El Expocómic 2016 reluce en el IFEMA de Madrid

El fin de semana pasado se celebró el Expocómic de Madrid y, como ya viene siendo costumbre en este blog, no quería dejar de contaros mi experiencia como ya he hecho todas las veces que he tenido el placer de ir. Por eso hoy os comparto las novedades que nos ha ofrecido esta nueva Feria del Cómic de Madrid del 2016.

Novedades del Expocomic 2016

IFEMA: nuevos ESPACIOs PARA UNA RENOVADA FERIA DEL CÓMIC

Entrada Expocomic IFEMA 2016Lo primero de todo es contaros que, como ya os narré en el último post que hice del Expocómic 2015, este evento multitudinario se ha mudado del pabellón de la Casa de Campo (lugar en el que siempre se había celebrado), al IFEMA. Esta medida se tomó en parte debido a la gran cantidad de gente que acude todos los años, ya que el número de visitantes del Expocómic y del Expomanga de Madrid (la Feria del Manga), ha crecido exponencialmente año tras año (este año ha superado las 42.000 personas) hasta el punto de que conseguir entradas se convertía en toda una odisea; quizás porque aquel que va una vez siempre repite, como una servidora.

Seguir leyendo

Anuncios

EL EXPOCÓMIC SE DESPIDE DE LA CASA DE CAMPO PERO LO HACE POR TODO LO ALTO

color_logosEl Expocómic se ha convertido en uno de los acontecimientos del año de Madrid, sus entradas, agotadas a través de Internet días antes, y las eternas colas para entrar (incluso con la entrada comprada por adelantado) lo indican.

Cientos de personas, disfrazadas o no, esperamos bajo el frío cerca de media hora para poder entrar al pabellón de La Casa de Campo donde, un año más, actividades, juegos, exposiciones de diversos artistas, juegos, exposiciones de diversos artistas, cosplays y muchos stands venidos de todas las partes de España esperaban para dar vida a la feria del comic madrileña  que cerró sus puertas el pasado domingo 13 de diciembre con un aforo total de 32.647 personas en solo tres días, lo que ha llevado a que, tras haber rozado estas cifras en años anteriores, el evento abandone la Casa de Campo para pasar a celebrarse en el IFEMA.

Seguir leyendo

Amaluna Circo del Sol Cirque du soleil

"AMALUNA", LO ÚLTIMO DEL CIRCO DEL SOL, DEJA MADRID Y CONTINUA SU RUTA

Las mujeres se ponen al frente del último espectáculo del Circo del Sol con Amaluna y descubren al espectador un mundo nuevo

Hoy se cierra el magnífico espectáculo Amaluna del Circo del Sol que ha estado en Madrid desde el pasado 6 de mayo hasta hoy, 21 de junio, ofreciendo un espectáculo nuevo centrado en realzar la fuerza de la mujer y su femineidad, algo que ya viene determinado por su nombre pues Amaluna proviene de la palabra en latín Ama (madre) y de la palabra luna, simbolizando este último la representación de la mujer como madre protectora del planeta.
Amaluna es una historia original creada por Diane Paulus inspirada por diversos mitos griegos y noruegos, así como por obras como La flauta mágica o la obra La tempestad, de William Shakespeare; así, encima del escenario se nos representará una isla guiada por los ciclos de la luna y gobernada por la reina Próspera, quien invita a todas las grandes diosas del mundo para celebrar la mayoría de edad de su hija Miranda. Con esta celebración es como comienza la historia, haciendo que gire en torno a los ritos que honran la feminidad, la renovación, el renacimiento, el equilibrio y el amor, ya que (como todos los espectáculos del Circo del Sol), se va contando una historia que enlaza de forma sutil las acrobacias y partes del espectáculo que se desenvuelven sobre el escenario. En este caso la historia que se nos cuenta y que da sentido a lo que estamos viendo es de amor, entre la protagonista de la celebración (Miranda) y un valiente joven desconocido (Romeo) que llega a la isla con sus compañeros tras un naufragio provocado por una tormenta generada por Próspera. Sin embargo la historia de amor tendrá que pasar por distintas pruebas para probar que la pareja es fuerte y que pueden complementarse y lograr la armonía y la confianza entre ellos, y serán esas pruebas las que a lo largo del espectáculo fascinarán a los espectadores.

