepidante batalla entre las dos mentes más brillantes del mundo con el destino de la humanidad en juego.

        –   Más información y compra de entradas: aquí




          ·    FULL METAL ALCHEMIST   

       Se proyectará en Madrid los días 8, 10 y 17 de junio. En Granada los días 10 y 15 de junio. 

     –   Sinopsis: Remake/revisión de Fullmetal Alchemist, prestigiosa serie anime que se desarrolló entre 2003 y 2004. FMA empezaba contando la historia fiel al manga, para a mitad de la serie cambiar el argumento obviando el de la fuente original. El objetivo de Brotherhood es ser totalmente fiel a la trama del manga, desde el principio hasta el final, añadiendo además mejoras técnicas y animación más pulida.
                                                          Más información y compra de entradas: aquí   

Lunes 7 de mayo de 2012

THE LAST OF THE NIGHTS

Tonight is the night” es lo único que Álex (Maarten Dannenberg), el protagonista del desconcertante corto escrito, dirigido y editado por Luis Galán, sabe en el caótico mundo en el que su vida se desarrolla día tras día.
The last of the nights es el nombre de dicho corto y su estreno tuvo lugar el pasado día 5 de mayo en el Café Moderno.
El corto empieza planteando ‘porqués’ desde el primer plano y se desarrolla en un ritmo trepidante que mantiene en vilo al espectador de manera constante desde los primeros instantes hasta el final del cortometraje. Y según van transcurriendo los minutos hay dos cosas claras: que se quiere saber más y que el producto tiene calidad.
El guión es interesante y dinámico, emocionante dentro del lado oscuro de las cosas, no hay sobresaltos eso sí, sino una tensión constante del qué pasará. El formato cinematográfico se desarrolla en inglés lo que le da un contrapunto a esta producción española que consigue una estética fuera de lo que habitualmente se ve en el cine español.

Escena en la Playa de Barbate (Cádiz)

¿Qué parte de magia tiene este asunto? Que todo transcurre en una sola noche, desde el crepúsculo hasta el amanecer de un nuevo día, y la variedad, así como el color, que le da que el corto, pese a tener ese espacio de tiempo para desarrollarse, esté ubicado en diferentes ambientes: Madrid capital, Guadalajara y las frescas y luminosas playas de Barbate.  

Luis Galán, director del cortometraje, tiene un buen camino recorrido: ha sido premiado en múltiples disciplinas como cortos, teatro y documentales, ha dirigido trabajos importantes para compañías como Sony Music, y escrito para productoras como Mundo Ficción. Además es licenciado en Arte Dramático y premio a la excelencia  por sus estudios en Imagen y Sonido. Con estas reseñas y huellas anteriores no es de extrañar que el corto llegue pisando fuerte. Se le puede catalogar de ambicioso no solo al proyecto, sino también a su guionista y director que desde luego no ha formulado algo fácil de realizar y lo ha logrado, ha conseguido llevar a cabo un proyecto que es un señor corto cinematográfico, en mayúsculas.
Otro componente destacado del equipo es el director de fotografía David Acereto, que acumula más de 60 proyectos entre cine y televisión. Como director de fotografía cuenta con trabajos como “Hermanos y Detectives”, “Cuestión de Sexo” o “Destino Sudáfrica 2010”, además de multitud de anuncios y vídeos musicales.
Destaca la estructura por supuesto. Para los amantes de este tipo de cine donde las cosas se envuelven en un atmosfera surrealista y no se revelan hasta el final, creedme, no os quedareis indiferentes ante la maestría para hacer que todas las piezas encajen como un puzle sin dejar ningún cabo suelto, y tampoco lo hará el argumento que en cada fotograma se desatará hasta una gran sorpresa final.
Las claves del éxito se podrían resumir en su puesta en escena, difícil de llevar a cabo con sus exteriores, su figuración, vestuario y maquillaje, las diferentes localizaciones y, sobretodo, el hecho de que se realice de noche. Un corto además que se hizo a contrareloj en el pasado mes de enero los  días 20, 21, 22, 28 y 29, así como en Cádiz el 11 de febrero… fechas muy señaladas y concretas, con el tiempo contado y con un clima jugando en contra durante el rodaje… una jugada que sin duda ha costado un gran esfuerzo de equipo y de organización pero los cuales, en conjunto, han conseguido ganar la partida.  