Seguir leyendo

"CHAOS" DESATA LA TEORÍA DEL CAOS Y EL EFECTO MARIPOSA ANTE NUESTROS OJOS

 

Luis de Matos, el genio ilusionista, representa en Madrid su nueva creación “Chaos”, donde el espectador verá como la realidad desafía a la razón

 

A veces el destino tiene cosas curiosas y peculiares, como es que por motivos laborales acabes con dos entradas para ver un espectáculo de magia en la Gran Vía de Madrid, o que justo tu pareja haya dejado el trabajo que le ocupaba todos los sábados noche desde hacía un año por otro mejor, y que por lo tanto tenga justo esa noche libre para poder ir; o el hecho de que, por ser entradas especiales, nos sentasen en segunda fila para verlo todo y nadie ocupase los asientos de delante.

Nada ocurre por casualidad, cada decisión que tomamos cambia el mundo que nos rodea, el número infinito de coincidencias es lo que hace que acabemos llegando a donde estamos en ese momento, que, nunca más, se volverá a repetir… y eso es lo que nos viene a decir la obra Chaos, que de mano del mago portugués Luis de Matos está pasando fugazmente en la ciudad de Madrid, hasta hoy: domingo 5 de abril, justo el día en que este blog cumple 3 años, para representar su nuevo trabajo.

Luis de Matos, está considerado uno de los ilusionistas más importantes del mundo, laureado como el Mejor Mago del año en 1998 por la Academia de Artes Mágicas de Hollywood, también ha sido receptor del Premio Devant del club londinense The Magic Circle, galardón que se da a toda una carrera concediéndose a septuagenarios y que él recibió en 2013, convirtiéndose en el ilusionista más joven al conseguirlo con 43 años. Ahora, Luis de Matos estrena en Madrid, en el Teatro Compac de Gran Vía, un espectáculo avalado por colegas patrios de la talla de Luis Tamariz, Jorge Blass, el Mago Pop o Luis Piedrahita.
El mago presenta una función para encontrarse con su público y hablar con ellos del caos, del desorden, y de otras cosas que parecen incontrolables, pero que al mismo tiempo varían en relación directa con nuestras elecciones. Juega con la imaginación de los espectadores e interacciona con ellos haciendo que la magia ocurra en las propias manos de los mismos; así, cada ilusión que se realiza con él, se convierte en un momento mágico que será en sí mismo la transformación del efecto mariposa en una evidencia incuestionable.
Al entrar encontraremos el escenario con la mesa y los pocos objetos que necesitará para realizar su magia y una pantalla de fondo con distintas frases sobre el caos, como las que tenemos en nuestras manos, incluidas dentro del folleto que espera en nuestros asientos. Frases como: “La tarea del arte es introducir el caos en el orden” de Theodore Adorno forman parte del espectáculo, hojas con citas que tendrán mucho que ver en la propia representación de cómo unas decisiones influyen sobre las consecuencias finales, haciendo que las citas no solo sean importantes por el significado de las mismas, sino por su significado y participación en el conjunto global y final de la representación.
Sin embargo, y como si este mismo post fuese un truco de magia en sí mismo, no os desvelaré mucho más, solo que merece la pena intentar ir a su última función o no perdérselo la próxima vez que aparezca en nuestra ciudad, porque los distintos momentos por los que la función va pasando nos hacen tener más de hora y media de entretenimiento continuado, donde muchas veces no sabernos ni si lo que estamos viendo es un truco de magia o un juego de casualidades; porque precisamente ahí está el gran secreto de esta función y seguro, que al igual que esta, cualquier otra será igual de impresionante.

 

Una función basada en que las decisiones del espectador son las que escriben cada noche la historia de lo que sucede en el escenario. Cada uno de los asistentes contribuye con un pedazo de su imaginación de forma que aquello que antes eran ilusiones ahora pueden convertirse en momentos mágicos que recordarán y revivirán los momentos desarrollados durante la función.
Yo misma participé de ella, así como mi pareja, lo que nos permitió salir en los créditos finales, y ahora escribo esto para contar en qué consistió, haciendo gala de aquello que cita el folleto de la función: “Las palabras que siguen son la nomenclatura que encontramos para que mejor podamos contar la historia que queremos compartir”. Sin embargo, tal y como se pide en el mismo, ayudaré a mantener la sorpresa para que la última función que se realiza esta tarde pueda seguir sorprendiendo a todos sus participantes y que, cuando salgan del teatro, puedan incluso aplicar la reflexión de Chaos a todo lo que en nuestras vidas sucede, porque prueba misma de ella es el hecho de que yo pudiese asistir: todo lo que hacemos hoy afecta a lo que acontecerá mañana.
* Todas las imágenes de este post, exceptuando la tercera, la quinta y la sexta que han sido obtenidas de las fuentes de imágenes de Internet, han sido tomadas por Lucía Berruga (L.B.)

EL EXPOCÓMIC TRAE DE NUEVO EL MUNDO DEL TEBEO Y SUS PERSONAJES A MADRID

Por tercer año consecutivo os vengo a contar cómo ha transcurrido el Expocómic de este año y, la verdad, aunque la feria del cómic es genial, año tras año suele haber lo mismo exceptuando pequeñas variaciones, por lo que si queréis saber qué podéis encontrar os invito a leeros la reseña de los años anteriores: 2012 y 2013.

Para este año he decidido, por tanto, centrarme más en las exposiciones y en los cosplays, a los cuales siempre dedico un muy pequeño espacio en los post pues no se puede hablar de todo. Sin embargo este año, al ir un sábado (generalmente voy los viernes) estaba animadísimo y lleno de gente disfrazada con los disfraces super currados.
Empezaré con las exposiciones de este año, había cuatro pero os reseñaré las dos que más me han gustado y las más significativas bajo mi punto de vista. La primera con la que me topé fue la de Flash Gordon. Visiones y versiones: han pasado ochenta años, ni más ni menos, desde aquel 7 de enero de 1934 en que nació Flash Gordon, aquel jugador de fútbol americano que, fruto del azar, o más bien de la falta de explicaciones del guionista Don Moore, da con sus fornidos huesos en el planeta Mongo, dominado a hierro y fuego por Mig El Despiadado.
Ahora, tras ocho décadas de diversión irrefrenable que han convertido al personaje en un tótem de la ciencia ficción universal, se presentó  esta exposición para festejar por todo lo alto su nacimiento y, así, los mejores artistas españoles, maestros de la talla de Carlos Díez, Ángel Unzueta, Enrique Vegas, Alfonso Azpiri, Nacho Arranz, Tirso Cons o David Rubín, entre otros, se unen para darla forma y hacer una muestra retrospectiva para invitar al visitante del Expocómic a viajar a un universo de fantasía ilimitada y a sumergirnos en fabulosas emociones de otros tiempos, de todos los tiempos. Para todos aquellos que aun sienten latir al niño aventurero que llevan dentro, esta exposición fue un regalo que la feria del cómic  puso al alcance de todo el que le visitó.
Mujeres de Tinta: Antología de autoras de cómic, es otra exposición que se presentó en el Expocómic y que ofreció las obras de un compendio de autoras como una parte representativa de la profesión, pero en absoluto las únicas, ya que los que formaron las exposición se vieron limitados a una selección condicionada de un número concreto de originales; por supuesto, muchas se quedaron fuera lo que, aunque podría ser algo negativo, realmente es algo que se puede considerar muy positivo, ya que demuestra que las autoras abundan, tanto en cantidad como en calidad, y nos indica la buena salud del panorama ilustrativo nacional. Por ello se muestra una selección que pretende reflejar de la mejor manera posible los paisajes que dibujan cada momento histórico.
Junto a esta exposición está la de Teresa Valero, a través de la cual se presenta una muestra excelente de la obra de la autora.
Una de las primeras evidencias que salta a la vista al contemplar sus obras es que se trata de una autora valiente, que se mueve como pez en el agua entre la animación, el cómic y la ilustración.
También se hace patente que tiene un gusto y una sensibilidad especial para el color y que la versatilidad de su estilo le permite abarcar un amplio espectro que despliega con maestría desde el dibujo humorístico  al realista; por último, gracias a la muestra ofrecida, el visitante puede percatarse de cuáles son su fuentes de inspiración artística, destacando la presencia recurrente de un determinado modelo de mujer: sensual, independiente, que intenta por todos los medios ser dueña de su destino.