Teresa Riott como Aylin

Otra de las claves del éxito son sin duda sus actores, prometedoras estrellas como Maarten Dannenberg (Álex) y Teresa Riott (Aylin) son los protagonistas principales del corto, pero además participan actores con un amplio recorrido en el cine como Javier Sandoval, que ha participado en producciones como Dagon: La Secta del Mar.

Maarten Dannenberg como Álex

Al principio de esta entrada se ha marcado a Álex como el protagonista pero lo cierto es que todo va girando en torno a Aylin porque prácticamente desde el comienzo se ve a Álex intentando encontrar pistas sobre la mujer a la que quiere mientras en su memoria van apareciendo imágenes difusas de ella en una playa. Esas imágenes al lado del mar serán lo que ayuden a Alex a completar la historia, así como al espectador y además ayudarán a marcar un gran contraste entre las escenas de la ciudad, siempre a oscuras, y el resplandor de la espuma blanca en la orilla del mar.  
Desde luego la historia tiene diferentes interpretaciones y puntos de vista, pero, bajo mi punto de vista, destaca el personaje femenino que, además de una perfecta interpretación donde se ven diferentes roles en un mismo personaje, va conduciendo la historia y mostrándose poco a poco.
Parte del Equipo: A la derecha Luis Galán (Director)
seguido de Ramón Morillo (Productor)
La interpretación es magnífica, así como el estilo y todo ello se ve acompañado de una banda sonora muy potente. Es un trabajo impecable, con fines a alcanzar una proyección internacional que sin duda se merece, de gran y delicada belleza… aunque un poco triste como toda buena historia, pero sin ninguna clase de exageración ni frivolidad.  
Un gran equipo humano para un gran cortometraje técnico que sin duda vale su peso en oro. Mi enhorabuena para todos los que han participado y ayudado a que salga adelante este proyecto; esperemos que lleguen muy lejos para que siga abordando a los espectadores en lo más íntimo y desbordando en las pantallas sin complejos, como es la historia, para que pueda llegar a ser vista y oída por todos los amantes del buen cine.
– Visualización del trailler:

The Last of the Nights en IMDB : http://www.imdb.com/title/tt2361515/
– Página web en construcción: http://www.thelastofthenights.com

 

Lunes 30 de abril de 2012

LLEGA LA UNIÓN DE LOS HÉROES DE MARVEL A LA GRAN PANTALLA

Cumplir lo que prometemos, eso es lo más difícil de lograr en todos los aspectos de la vida y lograrlo en el Séptimo Arte se puede considerar casi un milagro. En este mundo que es el cine, las películas de acción lo tienen más sencillo porque su misión es entretener, nadie espera un buen guión, ni una gran actuación, incluso si la historia es algo forzada el espectador pasa por el aro con facilidad, porque a lo que va es a ver tiros, cofres secretos, fuerzas extrañas… no es algo especialmente difícil de lograr, sin embargo la crítica habla en contra de este tipo de cine mientras la gente sigue pagando por verlo. No ha sido el caso de Los Vengadores, la tan esperada producción que el pasado viernes se estrenó en España. Y no ha sido el caso pero había, muy a la par, una sensación de expectativa y también de temor por lo que la gran pantalla nos pudiese presentar con la nueve película de superhéroes que, poco a poco, se nos había ido presentando para abrir boca a través de pequeñas escenas finales tras los créditos de Hulk, Iron Man, Capitán América y Thor, así como los tráilers que iban surgiendo para seguir aportando sustancia a lo que iba a ser esta gran producción.

Durante años hemos estado uniendo estas piezas del grupo de superhéroes del universo Marvel, pero también viendo la calidad un tanto irregular de las películas anteriores que, para los aficionados a los comics, eran completamente decepcionantes. Sin embargo Los Vengadores iba marcando, tráiler a tráiler, que era diferente y así lo ha hecho ver con el gran estreno.

Considerada por los amantes de su historia original una de las mejores películas de superhéroes, convierte a Joss Whedon, su director, en un líder para todos los seguidores del comic y de las buenas películas de acción gracias a que consigue que la esencia de los personajes se muestre de manera individual así como en su actuación en grupo, donde, se podrán presenciar los roces que cada personaje tiene con otros miembros del grupo. De esta forma, todos diferentes pero todos importantes se cansan, dudan, se revelan… y cada uno lo hace a su manera según su carácter y sus valores, hasta en el final donde, con una actuación final, se unirán para luchar codo con codo.