Por supuesto en lo que a artistas se refiere es muy típico encontrar a artistas que venden cuadros, láminas y postales de sus obras pero que, además, por un dinero extra, te hacen un dibujo personalizado, el llamado original, y te lo firman. Generalmente suelen estar distribuidos pero esta vez estaban todos juntos y podías pasar de uno a otro viéndoles pintar y presentar sus dibujos.

No puedo evitarlo y siempre se me escapa alguna foto mientras pintan… me parece increíble su facilidad para trabajar bajo tantos pares de ojos y personas observando cada movimiento de su lápiz.

En lo referente a los cosplays hubo muchos y muy variados, todos eran geniales, para que mentir, incluso aquellos que no pude reconocer (que fueron bastantes) pero en general os pongo una muestra de aquellos que más llamaron mi atención y que acudieron a la “llamada friki” del sábado mañanero (que fue cuando yo pude ir).
Entre los destacados yo mencionaría al chico que iba del Resident Evil IV (imagen de la izquierda) y los que iban disfrazados del Mortal Kombat (imagen de debajo)
También había un grupo que se había currado muchísimos los trajes pero no logré averiguar de qué iban, si por lo que sea alguno lo sabe puede dejarme la información en los comentarios 😉
También estaba la chica de Cómo entrenar a tu dragón: Astrid, que iba fantástica, con todos los detalles del personaje hasta las mechas sueltas del pelo y los detalles de calaveras de dragón en la falda; la verdad es que me gustó mucho.
Aun así si queréis ver más cosplays os dejo un vídeo recopilatorio muy chulo que he encontrado en la web y que espero que os guste:
En general fue una gran feria del cómic aunque yo apenas pude disfrutarla 2 horas pues tanto mi pareja como yo trabajábamos, pero lo pasamos genial entre los diferentes stands, saludando a viejos conocidos que ya después de tantos años viéndonos solo en estas fechas son casi como la familia en navidad: que si no están la feria no es igual ni por asomo… y por supuesto viendo y fotografiando los cosplays y todo el contenido de las exposiciones, que marcan la novedad en el gran recinto ferial, de la Casa de Campo haciendo que cada año siga mereciendo la pena acercarse a verlo.

* Todas las imágenes de este post han sido tomadas por Lucía Berruga (L.B.)

EL EXPOCÓMIC HA CELEBRADO SU XVI EDICIÓN, ENMARCANDO PARA MUCHOS EL FINAL DE UN AÑO MÁS

El pasado domingo 15 se cerraron un año más las puertas de la XVI Salón Internacional  del Cómic de Madrid que se celebró en el Pabellón de Cristal del Recinto Ferial de la Casa de Campo, y, como todos los años, los cuatro días de duración de este acontecimiento fueron aprovechados al máximo por personas de todas las edades  amantes del comic y del manga donde, disfrazados o no, pudieron sacar a relucir su lado más friki enterrándose en los cientos de productos de este género que ofrecen los stands del evento tras una dura y fría espera en la calle para sacar las entradas, pero que sin duda mereció la pena.
Desde niños, hasta adolescentes, jóvenes y adultos, tanto tras como delante de los puestos, todos pudimos disfrutar de los stands de siempre, pero esta vez acompañados de un espacio aún más amplio al estar muy bien organizado y todo por separado, de forma que en la planta superior estaban las zonas de juego y de cosplay (incluido el stand de maquillaje gratuito) y en la inferior los puestos para comprar la amplia variedad de productos que se nos ofrecen, al gusto de todos, así como las exposiciones que todos los años se exponen en los salones del comic, siempre en relación con este noble arte de narración en forma de historieta.

Entre los puestos destacan las tazas y chapas, así como las camisetas más frikis e innovadoras del mercado, con los mensajes de películas como V de Vendetta con “El pueblo no debería temer a sus gobernantes, los gobernantes deberían temer al pueblo“, o haciendo gala de las hordas de no muertos con “Esta es mi camiseta de matar zombis” manchada con sangre… por supuesto también había camisetas de Star Wars, Juego de tronos e incluso a otros personajes más populares y entrañables como Totoro, el espíritu del bosque, o a los adorables minions convertidos en personajes de Marvel.

 

En lo que respecta a las exposiciones hubo varias, como viene siendo habitual en los últimos años; personalmente me quedo con la de 12 nombres imprescindibles para la prehistoria del cómic español presentada por El Museo ABC que realizó para el evento una breve selección que pretendía rescatar y destacar la figura y las obras de los pioneros de este arte en España, de aquellos que iniciaron y pusieron en marcha este territorio creativo que con mucha frecuencia se ha visto menospreciado y reducido a espacios marginales.

 

12 nombres imprescindibles: Apel.les Mestres, Ángel Pons, Karikato, Joaquín Xaudaró, Mecachis, K-Hito, Francisco López Rubio, Tito, Sileno, Fresno, Francisco Ramírez Montesinos y Emilio Ferrer. Aquí os pongo uno de las viñetas de Tito, uno de los 12 que ayudaron a dar forma al lenguaje de la historieta en nuestro país con Por esas calles. El regimiento Pasa y El avión que pasa… y el ratero que se aprovecha.
 
Otra de las exposiciones que he de destacar fue la de Las superheroínas de Elektra, con dibujos de todas las versiones de los superheroes pero en mujer, incluyendo también otras superwoman sin relación alguna con el género de superhéros masculinos. Entre estas super mujeres destacar a la Ladrona, Capitana América, Medusa, Chica Invisible, Maléfica, Estela Plateada, Thora y Blackcat.

 

Sin embargo, entre todas ellas y a pesar de fascinarme por el gran talento que derrochaban estas creaciones de Fernando Vicente, me quedé con una de ellas, con la Chica Antifaz, de pelo corto y oculta tras un antifaz, desnuda pero tapada y delicada, no exhuberante como las demás, en nada atrevida si no fuese por la mirada penetrante al otro lado del antifaz… no sé porqué me gustó tanto, pero el caso es que si tuviese que escoger una de todas no dudaría con cuál quedarme.