Si he de sacarle defectos, como no fanática de este tipo de cine y películas, me pareció una introducción a la acción algo larga, pues tarda un poco en arrancar y aunque desde luego no es, como algunos han criticado, “un grupo sentado en torno a una mesa”, si es cierto que, y ya lo dice Nick Fury en la película, necesitan un empujoncito. A pesar de que se puede considerar una entrada en acción larga cada personaje va entrando en el momento justo de la película; de nuevo se puede decir que no es algo forzado lo que tenemos delante los espectadores, aunque no hay que olvidar la gran ventaja con la que Whedon cuenta al hacer esta película: la presentación de los personajes no es necesaria pues se sabe quiénes son de películas anteriores, por lo que entran en escena sin esfuerzo y sin hacer un recopilatorio de lo que cómo superhéroes representan y que muchos directores incluyen de manera distintiva para dotar de realismo las películas de este tipo. De esta forma Whedon los suelta en pantalla dejando que muestren lo que mejor saben hacer.

El gran acierto de Marvel es sin duda esta elección en el cargo de dirección pues Whedon, experto en dirección de cine y de grandes series de televisión como Buffy, controla las escenas con un toque experto, de perfección, dotándolas de acción donde el espectador no descansa tranquilo, pues, los personajes no salen de una para meterse en otra aun peor. Realmente para muchos ha sido como volver al cómic, pues las escenas parecen salir del propio tebeo, para introducirnos en la historia y no dejarnos respirar.  No hay duda de que la tensión no disminuye en ningún momento.

Sin embargo encuentro otro defecto: Loki, movido por la venganza y sus aires de grandeza se nos presenta un tanto flojo. Es cruel y despiadado sí, pero no da miedo y aunque sí que se le puede ver  con más cuerpo y contundencia que en Thor, resultando mucho más amenazador y más centrado en el esquema de malvado, sigue teniendo ese aire elegante que le aporta fragilidad al enemigo. Lo que habría que destacar en este punto es que, precisamente, por muy malo que pretenda ser, Loki se mueve por desaires propios de ser el “no elegido”, por la venganza personal  y, realmente, por detrás de él, está el verdaderamente malvado, uno de los pesos pesados del universo Marvel.

Desde luego los espectadores nos hemos encontrado con un film repleto de tensión pero también de risas, coronadas por el gran Tony Stark quien, con sus diálogos, chistes y pullas constantes, da el toque necesario a la película para mantener a la sala entre el sobresalto y la carcajada limpia.

Los personajes no se pierden en ningún momento entre los demás sino que están bien definidos y si bien es cierto que Stark toma uno de los grandes papeles del film por sus salidas de tono, todos jugarán  su papel y nos encontraremos a un Hulk muy desarrollado con un gran secreto para mantener las formas que, en el fondo, todos nos guardamos en el bolsillo, y con una contribución enorme, necesaria y que consigue darle color, con su transformación, al final de la película.

Puede que el guión no sea de Oscar pues, como se ha empezado diciendo, de una película de acción no se espera un gran guión, pero, en este caso, es el guión lo que da cuerpo a cada batalla, a cada enfrentamiento; el diálogo da forma a la acción, fortaleciéndola y dándola pie. El espectador está presente en esa explicación de lo que va a suceder antes de que comience, dando un tiempo propio a los personajes antes de que los golpes, las llamaradas y las explosiones partan en todas las direcciones de la pantalla. Es así como se consigue una trama consistente que se desarrolla a lo largo de toda la película y donde vemos, por tanto, una coreografía de personajes y acción perfectamente dirigida de principio a fin.

 

Cosplay Expocómic 2011

No hay duda de que los más fieles a esta saga estarán contentos y satisfechos y verán a sus personajes favoritos bien reencarnados y construidos, puede que alguno de ellos se vea incluso representado a sí mismo, dependiendo del nivel de entusiasmo y unión que tengan hacia la saga.

Podemos decir por tanto que Los Vengadores cumplen con lo que prometen y, además, llegan más allá, pues en esas casi dos horas y media, consiguen entretener a su público y es que, realmente lo difícil, una vez vista, era no hacerlo. No decepciona en ningún momento, ni flojea o hace decaer la expectación, todo lo contrario, es pura adrenalina. Solo podemos esperar que su continuación siga siendo igual de buena.

 

Anuncios