 

Por supuesto para los más hambrientos también hubo puestos de comida, el de toda la vida por decirlo así con el de las chucherías gigantes y el de las fondues de chocolate, que ya lleva unos años estando presente en estos eventos; sin embargo este año hubo una novedad nueva para mi:  panqueques y gofres hechos en el momento, con relleno a elegir entre varias mermeladas, miel, azucar y chocolate.
Yo, acostumbrada al bizcocho bañado en chocolate del stand de las fondues, hice un cambio y me pedí un panqueque, que eran muy grandes, relleno de chocolate y un poco de mermelada de fresa, el precio, como todo, era un poco alto (3,50) pero desde luego como desayuno no tuvo precio.
Entre los stands destacar el de Imágica, de Alberto Santos, donde entre otros libros se promocionaba el de su nueva escritora novel T.F. Famux con su primera novela: La marca del Guerrero, que compré para apoyar a las nuevas plumas literarias que van surgiendo, ya que me parece importante darles un empujoncito; de momento me está gustando bastante y espero poder haceros pronto la reseña del mismo.
Otro de los stands destacados fue el de La Escuela Superior de DibujoProfesional, muy grande, donde estaban algunos de los alumnos haciendo una muestra del talento que allí se incentiva y se forma. Por supuesto todo como una habil estrategia de publicidad al ver el trabajo y las obras en directo de lo que tu mismo podrías hacer si te matriculas en sus cursos, muy caros por otro lado, pero con magníficos resultados, como puedes comprobar personalmente.
Por último mencionaros, como no, los fantásticos disfraces que puedes encontrar por sus pasillos, donde la creatividad y el trabajo duro de varios meses para muchos de ellos es expuesto en estos únicos cuatro días, en especial en el domingo, día elegido para los concursos de cosplay; es entonces cuando el Expocómic se llena del color de los trajes y la música de las representaciones y todos podemos disfrutar del trabajo que los más extrovertidos se atreven a mostrar en público. Aunque no es necesario subirse al escenario, pues todos los ojos se encuentran clavados en la gente disfrazada con la que te cruzas, los cuales posan encantados para las fotografías.
De entre todos los vistos me quedo con tres de ellos, los famosos Caballeros del Zodiaco, cuyos disfraces de gran tamaño crearon sensación por donde pasaron y un grupo disfrazado de los personajes del gran juego League of Legends, también muy currados, llevando los cascos y las armas, sin faltarles detalles a simple vista.
Pero para finalizar elijo un clásico, un disfraz que me encantó porque estaba excepcionalmente bien hecho y porque, aunque no tuviese relación con ningún cómic, muestra la importancia de los orígenes, lo destacado de las primeras historias con las que nos criamos, da igual de donde provengan siempre que tengan significado; ese disfraz no fue otro que el de la malvada reina de Blancanieves y con ella me despido.

 

El Salón del Cómic es una muestra de esa vuelta al principio de las historias, reconstruye cada año esos orígines con sus stands, sus exposiciones y su gente, avanzando siempre hacia delante, hacia un año más para seguir creciendo y creando ese espacio que para tantos es tan importante.
* Todas las imágenes de este post han sido hechas por Lucía Berruga Sánchez (L.B.)

SANTA LUCÍA O LA FIESTA DE LA LUZ

Es mejor encender una vela que maldecir a la oscuridad” Confucio

Mañana es 13 de diciembre y curiosamente coincide este año con un viernes 13, un día que para algunos
implica un día de mala suerte, mientras que para otros, en especial para mis tocayas el día 13, caiga en el día de la semana que caiga, es un día bonito porque, qué narices, tenemos un nombre bonito. El caso es que mañana es 13 de diciembre, Santa Lucía, la patrona de los ciegos, la santa de la luz, y  su llegada cada una lo celebra como quiere: comiendo con la familia, felicitando a sus tocayas, tomándose un desayuno especial o, simplemente, pasándolo como si fuese un día más del calendario.

En costumbres y tradiciones cada persona es un mundo, en mí caso, sinceramente, me gusta mi santo porque cuando iba al colegio yo no celebraba mis cumpleaños debido a que caen en agosto y no había nadie con quién celebrarlo a parte de la familia, y a día de hoy lo seguimos celebrando. Para mí es un día especial, me gusta mi nombre y me parece muy importante la presencia de la luz en nuestras vidas, el tenerla presente incluso en los días más oscuros… para mí mi santo es un día de descanso en los días del invierno, donde no importa que haga frío o que no haya sol, porque es el día de la luz.

Un poco cursi, lo sé, pero el caso es que mi inquietud por saber un poco más acerca de este día, que tan importante es para mí desde niña, me hizo investigar un poco y me encontré con la llamada Fiesta de la Luz, realizada en toda Suecia, un ejemplo de la importancia que tiene este día para algunos. De esta forma sólo aquellos que tengan al suerte de hallarse en esta fecha en cualquiera de los rincones del bonito país escandinavo podrán presenciar esta escena tradicional que celebra el solsticio de invierno: el día más corto y la noche más larga del año, para la cual la Fiesta de Santa Lucía se hace alumbrando la oscuridad que envuelve Suecia desde todos sus pueblos y ciudades.

Esta fiesta se materializa en cientos de velas que llenan todos los rincones creando una escena mágica, de cuento… una atmósfera que arropa a todos los que participan de ella, y que van de la mano (o mejor dicho de la cabeza) de las muchachas llamadas Lucía que encabezan las procesiones portando con coronas de velas y siendo seguidos por sus damas de honor y los niños estrella. Según la tradición la Lucía principal (aquella que porta sobre su cabeza una corona de velas engarzada a una diadema y va vestida con una túnica larga y blanca, ceñida a la cintura por un fajín rojo) lidera a todos los demás participantes en esta ceremonia.
Las damas de honor portarán una vela entre las manos mientras que la Lucía las llevará unidas en actitud de rezo y los niños estrella irán además vestidos con capirotes adornados con estrellas doradas (de ahí su nombre), y ya por último los más pequeños, vestidos de duendes… todos van en procesión y, mientras avanzan llenándolo todo de luz, van cantado villancicos y canticos populares suecos que rompen el silencio y la oscuridad de la noche.
Está claro que ni el invierno ni la llegada de la Navidad serían lo mismo sin esta ceremonia que los suecos han sabido convertir en todo una exposición de delicadeza y belleza y que recorre las escuelas, los hospitales, las residencias de ancianos y los numerosos centros de trabajo del país, convirtiéndose también en una fiesta enfocada y dedicada a un bien social.
Otro de los detalles de esta ceremonia es que las muchachas reparten a su paso galletas de jengibre o pepparkakor y los bollos de Lucía o lussekatter, unos dulces de harina de trigo condimentada con azafrán, a los que se da forma con espirales y se decora con dos pasas.
Cada pueblo y ciudad sueca elige a su propia Lucía, aunque también hay una Lucía nacional que sale por televisión, una especie de concurso de belleza, lo más similar a este tipo de competiciones dadas en un país no muy amigo de ellas. Lo que pretende el nombramiento  es que este proceso sea más democrático y abierto, que termina en el día 13, cuando se desvela a la ganadora total y se la lleva en una carroza tirada por caballos, muy bien iluminada, para ir extendiendo la luz a su paso.

Una bonita tradición que sin duda deja su huella, muy luminosa por cierto, en todos los que lo llevan a cabo y en los afortunados que pueden contemplarlo. Una forma ideal para iniciar los festejos navideños y todas sus celebraciones repletas de luz que iluminan las casas y los barrios de las ciudades; esta celebración para ellos es la llegada de la luz, la luz ante la noche más larga que dará paso a días más brillantes y luminosos, pues con ella empieza la cuenta atrás de la oscuridad, y la despiden llenándola de luz.

Sin duda es una de las ceremonias más centrales en la cultura sueca, con una clara vinculación a su forma de vida, donde la luz, la oscuridad, el frío y el calor marcan una constante en su día a día. Algo único que se repite todos los años y que, al menos una vez en la vida, habría que ir a contemplar en persona; no me cabe duda de que debe de ser una experiencia mágica.

* Todas las imágenes de este post han sido obtenidas de las fuentes de imágenes de Internet